El jueves 11 de marzo de 2004,

A 15 AÑOS: LOS ATENTADOS MADRID POR ENVIAR TROPAS A IRAK CON LOS EE.UU.

Por Fernando Del Corro

Un grupo de islamistas, según lo reconocido, llevó adelante cuatro atentados en trenes de la ciudad de Madrid que dejaron un saldo de 193 muertos, de los cuales 143 fueron españoles y 50 extranjeros, y cuya justificación fue la invasión a Irak a partir del 20 de marzo de 2003 liderada por los Estados Unidos de América siendo entonces su presidente el republicano George Walker Bush.

Por Fernando Del Corro

11/03/2019

A 15 AÑOS DE CUATRO  EN MADRID CON UN SALDO DE 193 MUERTOS

 

El jueves 11 de marzo de 2004, a hoy desde entonces 15 años, un grupo de islamistas, según lo reconocido, llevó adelante cuatro atentados en trenes de la ciudad de Madrid que dejaron un saldo de 193 muertos, de los cuales 143 fueron españoles y 50 extranjeros, y cuya justificación fue la invasión a Irak a partir del 20 de marzo de 2003 liderada por los Estados Unidos de América siendo entonces su presidente el republicano George Walker Bush.

Dicha justificación, que mereció algún rechazo, se fundó en que entre las tropas que acompañaron la acometida estadounidense las había españolas enviadas por el gobierno conservador del presidente José María Aznar, del Partido Popular, quién se sumó al declarado propósito de derrocar al presidente iraquí Sadam Hussein quién supuestamente había hecho desarrollar en su país armas nucleares.

Si bien hubo algún intento en la materia ello ya había sido abandonado tiempo atrás y los invasores jamás encontraron alguna. Si depusieron a Sadam Hussein, lo juzgaron y condenaron a muerte, lo que se concretó el 30 de diciembre de 2006 acusado de crímenes de lesa humanidad. Algo similar ocurrió en Libia ocho años después, aunque con el consentimiento de las Naciones Unidas, con la invasión y muerte del líder Muamar al Gadafi.

Cabe señalar que tanto Irak como Libia son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como también lo es la hoy conflictuada Venezuela. La invasión a Irak, que generó una guerra defensiva de este país hasta el primero de mayo de ese año , en la que además de España acompañaron a los EUA el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Australia, Polonia y otros, tuvo razones económicas y políticas.

Fernando Reinares

Claro que en España no faltaron quienes como el especialista en terrorismo Fernando Reinares, condecorado con la Cruz del Mérito Militar y vinculado políticamente con la derecha de su país, negasen la vinculación entre los atentados de Madrid y la invasión a Irak. Por el contrario sostiene que ello es nada más que un pretexto ya que tales atentados habían sido planeados antes de 2003.

Los atentados en Madrid, que además de los 193 muertos dejaron también 2.057 heridos, provocaron diez explosiones en cuatro trenes, entre las estaciones de Alcalá de Henares y Atocha, que fueron generadas por mochilas cargadas con el explosivo Goma-2 ECO entre las 7.36 y las 7.39 de la mañana. Faltaban entonces tres días para las elecciones generales lo que provocó acusaciones cruzadas entre los principales partidos.

Ese mismo día en Londres se difundió una carta informando que el atentado fue organizado por Al Qaeda y ejecutado por las brigadas de Abu Hafs al Masri y el 13, en Madrid, apareció un video donde un tal Abu Dujan al Afgani también reivindicaba la autoría de los siniestros sucesos por parte de la misma Al Qaeda, organización terrorista yihadista de la cual dijo ser vocero en el continente europeo.

Estos aparentes reconocimientos iniciales tuvieron una confirmación oficial a partir de las investigaciones policiales sobre lo sucedido el “11M”, como se lo dio en llamar. Dichas investigaciones fueron aprobadas por la Audiencia Nacional y posteriormente por el Tribunal Supremo con lo cual la justicia española dio por ciertas las versiones difundidas en su momento por supuestos voceros de Al Qaeda.

Lo sucedido en Madrid, cuyo nombre original árabe Magerit significa acueducto, fue el segundo y mayor atentado yihadista en España ya que en 1985, en el restaurante “El Descanso”, también en Madrid, uno anterior dejó un saldo de 18 muertos. El más importante en Europa fue la explosión en un avión de Pan Am que se precipitó en Lockerbie, Inglaterra, el 21 de diciembre de 1988 que causó la muerte de los 259 ocupantes y mató a 11 más en tierra.

La España turística hizo que amén de los 143 ciudadanos nativos falleciesen dieciséis rumanos; seis ecuatorianos; cuatro búlgaros; cuatro polacos; tres peruanos; dos colombianos; dos dominicanos; dos hondureños; dos marroquíes; dos ucranianos: un francés; un brasilero; un chileno; un cubano; un filipino; un senegalés; y uno de Guinea Bisáu, totalizando los 50 ya referidos.

En tanto el gobierno de Aznar no dejaba de lanzar sospechas sobre la ETA pero la organización vasca lo rechazó terminantemente. El 12 de marzo unos once millones de manifestantes se lanzaron a las calles de España incluyendo un acto convocado por el gobierno en Madrid. Pero si bien todos condenaron el terrorismo en Barcelona la multitud también enarboló pancartas contra la invasión a Irak.