La ex ministra de Economía de Buenos Aires detalla orígenes, responsabilidades, consecuencias y posibles salidas a la tormenta económica que se abate sobre la Argentina. "Si no sabían adónde nos llevaban sus decisiones, son unos irresponsables", dispara.

SON UNOS IRRESPONSABLES

Por Adrián Murano

Silvina Batakis es economista con experiencia de gestión pública y roce político. Una combinación poco frecuente entre los profesionales de la economía que suelen opinar en los medios. Por eso, en estos tiempos huracanados, la evaluación de Batakis vale doble: su mirada, además del conocimiento académico, reconoce los límites de la real politik y está cruzada por la vivencia personal.

 

Por Adrián Murano

ZOOM

14 Mayo, 2018

 

BATAKIS: “EL GOBIERNO PROVOCÓ LA CRISIS”

Silvina Batakis es economista con experiencia de gestión pública y roce político. Una combinación poco frecuente entre los profesionales de la economía que suelen opinar en los medios. Por eso, en estos tiempos huracanados, la evaluación de Batakis vale doble: su mirada, además del conocimiento académico, reconoce los límites de la real politik y está cruzada por la vivencia personal.

En las últimas horas, al calor de la decisión oficial de pedir asistencia al Fondo Monetario Internacional, se viralizaron videos donde el entonces candidato peronista Daniel Scioli advertía que su rival Mauricio Macri tenía planeado retornar al FMI. Se sabe cómo transcurrió esa historia: el macrismo y sus medios afines calificaron aquellas advertencias como “campaña del miedo”, Cambiemos ganó las elecciones y, dos años más tarde, se cumplió la predicción. “¿Lo de Scioli era información o corazonada?” le preguntó Zoom a Batakis, por entonces ministra de economía bonaerense y asesora del candidato K. “Era información -responde-. Yo recuerdo haber estado para esa época en Lima, en un evento del Banco Mundial, y que me comentaran que un rato antes había estado ahí alguien de Cambiemos reunido con ellos y el FMI. El plan siempre fue tomar mucha deuda y tener al Fondo como opción”.

Si esa opción siempre estuvo en la carpeta macrista, ¿por qué ocurre de manera tan tumultuosa?

Creo que se aceleraron los tiempos. Ellos tienen vínculos muy estrechos, piensan parecido a los técnicos del Fondo respecto a lo que dicen que hay que hacer. Pero aún así no creo que lo hayan tenido como Plan A.

Era una especie de backup del plan de endeudamiento que venían a ejecutar.

Claro, lo tenían como backup por si el Plan A de financiarse en los mercados no funcionaba o había cambios en el escenario externo.

La errática política de Sturzenegger despertó suspicacias dentro y fuera del Gobierno. Cada vez más débil y cuestionado, Dujovne quedó al frente de la negociación con el FMI.

¿O sea que es cierta la explicación oficial de que la crisis fue detonada por la volatilidad externa?

¡Para nada! El gobierno provocó la crisis con las decisiones que tomó, como la apertura comercial y la apertura de la cuenta capital, cosas que nosotros teníamos hipercontrolado. Justamente por este riesgo es que era difícil ingresar importaciones al país, del mismo modo que había fuertes restricciones al ingreso del capital golondrina y había plazo para liquidar divisas. A pesar de que todo el mundo se quejaba de las DJAI, por ejemplo, con esas herramientas evitamos quedar expuestos a la volatilidad. Si ellos, que son tan estudiosos y además vienen del sector financiero, no evaluaron de que iban a llegar a esto, la verdad es que son unos burros o unos mentirosos. Porque cualquiera podía ver que esto iba a pasar, que se estaba acumulando un problema terrible.

¿Fue impericia o negocio?

También hubo negocios, claro… Ahora, en esta situación les doy alguito de duda de que fueron ingenuos. Porque como ellos vienen de ese sector, creyeron que el Deustche Bank -de donde viene (Luis) Caputo-, no le iba a jugar en contra. Que los fondos de inversión no les iban a jugar en contra porque son ellos mismos… Creo que en eso tuvieron ingenuidad.

El gobierno aduce que la crisis los tomó por sorpresa y acusan a la suba de tasas en los bonos de Estados Unidos…

Eso es falso, la tasa no subió. Lo que ocurrió es que aumentó el rendimiento de los bonos en los mercados secundarios. Ese movimiento implicó que las monedas en el mundo se devaluaran entre el 1 y el 2%, pero en nuestro caso el impacto fue del 12%.

Con su imagen en descenso, Macri apuesta al respaldo externo para salvar su gobierno.

¿Esa diferencia fue obra de la política errática del Banco Central en el comienzo de la crisis?

Lo que pasó es que fueron claudicando en lo que sostenían. Ellos decían que nunca iban a intervenir en el mercado cambiario porque ellos creen en la “libertad del mercado”, etcétera, etcétara. Empezaron a claudicar en marzo con las primeras intervenciones. Creo que pensaron que con eso lo controlaban y cuando vieron que se les empieza a ir de las manos claudican con lo segundo, que es el dólar futuro, que en realidad ideológicamente para ellos no está mal, pero que lo tiene judicializado. Con lo que sí evidentemente no están dispuestos a claudicar es con el tema de la regulación. Acá nos metieron en la cabeza que el “cepo” y las regulaciones están mal, y son cosas que se utilizan en el mundo. No es un invento argentino, todos los países controlan el precio de las variables principales de su economía.

