ENTREVISTA A RAFAEL BIELSA

Venezuela no es un factor de inestabilidad regional

Gentileza de Bob Weiss bobweiss@cantv.net

SEMANA entrevistó en Buenos Aires al canciller argentino Rafael Bielsa para auscultar la posición del Cono Sur acerca de la elección de secretario de la OEA y las relaciones con Estados Unidos. La afinidad entre los gobiernos de ( izquierda a derecha) Nestor Kirchner, presidente de Argentina; Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y Luiz Inacio Lula da Silva, presidente de Brasil, es evidente y marca una tendencia política en America Latina.

SEMANA: ¿Cómo ve la compra de armamento por Venezuela?

Rafael Bielsa: No acepto que la compra de armamento por Venezuela sea un factor de inestabilidad regional. No encuentro ningún correlato entre la situación que hay en Ecuador y la inestabilidad en Bolivia con la compra de armamentos de Venezuela, tanto más cuanto que Venezuela no ha sido el único país suramericano que ha mejorado tecnológicamente sus Fuerzas Armadas.

SEMANA: ¿No cree que Venezuela sea factor de desestabilización política?

R.B.: A la Argentina le interesa una Suramérica estable en términos políticos. Estamos en un proceso comercial muy activo. La región está

intercambiando bienes en el interior de la región y nunca es bueno un

proceso de desestabilización en términos políticos. Eso no se predica

exclusivamente de Venezuela, sino de los países que tienen problemas

como Ecuador. Argentina no considera que Venezuela sea un factor de

desestabilización regional. Faltaría a la verdad si dijera que las

relaciones con Venezuela son únicamente de naturaleza comercial. El

día de la asunción de Tabaré Vásquez en Uruguay hubo una reunión

trilateral de Lula, Kirchner y Chávez donde no se habló de comercio

sino de política regional.

SEMANA: Dada la afinidad de Argentina con los gobiernos de Chávez y

de Lula en Brasil, ¿ve al gobierno colombiano como el líder de una

posición ideológica opuesta, más afín a Estados Unidos?

R.B.: No hay un instrumento que permita medir el grado de afinidad de

un gobierno con otro. Para el gobierno argentino no es un disvalor

que un gobierno tenga afinidad con Estados Unidos. De manera que

Argentina no ve al gobierno colombiano como un factor de disrupción

en las afinidades que pueda tener con otros países. Las relaciones de

Argentina con Colombia son excelentes. Nuestro embajador es muy

activo en Colombia, he estado con el presidente Álvaro Uribe y el

vicepresidente Francisco Santos hace 15 días con ocasión de la

conmemoración del primer aniversario del atentado de Atocha. Nuestras

relaciones son inmejorables.

SEMANA: ¿Se puede considerar como una rebelión contra Estados Unidos el empate inicial en la votación para secretario general de la

Organización de Estados Americanos entre el chileno José Miguel

Insulza y el mexicano Luis Ernesto Derbez, apoyado por Washington?

¿No es una señal de que hay que reformar la OEA?

R.B.: Ese empate reveló que hay candidatos con calidades semejantes y

eso no puede ser malo para la OEA. Decir que esto es una derrota para

Estados Unidos es un análisis que corresponde a los analistas y no a

los diplomáticos. En cuanto a la necesidad de repensar la OEA, yo lo

plantearía al revés: esta necesidad viene desde hace mucho tiempo. La

OEA viene de una crisis financiera muy importante, una crisis de

identificación, una crisis de interdependencia con otros organismos

multilaterales, una superposición con otras instancias de naturaleza

multilateral y políticas que están actuando en el hemisferio, y todas

esas tareas fueron las que se plantearon como más importantes en el

momento de la asunción del ex secretario general Rodríguez. La agenda

sigue siendo la misma y me parece que es imperioso que rápidamente la

OEA tenga un secretario general para emprender estas transformaciones

que son indispensables.

SEMANA:¿Cómo evalúa el desarrollo de la Comunidad Suramericana de Naciones? ¿Por qué, a diferencia de Brasil, Argentina propone ir más

lento?

R.B.: Nosotros tenemos un marco económico ya existente que es el

acuerdo entre el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones. La

Comunidad Suramericana es una especie de género dentro de la especie

Mercosur. Nosotros pensamos que tenemos que seguir trabajando en

perfeccionar la institucionalidad del Mercosur, tenemos muchas asignaturas pendientes y creo que tenemos que acompasar en el tiempo la institucionalización de la Comunidad Suramericana. Nadie puede saltar 2,10 metros si antes no saltó 1,40 metros, lo cual no quiere decir que no se plantee saltar 2,10, pero hay que trabajar contemporáneamente fortaleciendo lo que existe.

-La patria tiene que ser la dignidad arriba y el regocijo abajo. Aparicio Saravia