La norma reemplazará el decreto 727/06, mediante el cual Néstor Kirchner reglamentó la ley de defensa nacional, restringiendo al máximo la eventual participación de los militares en cuestiones de seguridad interior

MUY GRAVE: MACRI ORDENÓ QUE LAS FFAA INTERVENGAN EN LA REPRESIÓN SOCIAL

Por Alfredo Silletta

La gravísima decisión del gobierno se decidió luego que se empezaron a conocer las exigencias del FMI que incluirán rebaja de las jubilaciones, paritarias a la baja, tarifazo, un nuevo aumento en el dólar y más aumentos en alimentos y transporte. “No podemos permitir que la oposición y los gremios nos ganen la calle”, dijo un presidente irritado por su caída en las encuestas.

 

 

Por Alfredo Silletta

Info135

 

En la residencia de Olivos, el presidente Mauricio Macri llamó a una reunión urgente con Marcos Peña, Fulvio Pompeo por el área de Defensa, Patricia Bulrrich, ministra de Defensa, Eugenio Burzaco, secretario de Seguridad, y Oscar Aguad, ministro de Defensa.

El presidente decidió, no se sabe si por pedido del FMI, que se modifique el decreto 727 que establecía que las Fuerzas Armadas Argentinas (FAA) no pueden intervenir en temas de seguridad interior.

La gravísima decisión del gobierno se decidió luego que se empezaron a conocer las exigencias del FMI que incluirán rebaja de las jubilaciones, paritarias a la baja, tarifazo, un nuevo aumento en el dólar y más aumentos en alimentos y transporte.

“No podemos permitir que la oposición y los gremios nos ganen la calle”, dijo un presidente irritado por su caída en las encuestas.

Todos los presentes coinciden que es “ridícula” que no se permita a las fuerzas armadas actuar dentro del territorio argentino.

Con la modificación del decreto 727 las fuerzas armadas prestaran servicios de seguridad e inteligencia dentro de las fronteras.

El argumento que los grandes medios amigos dirán es que se buscará “liberar” fuerzas de la policía y la gendarmería.

El periodista Carlos Pagni de La Nación ya salió públicamente a decir que es ridículo que “la Central Atucha, sea custodiada por gendarmes cuando lo podría hacer el ejército.

Otro ejemplo será que mandaran el ejército a la frontera para que los gendarmes -especializados en ese tema- se queden en las ciudades para frenar las protestas.

El presidente reiteró ayer que necesitamos “que 80.000 hombres que integran las Fuerzas Armadas” estén autorizados a la “paz interior”.

Durante décadas, la derecha neoliberal uso el ejército para sus planes de ajuste.

El presidente, aunque ganó democráticamente las elecciones, va en el mismo camino de ajuste y represión.

Muy grave.