Cuando los ricos festejan y el pueblo llora, es porque nos han vuelto a colonizar (JR)

LA COLONIZACIÓN: LOS RICOS FESTEJAN Y EL PUEBLO LLORA

Por Jorge Rachid

La cuestión como hoy, es que no Vuelva Más el peronismo, el populismo, aquello que cuida los intereses argentinos, que defiende a nuestros compatriotas, que encabeza las luchas, que hiere los intereses imperiales, que desarrolla al país, que fortalece su Soberanía Política e Independencia Económica, en un marco inclusivo de Justicia Social. Por eso ponen la plata desde el G-7 y el FMI, para que no volvamos.

 

 

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

8/6/18

Cuando Belgrano ordenó el éxodo jujeño, para dejar tierra arrasada y sin recursos al enemigo que avanzaba para ahogar la Revolución, tuvo la necesidad de fusilar a los oligarcas a los cuales les daba lo mismo, ser colonia española que ser administradores de su propio destino.

Si supo Facundo, que Rivadavia quería quedarse con Famatina, oro y plata y la Casa de la Moneda, que funcionaba en La Rioja, porque había hecho negocio con la Mining Co inglesa, atada al crédito de la Baring, que terminamos pagando los argentinos en el siglo XX.

A Rosas le aconsejaban no enfrentar la Flota anglo francesa, que pretendía la “libre navegabilidad de los ríos”, parecido al libre comercio de hoy, porque sabía además, que querían fundar la República Mesopotámica en el litoral.

Los enemigos argentinos exiliados en Montevideo, se subieron a los barcos invasores, como hoy con el FMI.

Los liberales le exigían a Irigoyen entrar en la Primera Guerra Mundial a defender intereses capitalistas enfrentados, ajenos a los problemas argentinos a lo cual se negó y comenzó su calvario que culminó en 1930 con el primer golpe oligárquico cívico militar.

Entraron al mundo en la Década Infame, como hoy.

Perón le dijo a Braden: “antes que me aplaudan afuera como usted me propone, si sigo su consejo, sepa que prefiero que se enoje, antes que el pueblo me diga Hijo de Puta”, por cipayo y entregador, agrego yo. ¿Cómo denominaríamos a éste gobierno?

Debieron bombardear Plaza de Mayo matando casi 400 compatriotas. No dudaron. Siguieron en el golpe antidemocrático del 55 con un saldo de muertos incontables.

No dudaron.

Fusilaron a quienes pedían elecciones en el 56.

No dudaron, mientras afiliaban el país al FMI, cuestión a la cual Perón se había negado a entrar, en el 51.

La cuestión como hoy, es que no Vuelva Más el peronismo, el populismo, aquello que cuida los intereses argentinos, que defiende a nuestros compatriotas, que encabeza las luchas, que hiere los intereses imperiales, que desarrolla al país, que fortalece su Soberanía Política e Independencia Económica, en un marco inclusivo de Justicia Social. Por eso ponen la plata desde el G-7 y el FMI, para que no volvamos.

Nunca tendrán esa garantía, lo saben pero lo vuelven a intentar, porque en esta etapa del mundo, sólo les queda América latina para explotar en sus recursos, expoliar sus PBI, ajustar a los pueblos, por la fuerza de la represión, el control social y el escarmiento de la mano de los medios, verdaderos factores de poder y de los Fondos Buitres supranacionales, que avasallan soberanías.

Podrán festejar los ricos que gobiernan. Tendrán más recursos para saquear, como lo vienen haciendo desde el primer día de gobierno y que llevó al país al borde de la cesación de pagos, cuestión que sucederá más temprano que tarde, porque en la Argentina existe el Movimiento Obrero Organizado, los Movimientos Sociales, el peronismo y el Movimiento Nacional y Popular, para dar la batalla, más allá de pusilánimes y traidores.

Estamos entonces en las vísperas de acontecimientos dolorosos socialmente, con alta conflictividad que se irá incrementando en la medida que las fuerzas populares, aunando esfuerzos, sin especulaciones electorales, ni segundas intenciones, se decidan a dar la batalla final, para evitar una colonización militar y económica que se prepara.

Nosotros lucharemos en paz y en democracia, alentando desde el Juicio Político, hasta las firmas necesarias para el tratamiento Parlamentario, mientras expresamos en la calle nuestro patriotismo y rechazo al cipayaje colonizador.

No tiraremos aceite caliente como en 1806 a los ingleses, pero sin dudas echaremos al FMI, con lucha.