El ala liderada por el vice Mourao enfrentado en esa posición a Bolsonaro, al ideólogo Olavo y su discípulo el canciller Araujo.

BOLSONARO APOYA EL INTENTO GOLPISTA EN VENEZUELA, SE ENFRENTA CON EL VICEPRESIDENTE MOURAO Y VUELVE A PERDER

Por Walter Formento

La presencia del canciller, Ernesto Araujo, en Washington el preciso instante que se decidió la fallida ofensiva contra Nicolás Maduro, se manifestó inmediatamente en el gobierno de Brasil con el rechazo de todos los sectores nucleados detrás en torno al vicepresidente, Hamilton Mourao que están desde un primer momento estuvo en contra del Golpe contra Venezuela, en contra de permitir ser arrastrados detrás del Tea Party: Pence, Bolton y Pompeo.

Por Walter Formento*

 

El ala liderada por el vice Mourao enfrentado en esa posición a Bolsonaro, al ideólogo Olavo y su discípulo el canciller Araujo.

La presencia del canciller, Ernesto Araujo, en Washington el preciso instante que se decidió la fallida ofensiva contra Nicolás Maduro, se manifestó inmediatamente en el gobierno de Brasil con el rechazo de todos los sectores nucleados detrás en torno al vicepresidente, Hamilton Mourao que están desde un primer momento estuvo en contra del Golpe contra Venezuela, en contra de permitir ser arrastrados detrás del Tea Party: Pence, Bolton y Pompeo.

Itamaraty -la Cancillería brasileña- rechazo en la misma línea la posición de Bolsonaro y Araujo.

Específicamente que el canciller se reuniera con el secretario de Estado, Mike Pompeo y el asesor en seguridad nacional, John Bolton, los dos principales impulsores en DC, en la previa de la fallida maniobra golpista llamada “Operación Libertad” de Juan Guaidó.

Araujo es un discípulo aplicado de Olavo de Carvalho, el ideólogo de Bolsonaro y un admirador del populismo de derecha que acuñó Stephen Bannon.

Ahora embarcado en una internacional de extrema derecha con foco en Europa.

Las aventuras ideológicas de Bolsonaro y su grupo son consideradas por todos los sectores que respaldan al Vicepresidente Mourao como extrañas a la historia de Brasil y su estrategia internacional y suramericana, la más interesada en evitar cualquier tipo de incursión armada en Venezuela.

Cualquier actividad que reduzca la capacidad de definir su política interior y exterior particularmente de relación con sus grandes socios comerciales como China e India y su gran socio en Suramérica que es Argentina.

El general Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, describió el levantamiento de Guaidó el 1ro de mayo, como un movimiento que parecía un pelea entre barras bravas de fútbol.

En relación, a que el puñado de militares que acompañó a Guaidó y Leopoldo López en su asonada, fue dispersado con poco más que gases lacrimógenos.

Heleno junto al general Fernando Azevedo, ministro de Defensa, forman un tridente con el también general y vicepresidente Mourao, que intentan conducir al Brasil en relación con las grandes tendencias mundiales relacionando a Suramérica con China y el Asia-pacifico.

Mourao y su equipo, se reunió el martes con Bolsonaro para analizar la evolución de los acontecimientos en Caracas.

Luego Bolsonaro afirmó en declaraciones al canal Bandeirantes que la posibilidad que Brasil acompañe una eventual incursión armada de Estados Unidos en Venezuela era “próxima a cero”.

 

 

*CIEPE /Director

www.ciepe.org.ar

Facebook: www.ciepe.org.ar

@mail:  ciepe1995_arg@yahoo.com.ar