Una suerte de biobibliografía de Günter Rodolfo Kusch de Los Malditos de la Historia de Galasso

LAS -INVITACIONES- DE GUNTHER RODOLFO KUSCH

Alfredo Armando Aguirre

No me avergüenza confesar que recién hacia 1984, me encontré con La Seducción de la Barbarie. Análisis herético de un continente mestizo, de Rodolfo  Kusch

Günter Rodolfo Kusch (1922 – 1979 )

La Otra Historia – Mitos y Cultura Popular

Los Malditos en la Historia Argentina 

Enrique Santos Discépolo "Discepolín"

info@discepolo.org.ar  / www.discepolo.org.ar

  

LAS  – INVITACIONES – DE

GUNTHER RODOLFO KUSCH

 

Creo ser congruente, con el personaje que da origen a estas digresiones, decir que las formulo desde la ciudad argentina de Buenos Aires, promediando mis cincuentidós años, en estos fines de octubre de 1999.

 

No me avergüenza confesar que recién hacia 1984, me encontré con: "La Seducción de la Barbarie. Análisis herético de un continente mestizo", de Kusch, provocándome el deleite de enterarme de alguien que habia plasmado pensamientos tan afines a los míos.

 

Creo que eso le debe haber pasado a muchos, cuando se toparon con  la obra de este pensador argentino, de raíces germánicas y protestantes, que vivió en la Argentina, la mayor parte del tiempo en la ciudad de Buenos Aires, entre 1922 y 1979.

 

La obra de Kusch, es para empezar: "autobiográfica"; escalo a lo universal    "describiendo su aldea". Por ello para asomarse a su "estar siendo", no puede desgajarse a Kusch, del tiempo y el espacio geográfico, en que desplegó su parábola vital.

 

Dejo para otros, mas entendidos en los vericuetos del alma humana que yo, lo que Galtung, llamaba las variables de personalidad de Kusch, me limitaré a intentar acercarme a lo que ese autor noruego denominaba las "variables de base".

 

Y quisieron las cosas que Kusch viviera en la ciudad de Buenos Aires las décadas del treinta y del cuarenta, y obviamente parte de la que le antecedió y de las que le sucedieron hasta su mudanza al Noroeste Argentino, aunque viniera a morir a la ciudad en que nació.

 

Y Kusch, con su obra, devino en uno de los elocutores de la fluencia argentina de ese tiempo. Y fue un particular elocutor, y allí radica su originalidad. Porque pudo formalizar lo que ninguno como él lo hizo antes- Porque en esas formalizaciones se manifestó por los que nunca habia tenido acceso a la "cultura formal", y que, sin embargo, antes, durante y luego de la parábola vital de Kusch, se manifiestan profusamente y/o se sienten plenamente identificados, con lo que se conoce como "cultura popular".

 

Seria una apreciación que no comparto, sostener que Kusch, fue un traductor a la lengua erudita de los contendidos de la "cultura popular" argentina y americana.

 

Si se puede conjeturar, que Kusch, ayudo y sigue siendo una ayuda, para que muchos, neutralizados, al menos parcialmente  por la cultura formal hegemónica, no solo en Argentina si no en toda "nuestra América", se religuen con la autentica fluencia vital argentina y americana.

 

Mas la aventura del pensamiento es una saga colectiva. Hoy resulta claro que personajes como Kusch, no estaban solas en la búsqueda. Pero estaban tan dispersos, por el maldito sectarismo parroquialista que tantas energías dilapida, que no llegaron algunos siquiera a conocerse al menos a través de sus obras, para potenciar, como se dice ahora una sinergia, que hubiera contribuido a la elevación cultural de todos.

 

Hay, al menos dos pensadores argentinos, cuyas producciones tiene puntos de contactos con la de Kusch. Bernardo de Canal Feijoó(fallecido luego de una prolongada vida en 1982), y el cordobés Saúl Alejandro Taborda (fallecido en 1944). Las citas y comentarios de Kusch sobre Canal Feijoó,  demuestran que conocía su obra. Poco enfatizan algunos estudiosos de Kusch, que el "estar" o "el estar siendo", categorías emblemáticas del pensamiento de Kusch, fueron antes esbozadas por Canal Feijoó, que ya se refería a los "seres estando" y al tema del "estar", al que tambien hizo referencia Keyserling en sus "Meditaciones sudamericanas".

