En la historia, siempre fueron funcionales a la claudicación nacional (JR). Siempre “los racionales” fueron funcionales al poder de turno.

LOS “RACIONALES” ESA CLAUDICACIÓN

Por Jorge Rachid

El término “peronismo racional”, usado por los enemigos de la Patria, los mismos que dicen que 70 años de historia arruinaron al país, está utilizado como domesticador de una doctrina filosófica que siempre bregó por el pueblo y la soberanía nacional, contraria a los intereses imperiales

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

24/9/18

 

El término “peronismo racional”, usado por los enemigos de la Patria, los mismos que dicen que 70 años de historia arruinaron al país, está utilizado como domesticador de una doctrina filosófica que siempre bregó por el pueblo y la soberanía nacional, contraria a los intereses imperiales

Quizás algunos argentinos prefieran a la racionalidad de un Rivadavia, probritánico que declaró traidor a la Patria a San Martín y lo hizo juzgar por malversación de fondos.

No fueron racionales French y Berutti cuando a punta de pistola garantizaron el 25 de mayo emancipador.

Tampoco Moreno al fusilar a Liniers cuando la Revolución peligraba.

Sin embargo fue racional Carlos Alvear al pedir ser colonia británica y perseguir a Artigas por luchar contra los portugueses garantizando la independencia oriental.

Posadas racional lo declaró traidor y ofreció recompensa por su cabeza, vivo o muerto.

Los racionales entregaron al embajador inglés Stanford la provincia oriental a los portugueses, sacrificando al íkProtector de los Pueblos Libres.

Más racionales quienes persiguieron “las hordas” federales en nombre de la modernidad de entonces.

“No ahorre sangre de gauchos, que sólo sirve para abonar la tierra” escribía el racional Sarmiento, entonces jefe de policía de Mitre a quien sería el fundador de la Tribuna de Doctrina, el diario La Nación hasta nuestros días, imponiendo “racionalidad” a sangre y fuego, sacrificando miles de argentinos en la guerra de la Triple Infamia.

No era racional el mariscal Solano López porque quería defender la Patria Grande frente a la agresión inglesa.

Tampoco fue racional Rosas al oponerse a la Flota franco inglesa que intentaba someter la soberanía nacional en la Vuelta de Obligado, Tonelero y Quebracho, con miles de patriotas, poco racionales que defendían la Patria.

Los racionales de entonces venían arriba de esos barcos en nombre de “la política seria”, abierta al mundo.

Roca racional provocó el genocidio mapuche tehuelche en  nombre de los futuros dueños de la Patria pro inglesa, actuales terratenientes que piden sacrificios al pueblo.

No podían tolerar los racionales a los inmigrantes trabajadores que querían sindicalizarse y sacaron la Ley de Residencia de Cané, para expulsarlos, como hoy quieren domesticarlos.

Siempre “los racionales” fueron funcionales al poder de turno.

Quienes instalaron  los golpes militares en la Argentina derrocando a Irigoyen, los mismos que son dueños del poder hoy, no podían tolerar la irracionalidad del pueblo en lucha por sus derechos.

Con Perón bombardearon y fusilaron en nombre de la racionalidad de la “libertad y la democracia”.

Los mismos que hoy exigen un peronismo racional y sumiso, desde un gobierno entregador y cipayo.

Pero como entonces en el 55 no pudieron, no dudaron los racionales en provocar el mayor genocidio del siglo XX acompañado de un genocidio social sin antecedentes con millones de desplazados de la pirámide social y expulsados de la historia, en nombre de la racionalidad de los Mercados.

La misma que hoy gobierna nuestro país a control remoto de los poderes imperiales.

Quienes exigen esta nueva racionalidad intentan enterrar los 70 años de historia que en cada período que le tocó gobernar, expuso los intereses nacionales y regionales por sobre los intereses colonizadores que se han vuelto fuertes nuevamente en nuestra América Morena.

El peronismo “el hecho maldito del país burgués”, sigue siendo el faro de las luchas anticoloniales y camino de los pueblos para su Liberación en el marco de la Patria Grande.

Quienes piensan que el peronismo puede adaptarse a “la racionalidad” que exige el poder, es porque han abandonado la doctrina, la política, la filosofía y la ideología de un  movimiento nacional y popular, latinoamericano y revolucionario que seguirá aportando al mundo la visión humanista de la construcción de los modelos sociales solidarios, frente a la lógica macro económica del imperio, impuesto en nuestro país,

No se puede estar un poquito embarazado, o se es peronista, nacional y popular aunque no lo sea o se ha pasado al enemigo.

 

 

Jorge Rachid