Se realizó el Foro por una comunicación democrática, popular y organizada.Participaron representantes de más de 40 medios de comunicación de la jornada convocada por el colectivo Voces libres del pueblo.

ABRIÓ VICTOR HUGO Y CERRÓ VERBITSKY

La jornada fue presentada por Víctor Hugo Morales, contó con paneles y comisiones de debate y el cierre estuvo a cargo de Horacio Verbitsky.
Participaron más de 400 personas que hablaron de sus experiencias en un contexto de violación del derecho humano a la comunicación.

 

En la sede de la Federación Gráfica Bonaerense de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se llevó a cabo el Foro por una comunicación democrática, popular y organizada.

La jornada fue presentada por Víctor Hugo Morales, contó con paneles y comisiones de debate y el cierre estuvo a cargo de Horacio Verbitsky.

Participaron más de 400 personas que hablaron de sus experiencias en un contexto de violación del derecho humano a la comunicación.

Víctor Hugo Morales leyó el documento fundante del colectivo “Voces libres del pueblo” en el marco del día del periodista donde se expresó que en la actualidad existe “un escenario del que no puede escindirse la emergencia comunicacional que sufre el conjunto de la sociedad ya que no es ajena a la matriz del modelo neoliberal, sino, por el contrario, un pilar fundamental en el que se sostiene desde hace 30 meses el cambio de paradigma económico, social y cultural que pretende imponer la alianza gobernante, con el fin de condenar a la miseria a millones de compatriotas”.

Finalmente, el locutor sostuvo que “necesitamos la caricia de los iguales, el abrazo de los que quieren una Argentina y, si es posible, un mundo mejor”.

Luego de la presentación, los periodistas y referentes del colectivo Voces Libres  del pueblo Roberto Caballero, Juan Martín Ramos Padilla, Cynthia García y José Cornejo hablaron de la importancia de la articulación entre los medios alternativos con el fin de romper el cerco mediático.

Caballero, de Radio del Plata, dijo que “la mejor noticia que tenemos para este 7 de junio es que con esta reunión vamos a abrir un capítulo y cerrar otro: se cierra el capítulo de la melancolía, del llanto, de la añoranza a los años felices.

Comienza la derrota del neoliberalismo en Argentina”.

Ramos Padilla, de Info Siberia sostuvo que “la censura está planificada: cuando decimos que el modelo no cierra si no es con represión, le podemos agregar un escalón más: la censura a los medios populares”.

Por su parte, la directora de La García expresó que “una comunicación democrática no puede estar en los márgenes.

Estamos acá para construir poder popular; poder popular que nos lleve de regreso a todas nuestras clases trabajadoras una mejor calidad de vida”.

Cornejo, de la Agencia Paco Urondo concluyó: “En este marco todos tenemos que hacer un gran esfuerzo para construir una herramienta articulada que pueda ponerse al servicio de su pueblo”.

Posteriormente, se realizaron debates en tres comisiones: legislación, contenidos y formación y articulación y trabajo en red en las cuales se acordaron líneas de acción colectiva para profundizar las relaciones y articulaciones en las agendas de los medios participantes.

En igual sentido se planificaron acciones legislativas tales como la creación de un observatorio que sistematice la información en términos jurídicos e informativos y promueva espacios de comunicación.

Luego del debate, pasadas las 18 se llevó adelante el segundo panel de discusión, integrado por Cynthia Ottaviano, Claudia Villamayor, Luis Bruschtein y Edgardo Mocca.

La ex defensora del público realizó un balance sobre las discusiones dadas en la comisión de legislación, donde se reivindicó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) que se encuentra parcialmente suspendida y sostuvo que “la ultraconcentración mediática es, también, la persecución sindical e ideológica, la precarización laboral y el silenciamiento de los medios públicos”.

En esta línea, Villamayor destacó el coraje de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner por promover el debate de la LSCA y recordó que “siempre que hablamos de la comunicación popular hablamos de lucha contra la adversidad”.

Bruschtein afirmó que “el poder económico definió como campo estratégico principal para la disputa de poder, el campo de la comunicación, de la cultura, de las disputas de sentido”.

Finalmente, Mocca propuso “preparar un capítulo sobre comunicación en una nueva Constitución Nacional”.

El cierre estuvo a cargo de Horacio Verbitsky, quien leyó la síntesis de los debates generados en las tres comisiones de trabajo.

Además, el reconocido periodista y escritor dijo que “Actualmente nos enojamos ante los despidos, la censura, los cortes de pauta, el maltrato, la prepotencia que llega desde el Estado.

Pero, me parece hay que resistirse a ese sentimiento o hay que resistirse a que sea el único sentimiento”.

En este sentido, dijo que es necesario seguir la propuesta de su compañera del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Carmen Lapacó quien sostenía que la única venganza era ser más felices.

Finalmente, celebró “el hecho de que haya más de 40 medios y más de 400 trabajadores de prensa” en el encuentro, hecho que calificó como “un punto de partida importantísimo”.

Asimismo, destacó que las y los comunicadoras/res deben producir contenido donde “la información tiene que ser fidedigna, de calidad y respaldada con la mayor cantidad de documentación posible.

Además, tiene que estar presentada con la mayor belleza de la que seamos capaces”.