NULL

EE.UU El imperio en decadencia

Lanzan un alerta mundial   El FMI advierte que la economía se descarrilaría por el déficit de EE.UU. y los superávit de Asia LA NACION EDICIÓN IMPRESA Domingo 6 de marzo de 2005 Economía Lanzan un alerta mundial   El FMI advierte que la economía se descarrilaría por el déficit de EE.UU. y los superávit de Asia   ACAPULCO.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó sobre el peligro de que la economía mundial descarrile, debido a los desequilibrios causados por el déficit voluminoso de cuenta corriente de Estados Unidos y los superávit de Asia.   Según informó la agencia EFE, el subdirector gerente del organismo, el mexicano Agustín Carstens, señaló que para este año se prevé que la actividad económica de Estados Unidos se enfríe y que la zona del euro y Japón -se mantenga por debajo del potencial. No obstante, las perspectivas de crecimiento son buenas, en gran medida por el vigor de la expansión mundial del año último (en torno a un 5%), aunque posiblemente se produzca una ligera desaceleración. Carstens afirmó que el principal riesgo que enfrenta este panorama favorable es -la acumulación de desequilibrios en la cuenta corriente entre las principales economías del mundo, el déficit en EE.UU. y el superávit en algunos países de Asia.   Estados Unidos ha venido registrando un déficit por cuenta corriente de alrededor de 5,5% del PBI, que el funcionario calificó como insostenible. Sostuvo que el creciente déficit y el endeudamiento han contribuido a la depreciación del dólar en el último año y medio, aunque este ajuste de momento no ha puesto en peligro la recuperación económica mundial. -Pero si seguimos por este camino, existe el peligro de que los inversionistas fuercen un ajuste brusco, trastornando no sólo los mercados de divisas y capitales, sino también la economía mundial en su conjunto, advirtió.   Y aunque la mayoría de los países emergentes ha mejorado su calidad crediticia, un ajuste brusco de estos desequilibrios, traducido en una rápida depreciación del dólar, impulsaría al alza sus tasas de interés y contraería la liquidez mundial. El número tres del FMI afirmó que no existe «una fórmula mágica» para corregir este problema y que se necesita del esfuerzo mancomunado de todos los países, principalmente los protagonistas. A Estados Unidos le recomendó recortar el déficit fiscal para seguir atrayendo capital. A Europa le aconsejó adoptar reformas estructurales que permitan vigorizar el crecimiento y la demanda interna. Sobre América latina, el directivo del FMI consideró que a pesar de su buena tasa de crecimiento en 2004, todavía afronta graves problemas como el desempleo y la pobreza. E instó a los gobiernos de la región a mantenerse alertas ante la inflación, a avanzar en el fortalecimiento de las autoridades reguladoras del sistema financiero para evitar crisis recurrentes y a propiciar un ambiente favorable a la inversión.     Imprimir      Enviar por e-mail      Agregar a mi carpeta Copyright 2005 SA LA NACION | Todos los derechos reservados   NOTA DE LA NAC&POP: Mientras China comunista se convierte en la primera sociedad en cantidad de consumo de alimentos del mundo, como fruto de su acumulado de superavit y prosperidad, el FMI se suma a Rebelión y otros periodicos marxistas para anunciar la hecatombe que sufrira el mundo a partir de la desastrosa economia del imperio norteamericano. Se viene, se viene, ya lo adelantaramos un par de veces y nadie nos creia. Ni nosotros mismos. MG/N&P. ···································· Clarín Edición Electrónica ···································· INTEGRACION Cuatro países centroamericanos tendrán visa y pasaporte común   Cuatro países de Centroamérica acordaron hoy crear una visa y un pasaporte únicos, así como un protocolo que permita dar curso a las órdenes de captura emitida por sus tribunales y que tenga vigencia regional.    