Defendamos a Gabriel De Vedia el fiscal que defiende los intereses de los trabajadores y los jubilados

GABRIEL DE VEDIA FISCAL DEL PUEBLO

Conocemos la trayectoria de De Vedia en el fuero de la seguridad social, su compromiso en defensa de los sectores más vulnerables de la sociedad y su férrea disposición para proteger derechos de los trabajadores, así como de preservar los fondos que son patrimonio del pueblo y garantía para nuestros jubilados.

 

Quienes suscribimos esta declaración queremos expresar nuestra enorme preocupación por el desplazamiento del Fiscal Gabiel De Vedia de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos de la Seguridad Social (UFISES) resuelto por el procurador general interino, Eduardo Casal.

Conocemos la trayectoria de De Vedia en el fuero de la seguridad social, su compromiso en defensa de los sectores más vulnerables de la sociedad y su férrea disposición para proteger derechos de los trabajadores, así como de preservar los fondos que son patrimonio del pueblo y garantía para nuestros jubilados.

La resolución del procurador interino que dispone el desplazamiento, socava y vulnera peligrosamente los pilares sobre los que se asienta la República y constituye otro hito lamentable en la escalada contra la independencia de la justicia, particularmente contra los magistrados comprometidos con las causas populares.

Sabemos que muchas de las medidas adoptadas por el Fiscal De Vedia permitieron preservar los derechos de los jubilados, a la vez que molestaron a distintos factores del poder político y económico, que ha venido presionando para su desafectación de la UFISES.

Entre ellas, podemos mencionar la denuncia contra el titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, que derivó en el reciente llamado a indagatoria del funcionario por la perjudicial venta de la participación estatal en Petrobras a Pampa Energía, empresa conducida por Marcelo Mindlin, reconocido amigo del presidente de la Nación.

También, recordamos la denuncia que le realizó al ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien integró el Comité Ejecutivo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y desde allí habría desviado fondos previsionales en favor de un fondo de inversión, Axis, del que fue director y titular hasta el 4 de diciembre de 2015, días antes de llegar al Gobierno.

No nos olvidamos de la denuncia contra Luis María Blaquier, también ex director del FGS hasta fines de 2016, quien según De Vedia habría continuado ligado a las empresas Cablevisión y Arcor y promovido desde el Fondo la compra de acciones de esas empresas en “beneficio personal o de terceros”.

Asimismo, De Vedia se opuso a la decisión del Gobierno de recortar masivamente las pensiones por discapacidad.

Allí, el fiscal sostuvo que se estaba violando un derecho adquirido.

Igualmente, cuando tuvo que dictaminar sobre la reforma previsional impulsada por el oficialismo en diciembre pasado, opinó que se debía frenar el recorte de jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Finalmente, el procurador interino para reemplazar a De Vedia eligió a un fiscal sin ninguna experiencia en cuestiones previsionales o en defensa de los derechos laborales, ello a pesar de una alegada intención de “mejorar el rendimiento del Ministerio Público Fiscal” expuesta en la resolución que dispuso el cambio.

Por todo lo dicho no se puede más que inferir que la decisión del procurador interino es consecuencia de inconfesables presiones políticas.

Ceder ante ellas implica desamparar a trabajadores y jubilados ante los futuros embates contra sus derechos, tal como propone el FMI.

Es también un peligroso mensaje disciplinador para el resto de la justicia, especialmente para los fiscales.

Es por ello que manifestamos nuestro apoyo y reconocimiento al Fiscal Gabriel De Vedia y exhortamos al procurador interino a que lo reponga en su cargo en la UFISES.