“La Liberación nacional es sólo concebible en el marco de Patria Grande” (J.Rachid)

LA LIBERACION

Por Jorge Rachid

La Argentina tiene en el peronismo su referencia del “mejor vivir” y los últimos 17 años del UNASUR demostraron que la Patria Grande existe. Por esas razones, negar la continuidad de los procesos de Liberación Nacional, porque en estos momentos los pueblos están en repliegue, ante la ofensiva imperial, nos tiene que hacer recordar que existen Venezuela, Bolivia, Cuba y ahora México ,que resisten esa penetración y afirman su destino.

 

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
3/12/18

Cuando el Libertador Bolívar instruyó a su vicepresidente Santander, para la convocatoria del Congreso Anfictiónico de las Américas, exigió la exclusión de EEUU y Canadá, porque el primero ya avanzaba en “la supremacía blanca” y el segundo era parte de la Corona inglesa.

Pero Santander, desoyendo la indicación y olvidando la Carta de Jamaica del Libertador, los invitó y con esa presencia se desbarató en sueño de la Gran Colombia.

Lo que siguió fue el cercenamiento de Panamá provincia colombiana por parte de EEUU y la mutilación de México, con la colonización de San Francisco, California y Texas.

Esa traición hizo exclamar a Bolívar “he arado en el mar”, pero 20 años después, los líderes populares sudamericanos amanecieron el UNASUR y la CELAC, que reunidas, sin EEUU ni Canadá, lograron fortalecer esos lazos de unidad en la conciencia de los pueblos americanos. La contraofensiva imperial, no se hizo esperar.

En una dinámica similar a los golpes militares de la década del 60, de la mano de la Escuela de las Américas, que funcionaba en Panamá, donde se preparaban los futuros militares golpistas, ahora con la lV Flota, en marcha nuevamente después de 45 años, y con jueces convocados al Departamento de Justicia de EEUU y al Departamento de Estado, junto a periodistas latinoamericanos, sumados a los golpes de Mercado financiero, asienta sus reales el Imperio.

Esa trilogía, perversa y destituyente, permitió acabar con los gobiernos de Zelaya en Honduras, Lugo en Paraguay, Dilma en Brasil, corromper a Lenín Moreno en Ecuador y encarcelar a su vicepresidente Glass, lo mismo que a Lula en Brasil y perseguir a Correa en Ecuador y Cristina en la Argentina, junto a cientos de militantes populares encarcelados por esta nueva ofensiva neoliberal y neocolonial.

Si alguien explica esta situación desde el análisis voluntarista de los errores cometidos por los gobiernos populares, sin someterlo al marco de la política internacional donde los Fondos de Inversión y su herramienta correctiva,que es el FMI, brazo económico del neoliberalismo global, cuyo ejecutor son EEUU y la UE, no podrá avanzar más que en un escenario doméstico y mediocre.

Es que la política se juega en las grandes ligas, donde la mayoría de los países son sometidos por la cultura dominante neoliberal, impulsada por los “dueños del poder”, que dirimen sus conflictos macro económicos al margen de los pueblos, ignorando la especie humana, desde el calentamiento global, que EEUU no firma en los Acuerdos de París, hasta las crisis migratorias, donde los mandatarios del G- 20, “toman nota”.

La muerte, el sufrimiento de millones de seres humanos, pasa por un territorio de especulación de espacios de poder de los países centrales, los mismos que con sus políticas guerreras han devastado y saqueado al mundo de los países emergentes, que no se acoplan a sus políticas de dominación y robo de sus recursos naturales.

Los llamados “populismos” de Latinoamérica entran en esta ecuación.

Sin embargo la memoria colectiva de los pueblos está presente, como lo demuestran los conflictos sociales en aumento, que enfrentan los procesos neoliberales a nivel mundial.

Europa no olvida el Estado de Bienestar de la posguerra mundial, que originó el período de mayor crecimiento en calidad de vida de sus pueblos.

La Argentina tiene en el peronismo su referencia del “mejor vivir” y los últimos 17 años del UNASUR demostraron que la Patria Grande existe.

Por esas razones, negar la continuidad de los procesos de Liberación Nacional, porque en estos momentos los pueblos están en repliegue, ante la ofensiva imperial, nos tiene que hacer recordar que existen Venezuela, Bolivia, Cuba y ahora México ,que resisten esa penetración y afirman su destino.

Todos los demás países latinoamericanos, incluida la Argentina, más temprano que tarde, retomarán la senda de la Liberación Nacional, en el marco de la Patria Grande.

JR/

*Simón Bolívar en la Batalla de Araure