El acuerdo fue alcanzado en la reunión de los ministros de Gobernación de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, a cuyos cuatro países se les conoce en la región como el Grupo Centroamérica Cuatro (CA-4).    Así lo informó el ministro de Gobernación de Honduras, Ramón Hernández Alcerro, quien indicó que los tres acuerdos alcanzados forman parte del proceso de integración política centroamericana.    -En primer lugar (anunciamos) la creación de la visa única centroamericana, esto quiere decir que los cuatro países vamos a exigir los mismos requisitos de ingreso para los extranjeros provenientes de todos los países del mundo, indicó, y añadió que esto significará un impulso al turismo y a las inversiones al facilitar el tránsito por la región.    La visa única entrará en vigencia probablemente a partir del mes de mayo, después de que -en abril- firmen el convenio los jefes de Estado de los cuatro países que se reunirán ese mes para llevar adelante una nueva cumbre presidencial, dijo Hernández.    Según el funcionario, los ministros aprobaron todas las características, tanto de impresión como de seguridad que tendrá el pasaporte centroamericano, cumpliendo el mandato que les dieron sus presidentes en la cumbre realizada el 1 de febrero en Tegucigalpa.    Asimismo, los ministros aprobaron un proyecto de protocolo al tratado de asistencia legal en materia penal para poner en práctica la orden de captura única. Este tipo de medida, emitida por las autoridades judiciales de cualquiera de los cuatro países, tendrá que ser cumplida por las Policías de las otras naciones centroamericanas.    Busca combatir a las bandas de narcotráfico que operan en la región, así como a las pandillas juveniles que operan en Centroamérica, México y Estados Unidos.    Así, Centroamérica avanza hacia la unificación política. El próximo paso lo darán los presidentes de Honduras, Ricado Maduro, y de Guatemala, Oscar Berger, cuando se reúnan el miércoles próximo en la frontera común para inaugurar la unificación aduanera entre los dos países.    El pasado 15 de febrero en la aduana de Guasaule, 160 km al sur de Tegucigalpa, Maduro firmó con su colega de Nicaragua, Enrique Bolaños, la unificación aduanera entre los dos países. La región ya tiene acuerdos a nivel laboral.   NOTA DE LA NAC&POP: Si Centroamérica se suma entre si antes que nosotros, deberiamos ir al sicologo en masa. Bien por los compañeros centroamericanos. Falta Cuba.MG/N&P __________________ Domingo | 27.02.2005   DEBATES Los chinos suben al podio del consumo   Lester R. Brown. Fundador del Worldwatch Institute     Aunque Estados Unidos durante largo tiempo consumió la parte del león de los recursos mundiales, esta situación está cambiando velozmente conforme crece la economía china, sobrepasando a EE.UU. en el consumo de un recurso tras otro.    En cuanto a los cinco productos alimenticios, energéticos e industriales primarios —cereales y carne, petróleo y carbón, y acero—, el consumo chino ya ha eclipsado al estadounidense en todos los rubros salvo el petróleo.    Tomemos sólo un par de ejemplos. En materia de cereales, China le lleva una clara delantera: 382 millones de toneladas frente a los 278 millones de toneladas de Estados Unidos el año pasado. Si tomamos los tres principales cereales, el país más populoso del mundo va primero en el consumo tanto de trigo como de arroz, y sólo secunda a EE.UU. en el de maíz.    Si bien el comer hamburguesas es un rasgo distintivo del estilo de vida estadounidense, los 63 millones de toneladas de carne consumidos por China en 2004 estuvieron muy por encima de los 37 millones de toneladas de EE.UU..    En el caso del acero, un indicador clave del desarrollo industrial, el consumo en China se ha elevado marcadamente y ahora más que duplica al de EE.UU.: 258 millones de toneladas frente a 104 millones de toneladas en 2003. A medida que la población china se urbaniza, con la construcción de cientos de miles de fábricas y edificios de departamentos y oficinas, el consumo de acero ha trepado a niveles nunca vistos en otros países.    