Gracias Gringo por tu fortaleza y esa sonrisa que nadie te saca. (FOTO)

VISITANDO AL “GRINGO” FERREYRA TITULAR DE RADIO DEL PLATA Y ELECTROINGENIERIA EN LA CARCEL DE MARCOS PAZ

Por Eugenio Reati

Después de haber pasado años en la UP1 de Córdoba y otras cárceles durante la dictadura, difícilmente podrán quebrarlo con falsas promesas y presiones de “beneficios” a cambio de convertirse en un “arrepentido”. Coincidimos en que ésta causa ha sido armada y diseñada por la Embajada de EEUU con la complicidad de la “justicia” de Comodoro PRO Bonadío-Stornelli y también el diario La Nación a través de su escriba Cabot.

Por Eugenio Reati

NAC&POP

16/09/2018

En medio de los ajustes, el dólar que no para, la crisis y todo lo que viene sucediendo, me olvidé de contar que fuimos a visitar al preso político y querido compañero Gerardo “Gringo” Ferreyra al Penal de Marcos Paz.

Junto a Horacio Viqueira fuimos recibidos por el Gringo y mantuvimos una extensa y cálida charla de tres horas, mate de por medio (cebado como aprendió luego de nueve años de cárcel durante la dictadura militar, según nos dijo).

Le transmití mi solidaridad ante éste injusto e ilegal procedimiento de “los cuadernos” y que sin lugar a dudas es un preso político del macrismo, al igual que Milagro, Boudou, De Vido, Esteche y tantxs otrxs que van llenando las cárceles de Argentina o de Brasil como hacen con Lula.

Coincidimos en que ésta causa ha sido armada y diseñada por la Embajada de EEUU con la complicidad de la “justicia” de Comodoro PRO Bonadío-Stornelli y también el diario La Nación a través de su escriba Cabot.

Nos contaba el Gringo que no por casualidad ese diario ya publicó más de 60 notas contra la construcción de las represas patagónicas a cargo de Electroingeniería (su empresa) asociada a los Chinos.

Claro intento de los yanquis para desplazar a China de América Latina.

Y clara maniobra que aprovecha el macrismo para separar a Electroingeniería y poner alguna empresa de sus amigos.

“No me arrepiento ni me voy a arrepentir de nada”, nos dijo una vez más, y no quedan dudas que así será.

Después de haber pasado años en la UP1 de Córdoba y otras cárceles durante la dictadura, difícilmente podrán quebrarlo con falsas promesas y presiones de “beneficios” a cambio de convertirse en un “arrepentido”.

Nos dijo que va a recibir a todo el que quiera visitarlo, que agradece la solidaridad que le hacemos llegar, y que seguramente pronto nos veremos, cuando exista justicia verdadera y un gobierno democrático y popular.

Gracias Gringo por tu fortaleza y esa sonrisa que nadie te saca.

IR/