Pasadas las 23.30 horas, finalmente se sentó en la sala el primero de los testigos. Américo Celestino Romay.

MILAGRO:FISCALES DESILUSIONADOS

Sin embargo, esta vez, el declarante no repitió lo que afirmó, o lo que supuestamente denunció, aquel viernes 15 de enero de 2016 ante la fiscal Liliana Fernández de Montiel que, ese día, mientras tomaba declaración a los primeros siete cooperativistas que se habrían presentado espontáneamente esa tarde noche, ella se encontraba en otra audiencia según los registros oficiales.
Las caras de Diego Cussel y Montiel comenzaron a desencajarse.

 

DE DENUNCIANTE A DENUNCIADO

 

Pasadas las 23.30 horas, finalmente se sentó en la sala el primero de los testigos.

Américo Celestino Romay. Luego de tomarle el juramento de ley, los fiscales comenzaron con las preguntas.

Sin embargo, esta vez, el declarante no repitió lo que afirmó, o lo que supuestamente denunció, aquel viernes 15 de enero de 2016 ante la fiscal Liliana Fernández de Montiel que, ese día, mientras tomaba declaración a los primeros siete cooperativistas que se habrían presentado espontáneamente esa tarde noche, ella se encontraba en otra audiencia según los registros oficiales.

Las caras de Diego Cussel y Montiel comenzaron a desencajarse.

Romay dijo que Milagro Sala nunca los obligó a facturar por obras no realizadas.

Que cada uno presentaba sus facturas.

También afirmó que las únicas amenazas que recibió fueron en el año 2016 y en el 2018.

Llamativamente los fiscales no ahondaron en esos amedrentamientos que denunciaba en la sala el dirigente social.

También dijo que todas las decisiones que se tomaban en la Red de Organizaciones eran colectivas, y que cada organización era independiente.

Fuera de sí, la fiscal dijo que entonces no entendía que declaró en aquella oportunidad y, enojada, pidió que se realice extracción de testimonio y se enviara al fiscal de turno para que investigue la posible comisión de delito de falso testimonio, penado con la privación de la libertad.

Un mensaje claro para los que deban sentarse en el banquillo en las próximas audiencias.

La abogada de Mabel Balconte se sumó al pedido de los fiscales que uno a uno adhirieron a la solicitud de Montiel.

Rápido de reflejos, el abogado Juan Cabezas, también solicitó que se haga extracción de testimonio, pero pidió, en cambio, que el fiscal de turno investigue a Romay no por el supuesto falso testimonio en la presente audiencia, sino en aquel entonces, cuando junto a otros cooperativistas denunció a Milagro Sala, quien sabe bajo que presiones.