En lo que se refiere al petróleo, EE.UU. todavía lleva una sólida ventaja con un consumo que triplica al de China —aproximadamente 20,4 millones de barriles por día frente a 6,5 millones de barriles en 2004—. Pero, mientras que en EE.UU. el consumo de petróleo creció sólo un 15% entre 1994 y 2004, en el nuevo gigante industrial llegó a más del doble.    China importa ahora grandes cantidades de cereales, porotos de soja, mineral de hierro, aluminio, cobre, platino, petróleo y gas natural, productos forestales para madera y papel y el algodón que necesita para una industria textil que domina el mundo. Su voraz apetito de estas materias primas ha hecho subir no sólo los precios de los commodities sino también los del transporte marítimo.    La necesidad de acceder a las materias primas y a la energía que tiene el nuevo gigante industrial influye en su política exterior y de seguridad. Las relaciones estratégicas con países ricos en recursos como Brasil, Kazajstán, Rusia, Indonesia y Australia se basan en contratos de largo plazo para el suministro de productos tales como petróleo, gas natural, mineral de hierro, bauxita y madera.    El que China eclipse a Estados Unidos como país consumidor debe verse como un hito más en el camino de su evolución como líder económico mundial. Su ahorro interno récord y su enorme superávit comercial con respecto a EE.UU. son sólo dos de las manifestaciones más visibles de su fortaleza económica. Ahora es China, junto con Japón, la que está comprando los bonos del tesoro estadounidense que permiten a EE.UU. manejar el mayor déficit fiscal de la historia.    Estados Unidos, el principal país deudor del mundo, ahora tiene una fuerte dependencia del capital chino para garantizar su deuda, que crece con rapidez.    Si China alguna vez decidiera aplicar su excedente de capital a otros fines, ya sea a inversiones internas o al desarrollo de los recursos petroleros, minerales y de gas de otros lugares del mundo, la economía estadounidense se vería en problemas.    China ya no es sólo un país en desarrollo. Es una superpotencia económica emergente que está marcando un hito en la historia económica.    Si el último siglo fue el siglo estadounidense, éste aparentemente será el siglo chino.   Copyright Clarín y Global Viewpoint, 2005. Traducción de Elisa Carnelli. ———————- EN PERSPECTIVA Caza de brujas en la televisión norteamericana   Frank Rich. Columnista, The New York Times     Agradezcamos que a Janet Jackson no se le vieron ambos pechos. En el primer aniversario del problema de vestuario del Super Bowl que conmovió al mundo, es evidente que uno fue suficiente para causar estragos.    La consecuente cruzada de Washington contra la indecencia desencadenó en la televisión estadounidense una ola de autocensura sin precedentes desde la época de McCarthy.    La televisión pública tiene ahora tanto miedo de irritar al gobierno, que flirtea con la autoinmolación. Una vez que hizo desaparecer a las lesbianas del programa infantil Postcards From Buster y eliminó todo lenguaje sospechoso de Prime Suspect, en Masterpiece Theater, PBS editó su emisión del 23 de febrero de Dirty War, la película de HBO-BBC sobre un atentado terrorista, para borrar todo vestigio de desnudez femenina en una escena de detoxificación nuclear. El paso siguiente será eliminar las imágenes de carne lasciva de un documental sobre Auschwitz.    Esta atmósfera cultural represiva quedó oficialmente ratificada el 2 de noviembre, cuando el pecho de Jackson propició el mayor de los golpes: la reelección del presidente Bush. O así lo decretó la horda mediática que declaró que los valores morales eran el tema decisivo de la campaña y que el Super Bowl era el Waterloo de los estados azules.    Los jefes políticos de las organizaciones familiares son muy conscientes de que el juicio televisivo se convierte en realidad sea o no verdad, y desde entonces se sienten envalentonados.    