 

Como me enteré de las existencias de Kusch y de Taborda, casi simultáneamente, en la medida que íbamos recorriendo sus escritos, ciertas similitudes de pensamientos, generaron la inquietud de saber si Kusch, sabía de la existencia de Taborda. No hay testimonios de que ello se haya producido, salvo que hacia el final de su existencia en Salta o en Jujuy, ese conocimiento se haya producido. Aunque Taborda, no haya descendido hacia lo subyacente  del pasado precolombino, hay en su concepto de "lo facúndico", íntimas ligazones con las concepciones kushianas.

 

Queda pues para quienes nos nutrimos del pensamiento kushiano, la sugerencia de "cruzarlo" creativamente con las producciones de Taborda y de Canal Feijoó. Me parece que tal abordaje resultaría muy fecundo, si es que ya en algún lugar alguno lo hubiera hecho o lo estuviera haciendo, y no nos hemos anoticiado de ello…

 

Más, al menos en el presente desarrollo, lo que pretendo, es insinuar que la obra de Kusch, es una poderosa "invitación", para descubrir, redescubrir o "reinventar", toda una fluencia vital, que ha permanecido obliterada, neutralizada por los portadores de las categorías emergentes del "logos " occidental.

 

Porque Kusch, al " describir su aldea", poblada de indios, porteños y dioses, necesariamente iba a entrar en conflicto con quienes desde las sucesivas y conflictivas cosmovisiones occidentales, o bien las habían ignorado, o bien las habían soslayado o bien habían querido(y aun lo quieren), hacer encajar en sus respectivos lechos de Procusto.

 

Su anatematización de las clases medias, del cientismo que campea en las universidades de las grandes ciudades americanas, a la vez que se suma a las corrientes de cuestionamiento de los "occidentes", explica las resistencias que genera Kusch.

 

Con su apuesta vital, que llevó hasta las ultimas consecuencias en Maimará, puso y pone al desnudo las vulnerabilidades de quienes  creen sentirse seguros, adscribiendo a las ofertas aparentemente contradictorias de la cultura formal occidental.

 

Es por eso, que quizás este en buen camino, quien piensa que la universidad no es un ámbito adecuado para la predica de la obra kushiana.

 

Lo de Kusch ¿podemos llamarlo cosmogonía?. ¿Cosmovisión?, es post occidental, transoccidental. Todo indica que iría mas allá de las alternativas que se fueron generando bajo el paradigma de lo occidental.

 

Antes de su egreso de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, en 1948, daba testimonios Kusch, de su propensión por la búsqueda de una filosofía americana.

 

Antes señalé, que no era menor la circunstancia histórico – geográfica en que Kusch fue madurando su pensamiento.

 

Kusch nació el mismo año 1922, cuando la radiodifusión comenzaba en Buenos Aires y de inmediato fue un canal para difundir la música de tango y el radioteatro tomado de los mitos populares que se habían incorporado al circo criollo y al sainete, con antecedentes remotos en los cielitos de Hidalgo y en los payadores.

 

En 1933, comenzaría el cine sonoro en Argentina, con el estreno de un film cuyo titulo es por demás significativo: "Tango". Asi el circo criollo, el sainete nacional, la radiofonía y el cine sonoro(con antecedentes del cine mudo como los de Ferreyra) y las revistas que los aludían de circulación masiva, fueron generando una sinergia, que corona en la década del cuarenta, catalogada  como la "década de oro del tango".

 

Es en el decurso de esa fluencia de cultura popular surge el fenomeno conocido como peronismo.

 

De allí que sus artículos sobre tango y  su "Ciudad mestiza", de 1952 (Al año siguiente del comienzo de la televisión argentina), y su "Seducción de la Barbarie", del año siguiente, delinean el tejido conceptual sobre el que habría de urdir su obra Kusch, aun antes que estallara el drama de 1955, cuando un sangriento golpe de estado, sacó al peronismo de las estructuras formales del poder.

 

Testimoniando, que "las circunstancias limites, son el origen del filosofar", Kusch continuó su obra, en medio de la tarea docente con la que se sostenía materialmente.

 

Sería su época teatral, donde se las agarro con los grandes mitos argentinos: el omnipresente tango, el Juan Moreira, el Chacho Peñaloza, la insoslayable referencia a Discepolín.

 

Mas hay un momento de la trayectoria de Kusch, donde descubre que tras los arrabales porteños, tras las historias dramáticas que encierra cada tango, habia sutiles vasos comunicantes que desde los suburbios de la  ciudad  de la "yegua tordilla" se sumergían en la América Profunda, aflorando en el Altiplano ( ex – Alto Perú).

 

Los dioses serían  los "pontífices" entre "la mala vida Porteña" y el "mero estar" del "Ucamau Mundajja".