En el Gobierno consideran que las regulaciones provocan distorsiones.

Es que ellos tienen el manualcito de Dornbusch y Fischer (N. del A.: precursores de la doctrina neoliberal), un manual hecho para Estados Unidos que es el único que emite dólares. El resto regulan el tipo de cambio, porque te condiciona la economía. Y obviamente no podés tener el mismo tipo de cambio que tiene Chile, porque Chile tiene una estructura productiva totalmente distinta a la nuestra. Entonces, ¿a qué tipo de cambio quieres parecerte? ¿El tipo de cambio está mal contra qué? Si no hay ninguna economía en el mundo que sea idéntica a la de la Argentina.

Entonces la base de la crisis es ideológica: están aferrado a la receta neoliberal.

Es evidente, el problema es que esa receta no se aplica en ninguna parte del mundo. ¿Decime un país que sea neoliberal? Ninguno. ¿Qué es lo que dicen en la academia los teóricos neoclásicos cuando vos le planteás que su teoría en la práctica no funciona? Te dicen que no funciona porque esa teoría funcionaría si lo aplicaran todos los países a la vez. Es obvio que no hay posibilidades de eso.

Antes dijo que le concede al gobierno haber actuado con ingenuidad, ¿Cree que también hubo un error de evaluación?

Eso no lo concedo: no pueden haberse equivocado. Sí le concedo que pecaron de ingenuos al creer que estaban a salvo porque ellos mismos estaban a los dos lados del mostrador. Pero si se equivocaron en el análisis, si no evaluaron bien hacia dónde nos llevaba lo que estaban haciendo, son unos irresponsables.

Según su experiencia de gestión, ¿son útiles los acuerdos de precios con las empresas, como la que el gobierno hizo con las petroleras para evitar el traslado de la devaluación a los combustibles?

Son parches. Si querían hacer un acuerdo en serio debían haber llamado a todos los sectores, juntarse con todos los partidos políticos. Esto de los combustibles posterga por dos meses un problema que cuando explote va a ser mayor. Porque el precio del combustible impacta en todo lo que comprás, desde la lechuga al celular. Por eso en muchos países se regula el precio. Que pospongas el traslado lo único que hace es acumular por dos meses el aumento del precio del barril y el tipo de cambio. Entonces en el segundo semestre, cuando se libere, ¿cuánto lo van a aumentar? Va a ser terrible.

Según su experiencia, es poco útil hablarles con el corazón y apelar al compromiso patriótico de los empresarios

Más vale. Y ellos lo saben más que yo, porque yo no tengo negocios. Ellos sí.

¿Qué espera para los próximos días?

Yo creo que la semana va a ser muy compleja. El viernes usaron 1200 millones de dólares de los 2500 millones que le había pedido al banco de Basilea para tratar de frenar la corrida, y no pudieron. Era una bala de plata y en un día quemaron la mitad. Fue muy irresponsable por parte del presidente anunciar que se iba a iniciar una negociación con el Fondo, sin tener claro montos, condiciones ni nada. La situación es de debilidad extrema. Hay casos de bancos que no aceptan cheques diferidos, hay cuevas que cambian cheques arriba del 50%. Estamos al borde de la ruptura de la cadena de pagos.

Desde el ámbito empresario dicen que se sentirían cómodos con un dólar a 26 pesos. ¿El gobierno concederá una mayor devaluación a cambio de calma?

Es que el Fondo también se lo va a pedir. Para otorgar el préstamo, el FMI va a pedir devaluación, congelar la jubilación, reducir programas de acción social, hacer más privatizaciones, hacer una reforma la reforma laboral, y además se van a meter con los números de las provincias, porque ya les pasó que en los ‘90 el gobierno central mostraba sus cuentas en orden porque escondía el déficit transfiriendo salud y educación a las provincias.

¿Hay marco para que el gobierno busque salir de la crisis llamando a una suerte de gran acuerdo nacional?

Es lo que tendría que haber hecho apenas llegó. No lo hizo. Hasta ahora el diálogo que prometían es una gran mentira. Si se sinceran y se sientan con cada uno de los sectores y dicen “la realidad es esta” y dialogamos de verdad puede haber un principio de solución. Pero hasta ahora no lo hicieron. Quisieron llevar a todo el mundo a las patadas. Y no funciona así. Gobernar es administrar las medidas que recibe cada sector para dar respuesta a la estructura productiva de todo el país. Juntate con los gremios, con las cámaras, con los de Tierra del Fuego y La Quiaca, y sacá un plan que le sirva a todos.

El gobierno suele jactarse de su funcionamiento en equipo. ¿Funciona?

Yo creo que el presidente no tienen la capacidad de hilvanar lo que cada ministro le propone como si fuera una unidad de negocios. Porque los ministerios se manejan como unidades de negocios autónomas y entonces pasa que Aranguren sube las tarifas, otro aumenta las tasas, otro arma obras públicas, otro toma deuda a lo loco y aumenta el déficit cuasi fiscal. Es increíble que el presidente no pueda hacer un recorrido ministerio por ministerio, hacer una síntesis y tener una política integral. Todo lo contrario: se maneja de manera descoordinada y autista.

 

A %d blogueros les gusta esto: