Soy Carlos Aletto, jefe de sección en Télam.

ALETTO DE TELAM

Publicamos notas sin mirar ni una sola vez la ideología, abrimos espacios a la ninguneada poesía a escritores jóvenes a los sin voz en otros medios. Insisto: soy kirchnerista, y mal que le pese a la elite que gobierna lo seguiré siendo.  Mi trabajo en el campo de la literatura fue profesional. Así pasa con muchos compañeros despedidos. Aptos en sus labores, pero que no piensan como el macrismo quiere. Es hora de revertir esta idea loca de dejar 354 familias sin trabajo.

Soy Carlos Aletto, jefe de sección en Télam Desde que la agencia cerró (hace un mes) el suplemento estoy escribiendo notas, haciendo entrevistas que aparecen en distintos medios.

Me dejaron sin firma, por eso alguien puede decir que no respondo a un perfil.

Pero sin mi firma son de todas formas mis notas.

Dirigí 8 años un suplemento literario que salió todos los jueves.

Para entrar a trabajar en Télam dejé mi trabajo en la Universidad de Mar del Plata.

Las últimas notas (sin firma) en Cultura fueron a Maria Negroni, Virginia Feinmann, Daniel Guebel, Juan Pablo Bertazza Franco Vaccarini, Tamara Kamenszain (esta todavía no la publicaron por el paro), y otras… estudié periodismo y soy Licenciado en Letras, pero solo espero que por ser kirchnerista no digan que no tengo perfil para la agencia.

Me puede echar o dar continuidad en la empresa que seguiré opinando igual, mi trabajo en Télam fue el de un profesional  (y con título universitario y carrera en el ejercicio) edite a los 20 años Unicornio, Revista Literaria con Gabriel Di Lorenzo, Virginia Ceratto Baños,

Mi trabajo fue siempre comprometido y con gente talentosa: Claudia Piñeiro, Osvaldo Quiroga, Sebastián Basualdo, Javier Chiabrando, Walter Lezcano, Natalia Porta López, Vicente Battista, Lucila Carzoglio, Gabriela Cabezón Cámara, Leonardo Huebe, Gonzalo Garcés, Nicolás Mavrakis, Juan Maisonnave, Juan Pablo Cinelli Federico Bianchini, el diseño impecable de Rodolfo Luna.

Publicamos notas sin mirar ni una sola vez la ideología, abrimos espacios a la ninguneada poesía a escritores jóvenes a los sin voz en otros medios.

Insisto: soy kirchnerista, y mal que le pese a la elite que gobierna lo seguiré siendo.

Mi trabajo en el campo de la literatura fue profesional.

Así pasa con muchos compañeros despedidos.

Aptos en sus labores, pero que no piensan como el macrismo quiere.

Es hora de revertir esta idea loca de dejar 354 familias sin trabajo.

Tengo tres hijos y hace un año me operaron del corazón.

La angustia por la llegada del cartero, la incertidumbre y los despidos de compañeros trabajadores no ayudan a mi salud..

Dos noches sin dormir, dolor de pecho y palpitaciones.

Todo a un año del infarto y cirugía.