Urtubey, Massa o Lavagna son los nombres que Clarín y La Nación eligen para meter la cola en el armado del peronismo.

JOAQUÍN MORALES SOLÁ, UN ESCRITOR UCRANIANO

Por Ignacio Campos

Puestos a imaginar, de manera muy tranquila, si nos hablaran de Joaquín Morales Solá, podríamos pensar que se trata de un triste escritor que vive en la ciudad de Kiev o Sebastopol, acaso, siendo parte de esos 46 millones de habitantes a quienes seguramente no les interesa mucho la realidad de la Argentina o incluso desconocen quién es el presidente de esta remota república al sur de todas las cosas.

Por Ignacio Campos
InfoBaires 24
03 Febrero 2019

Existe otro periodista y escritor apellidado Van Deer Koy, de ascendencia holandesa seguramente, que padece del mismo desconocimiento que el anterior, pero que aún así se dedica diariamente a desgranar los distintos aspectos de la realidad argentina

Arribo a esa conclusión luego de examinar las aberraciones que desparraman a diario en sus “brillantes” editoriales sobre la realidad criolla.

Ninguno de ellos puede alegar en su defensa desconocimiento de esta realidad, puesto que manejan información de primera fuente y seguramente de los servicios de inteligencia cuando les es menester, si consideramos que el diputado de la derecha más recalcitrante, Waldo Wolf, reconoce públicamente acceder a los datos de todas las personas, en una clara manifestación de omnipotencia, ¿cuánto más harán estos escribas miembros del poder real?

Tergiversar la realidad es mentir y está claro que la mentira en manos de un político es una aberración que puede hacer mucho daño.

Pero si deviene de un periodista, que responde de manera obsecuente a un multimedio hegemónico y con poder sobre la opinión pública, puede ser peor aún, puesto que es de ese modo que no sólo denigra a su profesión, sino que engaña a la población de manera artera, llevándola a visualizar la realidad de manera equivocada con la intención final de que eso sea así y no de otra manera.

Urtubey, Massa o Lavagna son los nombres que Clarín y La Nación eligen para meter la cola en el armado del peronismo, los presentan como las verdaderas alternativas en un eventual recambio, ante la segura derrota de Macri, desoyendo el clamor popular, ninguneando esta realidad evidente que se expresa a través de Cristina Fernández de Kirchner.

Urtubey, Massa o Lavagna son los nombres que Clarín y La Nación eligen para meter la cola en el armado del peronismo

Mienten cuando, puestos a interpretar una encuesta, descalifican el ascenso innegable de la ex mandataria argentina en dichos muestreos.

Y, en línea con sus medios hegemónicos, pretenden, en lo que se ha denominado “ la militancia del ajuste” , hacer ver que comer de una basural es normal, que una niña madre es poco menos que una heroína sin mencionar el hecho de que siempre es producto de una violación, que vivir hacinados en 16 mts cuadrados es cool, que vivir dignamente es un engaño del populismo al que no se debe volver, que ante una ola de calor lo más aconsejable (por ellos) es prender el ventilador o abanicarse, pero jamás usar el aire acondicionado que se ha adquirido precisamente durante el gobierno llamado por ellos “populista”.

Hay más: te cuentan muy sueltos de ropa que podés comer los alimentos aún después de su vencimiento, que es de modernos vivir en la calle y es una tendencia que ha llegado para quedarse, para los niños, nada como alquilarles juguetes o poner en sus arbolitos de navidad cajas vacías pero bien envueltas y con el correspondiente moñito y que está demostrado que comer tierra adelgaza.

Todo ello que expresa el estado de situación y decadencia en que vive la población argentina desde hace tres años y que tiende cada día a empeorar, va acompañado por las mentiras y ocultamientos de la información verdadera.

No te dicen que Vidal pretendía el desdoblamiento de las elecciones en la Pcia de Bs As tratando de evitar ser arrastrada por la brutal caída en la imagen de Macri y que fue el propio vacacionista Macri quien se negó a dicha maniobra.

No te cuentan que varios gobernadores de provincia se han abierto a la idea de regresar con Cristina para evitar la posibilidad de que una boleta que lleve el nombre de la ex presidenta les haga perder la elección.

Si debiéramos seguir enumerando las mentiras de estos periodistas, sería necesario un diario entero

Te mienten cuando publican supuestas encuestas realizadas a empresarios nacionales expresándose confiados en la baja de la inflación en 2019, merced al buen manejo de la economía en manos del FMI o su empleado Nicolás Dujovne , pero no te cuentan cómo se ha fundido un ex presidente de la UIA y hoy pide a gritos el regreso de la populista, reconociendo que se ha pasado 12 años luchando contra ella y pide perdón por ello.

Si debiéramos seguir enumerando las mentiras y engaños perpetrados cotidianamente por estos periodistas, sería necesario un diario entero, pero lo cierto, y como conclusión, es que podemos pensar que, o bien estos señores viven plácidamente sus días en Kiev y Sebastopol, escribiendo fábulas sobre un remoto país llamado Argentina o, por el contrario, son unos personajes siniestros puestos a comunicar sus engaños desde las centrales de la incomunicación, pero con un poder de fuego que los hace intocables e incuestionables.

Evidentemente es esto lo que define a InMorales Solá y Van Der Koy.

Por último, entonces, habría que informarles a estos periodistas ucranianos que si es muy malo comer de la basura en Venezuela, también lo es hacerlo en la Argentina de Macri.