Se dedican a gastar su capital político como marineros borrachos y redoblan sus exigencias de que el gobierno de Bush margine a las personas homosexuales y erradique la educación sexual.    Todo esto podría ser risible si el gobierno no estuviera extendiendo su papel de policía cultural. Pero lo está haciendo. La partida de Michael Powell, el Savonarola de la Comisión Federal de Comunicaciones, y de John Ashcroft, cuya fijación por el pecho derecho se vio estimulada por una estatua del Departamento de Justicia, son falsos indicios.    -Gracias a Dios que se fue, pero Dios nos ayude con lo que vendrá, dijo Howard Stern al enterarse del inminente alejamiento de Powell. Tiene razón. Después de todo, L. Brent Bozell, del Consejo Televisivo de Padres, condenó a Powell por cuatro años de liderazgo frustrado en la lucha contra la indecencia. (La comisión de Powell tuvo la audacia de rechazar algunas quejas del Consejo Televisivo de Padres, que se caracterizan por su obsesión por el pene.)    Bozell, cuya organización tuvo un importante papel en lo que respecta al aumento del número de quejas anuales por indecencia —que pasaron de 111 en 2000 a más de un millón el año pasado— quiere un sucesor más duro, y bien podría conseguirlo.    En efecto, su deseo se cumplió incluso antes de que se designara un reemplazante para el puesto de Powell. El segundo mandato de Bush se inició con la instalación de un nuevo censor gubernamental en otro cargo importante, el de secretario de Educación.    Margaret Spellings ni siquiera había asumido sus funciones cuando embistió contra Postcards From Búster y amenazó a PBS con una reducción del financiamiento porque en un episodio el conejo que da nombre al programa alternaba con madres lesbianas durante una visita a Vermont para aprender cómo se hace la miel de arce. Si bien en episodios anteriores Buster había visitado musulmanes, mormones, judíos ortodoxos y cristianos pentecostales, las parejas homosexuales (incluso cuando no se las identifica como tales ante las cámaras), están prohibidas para nuestra nueva secretaria de Educación.    Copyright Clarín y The New York Times, 2005. Traducción de Joaquín Ibarburu   NOTA DE LA NAC&POP: Otra muestra mas de los reyes de la libertad de prensa, de los adalides de la liberad. Lo que pasa que una cosa es libertad y otra es libertinaje. Si, ya escuchamos eso.MG/N&P _____________ Pagina 12/ Buenos Aires-Argentina, 06 Marzo 2005   La cicatriz ajena   Por José Pablo Feinmann     A Discépolo, con el primer peronismo, le vino, inesperada, la esperanza que nunca había tenido. Sus tangos eran meditaciones existenciales (Qué Vachaché se escribe dos años antes que otro texto sombrío de la década, no un tango, pero no por eso menos sombrío: Ser y Tiempo, la ontología existenciaria de Heidegger alimentada por las desesperanzas de la República de Weimar) y esas meditaciones llevaban a socavones sin retorno: -Tres esperanzas tuve en mi vida/ Dos me engañaron y otra murió. Lo engañó la vida, lo engañó el amor, se le murió la madre. (En estos tangos que prefiguraban el país enajenado de los treinta, la madre bien puede ser interpretada como la patria.)   Se ha dicho que el peronismo mató al tango. No está mal. Si el tango nace como rezongo algo pendenciero, algo machista, algo misógino, claramente pesimista, nada impide pensar que, en Discépolo al menos, el rezongo se vuelve alegría, luminosidad.   Desaparecido el malhumor existencial, muere el tango de las quejas y los corazones despedazados. Es historia conocida que Discépolo accede a la radio en un contexto antidemocrático. El peronismo tenía las radios. El antiperonismo, no. Después fue exactamente al revés. Pero no vale, aquí, ahora, detenernos en esto. Cierto es que Discépolo alimenta su esperanza y la proclama en un esquema comunicacional autoritario. Pecó de ingenuo o no.   Como sea, lo que dijo durante esas jornadas de 1951 constituye un raro poema a la esperanza. La luz que en el corazón de un hombre sensible abre la equidad social. Uno no sabe si tiene ganas de discutir si el país que Discépolo veía en sus charlas radiales era real o era el que él quería ver.   