EXCLUSIVO | Las actas secretas que muestran cómo Macri manipula la plata de los jubilados. El desvío de millones hacia Fondos Comunes de Inversión (que cobran además comisión) para comprar Lebacs y beneficiar empresarios amigos

LAS ACTAS SECRETAS

Por Ari Lijalad

Las actas secretas que muestran cómo Macri manipula la plata de los jubilados. Más de un billón de pesos. Esa es la caja que maneja el FGS de ANSES. Desde la asunción de Macri, fue sistemáticamente ocultada.

 

 

Por Ari Lijalad

El Destape

10 de junio 2018

Noticias Argentinas.

Más de un billón de pesos. Esa es la caja que maneja el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSES. Desde la asunción de Mauricio Macri, el destino de lo que mediáticamente se conoce como “la plata de los jubilados” fue sistemáticamente ocultado. Por un lado, por la demora en publicar las actas donde constan las decisiones que se toman en el Comité Ejecutivo del FGS. Pero, lo más importante, por la negativa de hacer públicos los anexos de esas actas donde constan los detalles de cada peso invertido.

El Destape accedió en exclusiva a esas planillas, las analizó y hoy revela algunas de las maniobras para manipular el dinero de ANSES. En particular, se trata la colocación de millones de pesos en Fondos Comunes de Inversión (FCI), donde se dan tres tipos de maniobras: una, la inversión en Fondos que compran Lebacs, algo que ANSES podría hacer en forma directa y se ahorraría la comisión; dos, la inversión en fondos donde ANSES representa casi todo el capital, por lo que se trata de un instrumento a medida para usar dinero de los jubilados por fuera de los controles; tres, la colocación de dinero de ANSES en fondos que luego invierten en empresas de los amigos de Macri, como su hermano de la vida Nicolás Caputo y el predilecto presidencial Marcelo Mindlin. Todas esta maniobras son, de mínima, ineficientes en el uso de fondos de ANSES, y que pagan comisiones por algo que se podría hacer de forma directa; de máxima, son operaciones para favorecer a amigos con plata de las jubilaciones y pensiones.

No son jugadas que se noten a simple vista o burdas como los bolsos con efectivo de José López, sino triquiñuelas más sofisticadas que implican un goteo sistemático de millones de pesos con el mismo objetivo: el desmanejo planificado de fondos públicos.

Cada reunión del Comité Ejectivo del FGS se registra en un acta donde constan algunas de las decisiones que se toman y se hace mención a anexos donde está el detalle de las operaciones y las inversiones que realizan con “la plata de los jubilados”. Estas actas y anexos deberían ser públicos, pero en la gestión Cambiemos de los fondos de ANSES reina el oscurantismo. Las actas se publican en su página oficial con varios meses de retraso. Actualmente, ya con la mitad del año consumido, la última disponible data de enero. ¿Significa que los miles de millones del FGS no se movieron desde entonces? No. Significa que no informan sobre esos movimientos. En el caso de los anexos la cuestión es más grave. La gestión Macri no los publica nunca.

El Destape accedió a esos anexos, cuyas planillas son una radiografía de donde va a parar “la plata de los jubilados” según esté invertida en plazos fijos, bonos, acciones de empresas, emprendimientos productivos y fondos comunes de inversión. Son planillas anexas a las actas que van de la 129 a la 154 del FGS, las únicas disponibles de la era Macri.

ACTA 154

Acta Nº 154 2018-2-29 222 by INFOnews on Scribd

 

ACTA 134

Acta Nº 134 2016-2-24 222 by INFOnews on Scribd

La pista del dinero: Caputo-Axis-Macri

Desde que Macri tomó el control de ANSES comenzó a utilizar sus fondos para comprar Lebacs, las letras del Banco Central comandado por Federico Sturzenegger. O sea, el dinero de un fondo anticíclico pensado y diseñado para la inversión productiva se desvió hacia la especulación financiera y a tapar el agujero fiscal de la política económica PRO. En los anexos que hoy revela El Destape los computan como inversión en “Títulos emitidos por entes autárquicos del Estado nacional y provincial”. En criollo, la ANSES compra Lebacs. Muchas, de forma directa y, como revela ahora El Destape, indirecta.

