Cavallo sale jugar a la corrida financiera por fuga de capitales. Cómo lo hizo JPMorgan cuando él era ministro de economía de De la Rúa en noviembre de 2001.

A CAVALLO DE LOS INÚTILES

Cavallo advierte por una nueva fuga de dólares. El exministro de Economía alertó por la creciente desconfianza de los inversores en el Gobierno de Macri. Para eso propuso “ofrecerles a los ahorristas argentinos oportunidades para dolarizarse sin sacar sus ahorros del país y anunciar una política monetaria-cambiaria creíble”.

 

El Destape

02 de julio 2018

DyN.

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo advirtió por una nueva fuga de divisas detrás de la corrida cambiaria que atraviesa el Gobierno. Para el creador del “corralito” todo se debe a la desconfianza de los inversores en Mauricio Macri.

Cavallo analizó que lo que ocurre con el dólar “no es muy diferente a lo que ocurrió a mediados de mayo, cuando comenzó la salida vertiginosa de los capitales de corto plazo que habían sido atraídos por las altas tasas de Lebacs”.

Para eso propuso “ofrecerles a los ahorristas argentinos oportunidades para dolarizarse sin sacar sus ahorros del país y anunciar una política monetaria-cambiaria creíble”.

El economista cercano al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, “el programa negociado con el FMI, a pesar de su inédita magnitud, no ha logrado revertir el clima de desconfianza sobre la capacidad del país para cumplir con sus obligaciones”.

Ante esto, precisó: “No creo que esta desconfianza provenga del temor de que Argentina no logre cumplir con sus metas fiscales y que necesite recurrir a fuertes emisiones futuras de deuda destinada a captar ahorro externo para financiar un fuerte déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos.”

“Mi impresión es que la desconfianza proviene de la incapacidad que está demostrando el país para evitar que el ahorro nacional se fugue al exterior”.

“Cuando el gobierno trata de convencer a los ahorristas que mantengan su dinero en pesos pagando altas tasas de interés en instrumentos financieros como las Lebacs u otras obligaciones en pesos del Banco Central o del Tesoro, llega un momento que no hay tasa suficiente que los convenza”, indicó, ante la disparada de tasa de Federico Sturzenegger y ahora de Luis Caputo como presidente del BCRA.

“Los indicadores de la realidad en el mes de junio sugieren que ya estamos en esa etapa de descreimiento, imposible de revertir por más alta que se fije la tasa nominal de interés que pagan las Lebacs y las demás obligaciones en pesos del Tesoro”, explicó.

“Para superar esta situación y minimizar el costo estanflacionario que se va a pagar en el segundo semestre de este año y hacer viable el reinicio de un proceso de estabilización con reactivación económica en 2019, el Banco Central y el Tesoro deben encontrar la forma de evitar que la dolarización de los ahorros argentinos signifique necesariamente fuga de esos ahorros al exterior”, opinó Cavallo.