Como fuese, hoy, a mí, a muchos, nos gustaría ver ese país.   Lo creemos posible. Utópico pero atrapable, a la mano. Lo podemos agarrar si queremos, lo podemos hacer. ¿Qué sistema de producción lo posibilitará? ¿Qué régimen de la Tierra? ¿Qué sistema distributivo?   No creo que Discépolo nos diga qué sistema de producción. Creo que sabía, y muy bien, que hablaba desde un gobierno que, por esos días, acababa de acceder a la más justa distribución del ingreso en la Argentina. No había democracia. Los que se quejaban tampoco habrían de darla. Entre tanto las certezas de Discépolo se cristalizaban en figuras muy concretas, algo inocentes, esas cosas que sacuden el corazón de los poetas, no de los economistas ni de los duros revolucionarios, pero que tienen la consistencia de poder verse, de estar ahí, a la vista.   A Discépolo le conmovían los umbrales. Antes se apiñaban ahí los mendigos. Ahora, otra vez, se los apropiaban los novios. Le conmovía la ausencia del hambre. Y esta ausencia tenía, para él, música. Le decía: -El chamamé de la buena digestión.   Con todo respeto por este vate que transitó de la desesperación a la fe y al que la fe le costó la vida por las injurias de quienes lo odiaron, citaremos algunos de sus textos. Que no deberán leerse, sería otra injuria para un escritor tan expresivo, tan talentoso, desde la vieja, deshilachada antinomia entre peronistas y antiperonistas. El que habla es un humanista, un tipo que sufre el dolor y el hambre de los otros. Y se alegra cuando no los ve.   Si Ernesto Guevara decía que la cualidad más noble de un revolucionario era sentir como propia cualquier injusticia cometida en cualquier lugar del mundo, todos sabemos, por Manzi, que Discépolo fue, siempre, de aquellos escasos (cada vez más escasos, ya casi inexistentes) seres que sienten como propia la cicatriz ajena.    De esta forma, este poeta a quien vengo de exponer en las clases de un curso con el respeto con que lo haría con Góngora, con Machado o con Neruda nos dice a los argentinos de hoy:   -Los mendigos… ¿están? ¿Vos ves los mendigos?   Sobre las calles se desató una correntada, el arroyo de la dignidad, y esa correntada se los llevó, pero no se los llevó para ahogarlos. Llegaron a la costa limpitos, peinados con la raya al medio, cantando no el huainito de la limosna, sino el chamamé de la buena digestión (…)   El mendigo era en este país una vergonzosa institución nacional. Porque había gente que, así como unos hacen tangos, pañoletas o mandados… ellos hacían pobres. ¡Fabricaban pobres! Y los pobres se te aparecían en los atrios de las iglesias, en las escaleras de los subtes, en la puerta de tu propia casa, famélicos y decepcionados. ¿Y ahora los ves? ¡No los ves! ¿Y eso no te conmueve?   -Ahora las manos se extienden, no para pedir limosna sino para saber si llueve. Acordate cuando volvías a tu casa, de madrugada, y descubrías en los umbrales, amontonados contra sí mismos, a los pordioseros de Buenos Aires. Ahora la exclusividad de los umbrales han vuelto a tenerla a los novios. (¿No sería una buena idea una edición de los textos de Discépolo ilustrados con los geniales dibujos de Calé? ¿No se ven los personajes de Calé en una frase como -limpitos, peinados con la raya al medio?).    Discépolo hasta abandona la geografía del tango que tempranamente alimentó sus poemas. No quiere más barrios pobres. Hasta tal punto no quiere pobreza, que se despega de las quejas y del pintoresquismo tangueros.   Se acabó -Pompeya y más allá la inundación. -La esquina del herrero, barro y pampa. Discépolo, entre el barro y el portland, elige el portland. Dice: -¿Cómo? ¿Que a vos te gustaba más aquello? Puede ser que te gustase como elemento pintoresco, pero no como medio de tu propia vida.   