"Pocas veces hemos visto un gobierno tan cruel, corrupto, inhumano, deshonesto y un desprecio tan grande por la información". Carta del Grupo sobre los despidos en los medios de comunicación

EL DERECHO AL TRABAJO Y LA INFORMACIÓN SERIAMENTE AMENAZADOS.

La persecución ideológica y el blindaje mediático son, para el gobierno de la alianza Cambiemos, una herramienta clave para la imposición autoritaria de un plan de negocios, endeudamiento y fuga de capitales para beneficio de la élite agroexportadora y las corporaciones del establishment.

 

Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

 

Desde que asumió el actual gobierno se ocupó de afirmar la concentración de los medios de comunicación en las pocas manos de sus amigos, aliados o cómplices. La perversa derogación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual fue la campana de largada para que los poderosos de la comunicación -muy especialmente el Grupo Clarín- afirmaran su capacidad de monopolizar las comunicaciones, abolir, negar o hasta aplastar cualquier voz opositora. El Estado desfinancia las radios comunitarias además de perseguirlas ideológicamente.

En estos días vemos con dolor el cierre de Radio Rivadavia y el “knock out” a Radio Del Plata, dos radios históricas a las que se suma el vaciamiento de la agencia estatal de noticias TELAM, con la expulsión de 354 compañeros y compañeras (algunas hasta sorprendidas del hecho porque no son “K” y nunca adhirieron a una huelga, algo que quizás las despierte a la realidad y a la urgencia de la solidaridad en el planeta tierra).

En este contexto, resulta grotesco escuchar a la ministra de (in)seguridad y represión Patricia Bullrich afirmar que “los medios” (¿Cuáles? ¿Cuántos? ¿Qué “poder de fuego” tendrían?) hacen campaña para mostrar un presidente débil”. La debilidad del primer mandatario quedó manifiesta cuando entregó todo el manejo del gobierno al FMI, pero es otro tema.

Lo cierto es que la concentración de la información en manos de unos pocos (y peor aun cuando de “estos perversos” se trata) atenta contra toda libertad. ¿Cómo podrían los y las ciudadanxs elegir si no conocen ni son informados de las variables, posibilidades y reales situaciones, sino que estas son manejadas al arbitrio de unos pocos poderosos con la complicidad del gobierno (o de las que forma parte el gobierno)? No hay verdadera libertad sin auténtica capacidad de elegir entre lo bueno y lo malo, o – al menos – entre lo malo y lo menos malo. Pero la concentración de los medios y la total complicidad del gobierno en ello ciertamente niega la libertad desde sus raíces. Y, no nos cabe duda, esto será una gravísima pesada herencia para el próximo gobierno, al que soñamos libre y liberador.

La persecución ideológica y el blindaje mediático son, para el gobierno de la alianza Cambiemos, una herramienta clave para la imposición autoritaria de un plan de negocios, endeudamiento y fuga de capitales para beneficio de la élite agroexportadora y las corporaciones del establishment.

Pocas veces hemos visto un gobierno tan cruel, corrupto, inhumano, deshonesto y un desprecio tan grande por la información. La manipulación de medios y la mentira sistemática son la cortina de humo detrás de la que se esconde el atraco que están perpetrando sobre la población. El dinero destinado a financiar trolls (que excede notablemente el tan publicitado dinero destinado a los obispos) parece que no figura en la lista de los ahorros que el estado está dispuesto a hacer. Solo los pobres han de pagarlo. La tarea titánica de un puñado de periodistas y medios independientes, en medio de amenazas y aprietes, es suficiente para apreciar la magnitud de la corrupción y el robo de este gobierno.

La fusión Cablevisión-Telecom, constituyendo un monstruo monopólico de la comunicación al servicio del secuestro informativo, es la otra cara de la aniquilación de los medios que quieren informar la realidad.

Nos solidarizamos con los compañeros despedidos de Télam y de los medios de comunicación de todo el país. Repudiamos las maniobras falaces y autoritarias de Hernán Lombardi, repudiamos la violación del derecho constitucional a la información, seriamente amenazado por la irresponsabilidad del gobierno actual.

 

Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

2 de Julio de 2018