Como buen exponente PRO, el ministro de deuda Luis Caputo aprovechó esto para un negocio personal. En lugar de que ANSES comprara Lebacs en forma directa, Caputo hizo que el FGS invirtiera en el fondo Axis, fundado por él y donde, según su última declaración jurada, conserva varios millones invertidos. Las inversiones de ANSES en Axis aparecen por primera vez en el acta 133, de julio de 2016. Puso, de un saque, 292 millones de pesos en el fondo Axis Ahorro Plus. Al mes siguiente, según el acta 134, rescató 236 millones pero puso 427 millones más. Le quedaron un total de 498 millones en el fondo Axis Ahorro Plus.

Según informó Axis a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el 99,9% de ese fondo luego se invertía en Lebacs. Ergo, ANSES le daba dinero al fondo creado por Caputo para que haga algo que podía hacer en forma directa y gastaba para esto una comisión millonaria.

Este caso fue denunciado por el fiscal Gabriel De Vedia, que estaba a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos de Seguridad Social (UFISES). El Gobierno quiso primero eliminar la UFISES y luego, hace unos días, ordenó el desplazamiento del fiscal De Vedia.

Tras el escándalo por la publicación de esta información ANSES rescató sus fondos en Axis. Al hacerlo, dejó una pista que no estaba incluida en la denuncia del fiscal De Vedia. Al mismo tiempo retiró el dinero de Gainvest, otro fondo que invertía en Lebacs y donde tenían intereses Caputo y el propio Macri. Según sus declaraciones juradas, Caputo tiene casi 7 millones de pesos en Gainvest. El presidente, por su parte, declara créditos con Gainvest por 636.272 pesos. La ANSES, según los anexos que revela El Destape, puso más de 158 millones de pesos en fondos de Gainvest que se invertían casi en su totalidad en Lebacs.

Lebacs y más Lebacs

Los casos Axis-Caputo y Gainvest-Caputo-Macri no son los únicos. En los anexos a los que accedió en exclusiva El Destape constan inversiones de ANSES en varios fondos que hacían lo mismo. En la jerga financiera hay dos hipótesis para esta maniobra. O destinar fondos de ANSES para Lebacs sin que se note o “fondear a un amigo”. O un mix de ambas. En cualquier caso, siempre quedan comisiones por el paso por los Fondos Comunes de Inversión por algo que la ANSES puede hacer sin intermediario.

Un momento clave es mediados de 2016, cuando el Gobierno multiplicó el uso de dinero de ANSES a FCI, tal como consta en los anexos que hoy revela El Destape. El FGS pasó de destinar 12.709 millones de peso a FCI a un pico de 25.101 millones en julio de 2016.

En mayo de 2016, el Gobierno de Macri puso 746 millones de pesos en el fondo FIMA Mix I, tal como consta en el anexo del acta 134 del FGS. Los fondos FIMA, que auspician a varios medios y periodistas oficialistas, son del Banco Galicia, históricamente vinculado a los negocios de la familia Macri (fueron socios, por caso, en el Correo) y donde trabajó 10 años el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

Los 746 millones que puso Anses en FIMA Mix I representaban el 86% de ese fondo. Este es un elemento que se repite y hace peligrosa la inversión del dinero público, ya que si el Estado es casi el único inversor no puede retirarse de ese fondo cuando quiera (una de las supuestas ventajas que tienen los FCI) y eso afecta la liquidez (la disponibilidad de los fondos) del dinero de los jubilados. Sumado a esto, el fondo FIMA Mix I estaba en un 99,8% invertido en Lebacs. Según su propio informe a la CNV, en mayo-junio de 2016 el fondo FIMA Mix I tenía Lebacs que, en su mayoría, vencían del 6 de julio al 3 de agosto de ese año. Ergo, una inversión a corto plazo para la cual Anses no necesitaba pasar por FIMA y dejar en el camino una jugosa comisión.