El suburbio de antes era lindo para leerlo, pero no para vivirlo. Porque a mí no me vas a contar que preferías el charco a la vereda prolija y que te resultaba más entretenido el barro que el portland (…) Claro, vos sólo conocías tu casa confortable y tenías acerca del barrio una idea general y poética. Vos nunca te habías metido en el laberinto del inquilinato, en la prosa infamante de aquellas cuevas con la fila de los piletones, el corso de las cucarachas viajeras y las gentes apiladas no como personas sino como cosas. Vos sólo conocías el barrio de los tangos, cuando los tocaba una orquesta vestida de smoking. Por eso no puede conmoverte como a mí este desfile de las casitas dignas, que hacen flamear la banderola roja de un techo, el trapo verde y fragante de los jardines cuidados. Yo te digo: -¡Se acabaron los conventillos! Y ésta, que es una noticia preciosa y tremenda, te resbala. Claro, no lo sabías. ¡Nunca se te ocurrió pensar en los otros!.   Este país de los primeros años cincuenta, este país de Calé y de Discépolo, fue aniquilado por la dictadura criminal y por el peronismo devastador de los noventa. De aquí que será otro escritor (otro al que le importó la cicatriz ajena, que pensó en los otros) el que habría de pintar ese aniquilamiento. ¿Cómo se veía, desde Rodolfo Walsh (escritor no peronista pero hermanado a Discépolo en la lucha por la dignidad de la vida), en 1977, en pleno aniquilamiento, -el desfile de las casitas dignas, el trapo verde y fragante de los jardines cuidados? Así: -Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convierte en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean las napas subterráneas, millares de cuadras convertidas en un solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares y adornan la Plaza de Mayo (Walsh, Carta a la Junta). Y ya que estamos con el portland, con el pavimento, algo tiene Pepe Mugica que decir sobre esto.   En una noche hermosa (hermosa, sobre todo, para mí, porque tenía el honor de escucharlo a él y aprender de él), este veterano luchador social, cargado de años y de cárceles, este ministro agrario del gobierno socialista uruguayo, me dijo: -Antes queríamos cambiar el mundo, ahora queremos asfaltar algunas calles. Y el que no entienda que hoy, en esta América latina hundida en el hambre por la alianza entre los financistas internacionales y los corruptos de cada uno de nuestros países, esta consigna es hondamente revolucionaria, que se haga a un lado por un tiempito y empiece a pensar de nuevo.   Porque, si como quiere Mugica, volvemos a pavimentar las calles, sacaremos del barro a los nuevos mendigos y, felices, porque nos importa el dolor de los otros, la cicatriz ajena, los veremos caminar hacia el horizonte, paseando otra vez por el asfalto de la dignidad. Como quería Discépolo.   enviar por e-mail      © 2000-2003 Pagina12/WEB República Argentina   NOTA DE LA NAC&POP: ¿Quién garantiza la libertad de expresión? Jose Pablo Feinmann casi siempre rinde tributo a una ideal y supuesta libertad de prensa del sistema democratico. En realidad la libertad o es garantizada por el Estado como construccion de la sociedad con el pueblo como gran protagonista, o es –garantizada-por las corporaciones, donde se pierde la vision de su verdadero carácter dictatorial, como lo es ahora, en nuestra sociedad. Las corporaciones financieras toman el control de los medios nacionales y desde alli ejercen un ferreo control de la información que circula disimulados entre programas faranduleros, de entretenimientos y de cierta imagen de severidad y neutral pertenencia al discurso oficial del establishment, la embajada de EE.UU. y la oligarquia local. Durante  los gobiernos de Peron, el gobierno garantizaba la libre circulación de las ideas a diferencia de lo que-como el mismo reconoce-hicieron, sus detractores,.al derogar al peronismo. Entonces ¿para que rendir pleitesía a una demanda gorila del enemigo del pueblo?  Fuera de ese peaje que Jose Pablo vuelve a  pagar aquí, la nota sobre Discepolo tiene la ternura y la percepción del mejor Feinmann. Excelente. MARTINGARCIA/NAC&POP _________