El Llamamiento Argentino Judío condena la actitud injerencista del gobierno argentino que ha asumido una política escandalosamente seguidista del gobierno de los EEUU en relación a Venezuela.

EL LLAMAMIENTO ARGENTINO JUDÍO POR LA PAZ EN VENEZUELA

Si bien Estados Unidos, los 13 países del Grupo de Lima entre los cuales está Argentina y la Unión Europea pretenden desconocer al gobierno de Nicolás Maduro, 148 países del mundo en los que habitan 6.300 de los 7.300 millones de la población mundial, han reconocido al legítimo gobierno de la República Bolivariana.

El LLAMAMIENTO Argentino Judío condena la actitud injerencista del gobierno argentino de Mauricio Macri quien ha asumido una política escandalosamente seguidista del gobierno de los Estados Unidos en relación a la situación de Venezuela.

América Latina es un continente de paz acostumbrado a sufrir recurrentes golpes de Estado impulsados por las oligarquías locales con el financiamiento y el apoyo de Washington para impedir la democratización y las decisiones soberanas de sus pueblos.

Argentina ha sido víctima reiterada de las mismas políticas que hoy pretenden instaurarse en Venezuela con el único objetivo del control de las reservas de petróleo, gas y oro de ese país y la destrucción de toda resistencia al neoliberalismo y a la hegemonía del Departamento de Estado en la región.

Si bien Estados Unidos, los 13 países del Grupo de Lima entre los cuales está Argentina y la Unión Europea pretenden desconocer al gobierno de Nicolás Maduro, 148 países del mundo en los que habitan 6.300 de los 7.300 millones de la población mundial, han reconocido al legítimo gobierno de la República Bolivariana.

El reconocimiento como mandatario de un dirigente que no fue votado de acuerdo a las normas constitucionales de un país significa un gravísimo antecedente que atropella los derechos de los ciudadanos y atenta contra la democracia.

Mauricio Macri, en el marco de una grave irresponsabilidad de la política exterior de Argentina caracterizada históricamente por la no injerencia en relación a conflictos internos de otros países, ha involucrado a nuestro país en una decisión tomada por Donald Trump y el pentágono.

Esta conducta servil contrasta con la digna actitud de México y su presidente López Obrador que retomó la tradicional postura de ese país de no intervención en los asuntos internos de otros estados.

Ante la amenaza de una intervención armada del imperialismo, el LLAMAMIENTO repudia dicho alineamiento y llama a las fuerzas democráticas a expresarse a favor de la paz para evitar el emplazamiento en nuestra América de guerras civiles similares a las que suceden en Siria y en diferentes regiones de África, producidas por el mismo formato belicista que pretende interferir en las decisiones internas de cada país para apropiarse de sus recursos naturales.

 

Marcelo Horestein – Secretario             Jorge Elbaum – Presidente