Un caso análogo, y también de mayo de 2016, es la inversión de 518 millones de pesos en el fondo Lombard Abierto Plus, que maneja el Banco Patagonia. La parte de ANSES era más de la mitad del

fondo. Y, como en FIMA, el 99,3% del fondo Lombard Abierto Plus estaba invertido en Lebacs.

En marzo de 2017 la operación se repite, esta vez a través del fondo Alpha Ahorro del banco ICBC. Según consta en el anexo del acta 144, el FGS colocó allí 3.106 millones de pesos, que representaban el 35% del total del fondo. Ese fondo, luego, invirtió más de 7.000 millones de pesos en Lebacs.

Todo de ANSES

No hay muchos líderes en el mundo que encaren un cambio como el que está llevando adelante Mauricio Macri. La imagen del Presidente afuera es altísima”. El elogio proviene de Eduardo Tapia, accionista principal del fondo de inversiones Delta. Lo dijo en febrero de 2018. Tapia era la pata local de Raymond James, un peso pesado de los fondos de inversión a nivel mundial. A finales de 2016, Raymond James se retiró de Argentina y Tapia se quedó con sus operaciones. En ese momento, ANSES comenzó a invertir en el fondo RJ Delta Select. Comenzó con 15 millones en noviembre de 2016, pero para mayo de 2017 superaba los 800 millones. No frenó ahí. El FGS siguió inyectando dinero en el fondo RJ Delta Select hasta alcanzar, en diciembre de 2017, 1.113 millones de pesos. En el rubro Fondos Comunes de Inversión ocupa el tercer puesto entre las mayores inversiones.

Según los datos que brinda el fondo Delta, su patrimonio es de 1.309 milllones de pesos. Si la ANSES aporta 1.113 millones, significa que representa el 85% del fondo. Los elogios de Tapia a Macri no son, entonces, casuales. Lo extraño es que la ANSES haga esta inversión, ya que al representar el 85% del fondo pierde una vez más la posibilidad de liquidez, es decir, de retirarse rápido en caso de que quiera tener disponibles los fondos. Si es el 85% de RJ Delta Select, el fondo dejaría de tener sentido si ANSES se retira.

A los amigos

La colocación de dinero de ANSES en Fondos Comunes de Inversión le permite a Macri que “la plata de los jubilados” termine invertida en las empresas de sus amigos. Este tipo de operaciones se repiten con muchas empresas, pero hay nombres que se repiten y son aquellos vinculados al presidente Macri: su hermano de la vida Nicolás Caputo y uno de sus empresarios predilectos, Marcelo Mindlin.

En el acta 154, que es de enero pero es la última que publica el Gobierno, constan varios ejemplos de esta maniobra. Uno es el del fondo Alpha Renta Mega, que maneja el banco ICBC. Según la última información del FGS, tiene 34 millones de pesos en ese fondo. Ese fondo invierte en empresas en las que, en su mayoría, la ANSES tiene acciones y, por lo tanto, puede invertir en forna directa. El fondo Alpha Renta tiene con principales inversiones las empresas de Mindlin y Caputo. En su cartera, el primer puesto lo ocupa Pampa Energía con casi el 9%, a lo que hay que sumar inversiones en otras empresas que controla Mindlin como Transportadora de Gas del Sur (TGS) y Petrolera Pampa. El segundo lugar lo tiene Central Puerto, que maneja Caputo, pero el fondo Alpha también invierte en Mirgor y Caputo SA, que están bajo el control del mejor amigo de Macri.

Otro caso es el fondo Galileo Acciones. En marzo de 2017, según el anexo del acta 144, la ANSES invirtió allí 166 millones de pesos. Luego, en la cartera de ese fondo, figuran inversiones en Central Puerto, de Nicky Caputo, y en Pampa Energía y Edenor, que controla Mindlin. También hay inversiones en el Grupo Clarin.

En todos los casos, claro, el fondo de inversión se queda además una comisión por algo que el FGS podría hacer directamente. Eso sí, quedaría más expuesto.