 

Es frecuente encontrarse con gente que trato al Kusch de la década del setenta. Al Kusch de Salta. Al Kusch que se habia acercado al peronismo, seguramente porque habia llegado a percibir luego de un largo camino todo el "hedor", que irradia el magma "grasita"  que anima a los peronistas, a pesar de sus dirigencias "occidentalizadas".

 

Aunque algunos de sus seguidores y estudiosos, piense distinto, yo creo que el Kusch final, estaba en el perfeccionamiento o en el refinado, del Kusch de los cincuenta y de los sesenta, que por otro lado no habia hecho mas que elaborar las vivencias del Kusch de los veinte, los treinta y los cuarenta.

 

No obstante, talvez estas consideraciones precedentes, estén vinculadas con las dificultades que hubo y hay en este medio para hacer trascender las producciones anatemizadas por la cultura "formal".

 

Pero volvamos a la intención de este desarrollo.

 

Soy de los que piensan que abrevar en la obra de Kusch y en su testimonio de vida, es un poderoso estimulo para releer, reabordar y reaprender a los productos de la cultura argentina, que aunque consagrados en el alma popular, fueron considerados como "géneros menores", y lo siguen siendo por los cenáculos "occidentalizados".

 

Porque abrevar en el pensamiento de Kusch, nos pone frente a la opción de tener que decidirnos por el hedor de América. Implica preguntarnos " sin eufemismos, sin reservas mentales , con el alma a flor de labios",  hasta que punto estamos dispuestos a dejar todo aquello que nuestra educación formal, fue sedimentando en nosotros, y comenzar a pensar que la sabiduría esta en el silencio, en la negación, en las pinturas de Molina Campos, en la poesía ingenua de Hector Gagliardi, en la música contangiante de un Enrique Rodríguez, en la "Mona Giménez", en lo que hizo con la televisión el "negro" Olmedo, en Maradona, en el cine de Favio, en los Redonditos de Ricota, en Fontova o en Copanni.

 

Meterse en y con Kusch, es un desafío a  descubrir y/o redescubrir que en realidad, hubo, hay  y habrá muchos testimonios de lo que él columbraba era un pensamiento mayoritario y soterrado.

 

Por eso, entra dentro de lo posible que concepciones como las de Kusch, sean anatemizadas, aun con acusaciones personales.

 

Sin embargo,  Kusch dejó su siembra.

 

Se da pues la posibilidad, que si asumimos su pensamiento y su testimonio vital como referencia, podamos finalmente, comenzar a encontrarnos a nosotros mismos, librados al azar de los "dedos divinos"

 

Buenos Aires, 28 de octubre  de 1999

 

AA/

 

N&P: el Correo-e de Alfredo Armando Aguirre es holoar@rocketmail.com

choloar@ultranet.com.arttp://members.tripod.com/~choloar/choloar.html

 

Una suerte de biobibliografía de Günter Rodolfo Kusch

 

Gunter Rodolfo Kusch, nació en la ciudad de Buenos Aires el 25 de junio de 1922. Egresó de la facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires en 1948 con el título de Profesor de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial en Filosofía. Desde 1948 se dedicó a estudiar los problemas americanos. Falleció en Buenos Aires en 1979

 

OBRAS PUBLICADAS

 

"La ciudad mestiza", folleto en "Colección Quetzal", Buenos Aires, 1952. {Biblioteca Nacional No. 323.905). "Seducción de la Barbarie: Análisis herético de un continente mestizo" distribuido por ed. Raigal, Buenos Aires, 1953. (Biblioteca Nacional No. 327.011; Biblioteca Fac. de Filosofía y Letras No. 168-1-23). "Anotaciones para una estética de lo americano", folleto, Buenos Aires, 19_6. (Biblioteca Nacional). "Tango" y "Credo Rante", ed. Talía, Buenos Aires, 1958. (Teatro). "La muerte del Chacho" V "La Leyenda de Juan Moreira", ed. StilcoGraf. Buenos Aires, 1960. (Teatro). "América Profunda", ed. Hachette, 1962, Buenos Aires. (Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores 1962 y Mención de Honor del Consejo del Escritor). 2a. edición, Ed. Bonum, Buenos Aires 1975. "Indios, Porteños y Dioses", ed. Stilcograf, Buenos Aires 1966. "De la Mala Vida Porteña", colección "La Siringa" de la Ed. Peña Lillo, Buenos Aires, 1966. "El afán de ser alguien", ensayo con dibujos de Almataller (tinta china) de Libero Badii, 1965 "Cafetín (Homenaje a Discépolo)". teatro (inédito). "El pensamiento Indígena Americano", Ed. Cajica, Puebia, México, 1970. (Premio Nacional de Ensayo "Juan Bautista Alberdi", producción 1970 – 1971). 2a. edición, Buenos Aires, 1973. "La negación en el Pensamiento Popular", ed. Cimarrón, Buenos Aires, 1975. "Geocultura del Hombre Americano", ed. García Cambeiro, Buenos Aires. 1976. Además, colaboró con artículos y notas en "La Nación"/ "El Mundo", "Verbum", "Sur", "Espiga", "Contorno", "Comentario", rev. de Educación", "Cuadernos de Filosofía" de la Universidad Nac. de Buenos Aires (Argentina). "El Diario","Presencia", (Bolivia). "Idea", (Perú). "América Indígena" del Instituto Indigenista Interamericano, (México). etc.

