El obispo emérito de Viedma, monseñor Miguel Esteban Hesayne, advirtió que el “capitalismo liberal-el neoliberalismo, teme al pobre ...

MONS. HESAYNE: EL CAPITALISMO LIBERAL “TEME AL POBRE” Y LO CONSIDERA “UN ENEMIGO”

Hesayne, en durísimas declaraciones publicadas por la agencia oficial de la iglesia, AICA, señaló “Por el contrario, el cristiano ama al pobre como Dios lo ama, a tal punto que en Jesucristo -su Hijo hecho hombre- se hizo pobre. Y Dios desde su amor, es una solución para el pobre. Jesucristo en su Evangelio nos ha dejado solución para la pobreza indigente”.

 

Por InfoGEI

2018-09-12

Política/ Crisis Social

 

La Plata, 12 Sep (InfoGEI).- El obispo emérito de Viedma, monseñor Miguel Estaben Hesayne, advirtió que el “capitalismo liberal-el neoliberalismo, temen al pobre” y aseguró que en algunos casos “lo consideran un enemigo, por eso han inventado la ayuda como contención: aplacar al enemigo”.

Hesayne, en durísimas declaraciones publicadas por la agencia oficial de la iglesia, AICA, señaló “Por el contrario, el cristiano ama al pobre como Dios lo ama, a tal punto que en Jesucristo -su Hijo hecho hombre- se hizo pobre. Y Dios desde su amor, es una solución para el pobre. Jesucristo en su Evangelio nos ha dejado solución para la pobreza indigente”.

“Dios soluciona al hombre desde el hombre, haciéndose hombre. Dios soluciona la pobreza indigente desde el hombre: haciéndose hombre pobre, y suscitando hombres que desde su pobreza, solucionen la indigencia. Suscita la Iglesia pobre”, explicó.

El prelado sostuvo que “es la conclusión a la que se llega cuando se sigue el pensamiento de Dios sobre los pobres y la pobreza. Dios ama a todos, pero su preferencia son los pobres. Es lo que acontece en una familia; el padre y la madre derraman su ternura, prodigan sus cuidados con preferencia al hijo o la hija de alguna manera carenciado”.

Monseñor Hesayne recomenzó leer un estudio teológico bíblico “Pobreza evangélica y promoción humana”, al que consideró útil para que las comunidades cristianas puedan “encarar la pobreza indigente como Dios la encara y transformarse en Iglesia pobre”.

“Tema que se irá desarrollando en un servicio de formación de una cultura política humana y humanizante”, concluyó. (InfoGEI)Jd