Llamada a los Diputados y Senadores de la Nación. Los organismos de control han sido desmantelados y vaciados de recursos humanos, por lo que estamos al borde de una brutal crisis sanitaria, jamás imaginada.

JUICIO POLÍTICO AL PRESIDENTE MACRI

La patria exige que se pongan a la altura de los acontecimientos.
Estamos en una de las instancias más peligrosas de la historia para nuestra patria, donde el riesgo de quiebre no es solo económico-financiero, sino también político, social y hasta territorial.Los hospitales están desmantelados, desfinanciados, cuando no abandonados y quebrada su estructura profesional.

 

 

LLAMADA A LOS DIPUTADOS Y SENADORES DE LA NACIÓN

 

La patria exige que se pongan a la altura de los acontecimientos.

Estamos en una de las instancias más peligrosas de la historia para nuestra patria, donde el riesgo de quiebre no es solo económico-financiero, sino también político, social y hasta territorial.

Los hospitales están desmantelados, desfinanciados, cuando no abandonados y quebrada su estructura profesional. Los organismos de control han sido desmantelados y vaciados de recursos humanos, por lo que estamos al borde de una brutal crisis sanitaria, jamás imaginada.

La justicia ha sido quebrantada, inmoralizada una parte y desmoralizada a la otra, toda vez que ya ha perdido toda credibilidad, por haber violado la Constitución Nacional, rasgado las garantías constitucionales y pisoteado el debido proceso, volatilizando la seguridad jurídica.

Las fuerzas policiales fueron profanadas y puestas a administrar el crimen y enfrentar a la sociedad trabajadora, promoviendo la provocación a la población y las ejecuciones sumarias a traición y mansalva, reinstalando la impunidad al más puro estilo de los Ton Ton Macoutes de François “Papá Doc” Duvalier.

La educación pauperizada y los científicos humillados, para quebrar nuestra calidad de mano de obra, eficiencia, investigación, desarrollo y capacidad productiva .

Toda la producción nacional ha sido diezmada, poniendo en jaque a centenas de miles de familias, considerando a economías regionales, agroindustria, pesca, metalurgia, Pequeñas y medianas empresas, comercio, profesionales liberales, cuentapropistas y actividades menores, poniéndonos de rodillas y en dependencia de la importación de bienes y alimentos que jamás pensamos en tener que importar.

Se ha cometido el abandono de persona con nuestros jubilados, que mueren lenta y dolorosamente de hambre y por falta de medicamentos, prestaciones.

Se ha entregado la soberanía marítima, la de las islas Malvinas e islas del Atlántico sur y Antártida Argentina a Gran Bretaña, a la que también se le entregó el oro argentino al país invasor y ocupante militar de territorios nacionales desde donde nos apunta con misiles con ojivas nucleares, luego de haber abdicado de nuestra soberanía jurídica en favor de los tribunales de Londres y Nueva York, además de permitir el ingreso de tropas extranjeras en nuestro territorio continental, que gozan de garantías de inmunidad.

Si a esto le sumamos los despropósitos financieros que nos condenan por varias generaciones al estrangulamiento de cualquier desarrollo posible, podremos comprobar que en un par de años, casi nos han dejado sin nación.

Señalamos dos actores civiles fundamentales para que todo lo anterior fuera posible, los bancos que promovieron, indujeron y facilitaron la evasión y la fuga de capitales  y los medios de comunicación cartelizada que mantuvieron a la población narcotizada, con acciones distractivas, deformación, ocultamiento y falsificación de la información, violando la Garantía Constitucional que protege el derecho a la información.

POR LO TANTO:

Debe promoverse el juicio político del presidente Mauricio Macri, prohibirse la salida del país de todos los funcionarios involucrados en los delitos de tráfico de poder, evasión, fuga de divisas, conflicto de intereses e impericia.

Se debe formular un gobierno de Salvación Nacional, desmantelar el aparato legal, poner en Comisión a todo el poder Judicial, dejando en funciones a los que han cumplido de acuerdo a la Constitución Nacional, para la administración de justicia. En tanto un cuerpo de juristas constitucionalistas, políticos y ciudadanos de bien, arquitecten el nuevo orden judicial, que junto a una nueva Constitución Nacional elaborada por Asamblea Constituyente, sean sometidas a la aprobación popular.

Mientras tanto, auditar los bancos e intervenir los medios de comunicación hasta que se definan sus situaciones legales.

Los Diputados y Senadores que no tengan el coraje ni las aptitudes para enfrentar esta instancia, que renuncien.

 

 

“La Don Juan Manuel”

 

Box Enrique Juan

Navarro Carlos César

Núñez Pablo Julián

Fabián Marta Eva

Bonthuis Federico