A todas y todos, las amigas y amigos, hermanxs y compañerxs que se preocupan por mí:

LA CARTA DEL PADRE PACO

Por Francisco "Paco" Olveira

Centrémonos en lo único importante caminar junto a nuestro pueblo en estos momentos de tanto dolor causado por este gobierno. Sin odio como nos decía el Beato Mártir Campesino Wenceslao Pedernera pero con la firmeza de los Beatos Mártires Sacerdotes Gabriel y Carlos de Dios y sin resignarnos como nos enseñó el Beato Mártir Padre Obispo Enrique Angelelli.

Por Francisco “Paco” Olveira

A todas y todos las amigas y amigos, hermanxs y compañerxs que se preocupan por mí: en mi humilde opinión el hecho de mis palabras a Gabriela Michetti no tiene nada que ver con el hecho de que se me prohíba celebrar públicamente en el territorio de Avellaneda-Lanús. Esto era algo que yo no iba a hacer ya que no estoy más en la diócesis y como saben la relación con el Obispo estaba deteriorada.

Así que en si no tiene ningún efecto concreto de sanción.

Si es cierto que el decreto me hace responsable y con términos muy discutibles de toda la situación causada tras la asunción del nuevo párroco pero he decidido no responder ni dar declaraciones pues sería seguir alimentando una espiral que pareciera no terminaría nunca.

Centrémonos en lo único importante caminar junto a nuestro pueblo en estos momentos de tanto dolor causado por este gobierno.

Sin odio como nos decía el Beato Mártir Campesino Wenceslao Pedernera pero con la firmeza de los Beatos Mártires Sacerdotes Gabriel y Carlos de Dios y sin resignarnos como nos enseñó el Beato Mártir Padre Obispo Enrique Angelelli.

 

Un fuerte y agradecido abrazo a todas y todos.

 

Francisco “Paco” Olveira