 

TEATRO

El conjunto "Juan Cristóbal" estrenó su obra teatral "Tango" en la Sala de "La Máscara" el 23 de Agosto de 1957. "Credo Rante" se estrenó en el Teatro de Arte en 1958. "La Leyenda de Juan Moreira" fue estrenada por Francisco Petrone en el Circo – Teatro Arena, Plaza Once, Buenos Aires, en 1958. "La muerte del Chacho", fue trasmitida por Radio Municipal, Bs. As., 1964.

 

PREMIOS

Faja de Honor de Ia Soc. Arg. de escritores 1962, por "América Profunda". Mención de honor del Consejo del Escritor 1963 por la obra mencionada en el párrafo anterior. Mención especial en Ensayo en la Cuarta Fiesta Nacional de las Letras, Necochea, 1967 por "Indios, Porteños y Dioses' y "De la Mala Vida Porteña". Premio Nacional de Ensayo 'Juan Bautista Alberdi ' (producción (1970 – 1971) por "El Pensamiento indígena Americano".

 

ACTIVIDAD DOCENTE

Además de la enseñanza secundaria (25 años), en la Enseñanza Superior: * Fue profesor de Historia de la Cultura y Estética (desde 1963) en la Escuela Superior de Bellas Artes "Pridiliano Pueyrredón" * Universidad Nacional de Salta, Argentina: Profesor de Ética, segundo cuatrimestre 1973; Seminario Permanente sobre Cultura Nacional, octubre – diciembre 1973. Seminario sobre Antropología Filosófica, segundo cuatrimestre, 1973. Fue jefe del Servicio de Relaciones Latinoamericanas (1973 – 1976), Fue organizador del 11mo. Encuentro de Rectores del Área Centro – Sudamericana auspiciado por la UNSa. y realizado en Salta, en marzo de 1974. Seminario sobre Pensamiento y Cultura Popular, 1974 – 1975. En 1975 fue nombrado Director de la Carrera de Filosofía. Realización de un seminario sobre la Problemática Centro – sudamericana, tema central: "El pueblo y las estructuras nacionales", octubre – noviembre 1975. Realización de las 'Primeras Jornadas de Cultura Popular' (servicios de Relaciones Latinoamericanas y acción Cultural), noviembre 1975. Realización del 'Primer Simposio sobre el Hombre Andino y Americano' (Servicios de Relaciones Latinoamericanas y Acción Cultural), con participación de investigadores y especialistas del área y de universidades de nuestro país y Bolivia, 12 a 14 de diciembre de 1975. * Curso en el Instituto Bernasconi sobre "Bases psicológicas y sociales del binomio enseñanza – aprendizaje", para directores de escuelas, 1964. * Universidad Técnica de Oruro (Bolivia): dictó cursos sobre "Filosofía Indígena" (1967) y ' Filosofía Americana" (1970). * Universidad Mayor de San Andrés, La Paz (Bolivia): curso sobre "Pensamiento Indígena" 1967.

 

Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza (Argentina): curso sobre "El Pensamiento Indígena", 1969. * Universidad Nacional de Buenos Aires: clases sobre "Pensamiento Popular", 1974

 

Publicado en "KIWICHA", Año I, Núm. 5, junio/julio de 1995, Tilcara, Jujuy, Argentina

 

Colaboración de

Alfredo Armando Aguirre

choloar@rocketmail.com

choloar@ultranet.com.ar

https://members.tripod.com/~choloar/choloar.html

 

Centro Cultural

"Enrique S. Discépolo"

Avda. La Plata 2193 -1250 Buenos Aires

Tel/fax: (011)-4923-2994