Bausili cobró bonos extrasalariales del Deutsche Bank y abrió una offshore en Delaware

SANTIAGO BAUSILL SECRETARIO DE FINANZAS DE LA NACION EN OTRO CURRO OFF SHORE

Por Sebastián D. Penelli

En el Deutsche conoció a Caputo y tras nueve años de trabajo llegó a dirigir la casa porteña del banco alemán. El ex ejecutivo de Wall Street fue una pieza clave en el pago de los u$s 16.500 millones a los fondos buitres y el cobro de los CDS.Con la salida de Prat Gay y la posterior división de carteras, Bausili recayó en la actual Secretaría de Finanzas, debajo de Caputo.

Informe de Sebastián D. Penelli.-

Ámbito

10 de Abril de 2018

Santiago Bausili tiene 44 años, pasó por el Newman y la Universidad de San Andrés.

Fue ejecutivo en Wall Street y ahora es Secretario de Finanzas.

Admitió que posee fondos en una offshore en Delaware, Estados Unidos.

A menos de una semana que el ministro de Finanzas, Luis Caputo, debió asistir al Congreso para dar explicaciones sobre sus operaciones con empresas offshore, se conoció que su virtual viceministro, Santiago Bausili, cobró en la actividad pública millonarios bonos por los servicios prestados en el Deutsche Bank y luego abrió una empresa radicada en el paraíso fiscal Deleware.

Bausili tiene 44 años, estudió en el Cardenal Newman y se licenció en Economía en la Universidad de San Andrés. 

En los noventas trabajó para el Chase Securities de Nueva York, que luego se fusionó con el JP Morgan, donde llegó a ocupar la vicepresidencia de Latin America Derivatives Marketing de la entidad en Manhattan.

Allí, se especializó en la venta a privados de los seguros de cesación de pagos de naciones endeudadas, conocidos como CDS (Credit Defautl Swap). Junto a Alfonso Prat Gay se encargó de monitorear los vaivenes de la deuda que en 2001 entró en default.

En 2004 asesoró a Julio Cobos ante la justicia neoyorquina en un juicio contra Mendoza por la reestructuración de la deuda provincial.

La experiencia en el JP Morgan le abrió las puertas a un cargo jerárquico en el Deutsche Bank, donde se convirtió en analista experto de las deudas de países sudamericanos como Chile, Perú, Paraguay y Uruguay.

En el Deutsche conoció a Caputo y tras nueve años de trabajo llegó a dirigir la casa porteña del banco alemán.

A fines de 2015, Prat Gay le ofreció un cargo en la administración pública.

El 3 de febrero de 2016 se oficializó su ingresó el Estado nacional con el puesto de subsecretario de Financiamiento.

 El exejecutivo de Wall Street fue una pieza clave en el pago de los u$s 16.500 millones a los fondos buitres y el cobro de los CDS. 

Con la salida del exministro de Economía del Gobierno y la posterior división de carteras, Bausili recayó en la actual Secretaría de Finanzas, debajo de Caputo.

El diario La Nación reveló este lunes que por su desempeño en el Deutsche Bank los alemanes le retribuyeron un bono extrasalarial de 100.000 euros en cuotas y 13.025 acciones de la entidad extranjera.

Los pagos por alrededor de u$s 123.000 se realizaron en marzo, mayo y septiembre de 2016 y en mayo de 2017, aunque según admitieron cerca del funcionario todavía quedan depósitos pendientes para este año.

El Deutsche Bank es unos de los principales colocadores deuda soberana en el exterior. Estadísticas del portal CBonds ubican a los germanos al tope de intermediarios en la colocación de títulos públicos en el mercado internacional de los últimos dos años, con u$s 35.250 millones.

El Deutsche participó en las tres emisiones de deuda más importantes desde 2016: u$s 16.500 millones para los buitres, u$s 7.000 millones en los primeros días de 2017 y u$s 9.000 millones en enero pasado.

En los 790 días de gestión desde su nombramiento hasta la presentación de Caputo en el Congreso,Baulisi se reunió al menos cinco veces con directivos del Deutsche Bank en su despacho de Hipólito Yrigoyen al 250, según consta en los archivos de Audiencias privadas.

A pesar de los encuentros, desde la cartera económica dijeron que Bausili se excusa de intervenir en las colocaciones por “cuestiones de delicadeza” y que delega usualmente la firma en el secretario Legal y Administrativo del ministerio, Carlos Augusto Lo Turcoquien también figura como directivo de una offshore, en este caso de Mariba S.A, radicada en Panamá desde 2006 y con el estatus “vigente” al día de hoy. 

Según el periódico que destapó otro posible conflicto de intereses ya judicializado, el Ministerio aclaró que los desembolsos diferidos que recibió el secretario de Finanzas fueron debidamente informados ante la Oficina Anticorrupción, a través de las Declaraciones Juradas.

Justamente de esos documentos públicos surgió que el N° 2 de Finanzas posee desde junio de 2016 una participación societaria en la firma “Laguna I9 LLC”, radicada en el estado de Deleware, en los Estados Unidos.

En esa empresa, Bausili declaró que ya invirtió $ 1.934.275, equivalentes a unos u$s 144.000 del momento.

El patrimonio total informado a AO por el funcionario creció en un año de $ 14,2 a $ 31,8 millones, casi 124%. 

Una de las sospechas es que Bausili escondió el dinero cobrado de los alemanes en la guarida fiscal preferida de los estadounidenses.

Posiblemente, el secretario de Finanzas ni siquiera se movió de su oficina para radicar allí esos dólares.

Según pudo averiguar ámbito.com de los registros oficiales de sociedades de Delawere,“Laguna I9 LLC” fue inscripta el 5 de junio de 2016, bajo el número 5742017, por el agente Harvard Business Services INC., con domicilio en 16192 Coastal Highway, Lewes.

HBS administra el sitio www.delawereinc.com, que permite obtener su propia offshore en un máximo de cinco días hábiles.

El agente ofrece tres tipos de paquetes: verde, estándar y básico, que viene con un “kit de LLC de lujo”, que incluye: “servicio de atención al cliente de por vida; un sello de la LLC en molde de plomo; entrega de los documentos de primera clase; una carpeta de la empresa grabada en oro con el nombre de la LLC; 10 certificados de membresía enumerados con el nombre de la LLC, y un CD Rom con formularios adaptables preparados para mantener y hacer crecer a la LLC”. 

Los agentes registradores contratados por Baulisi destacan en su web las ventajas de abrir empresas internacionales en Delaware: “brinda privacidad, la máxima protección, ventajas impositivas, no exige las formalidades de una sociedad anónima y puede crearse desde cualquier lugar del mundo”. 

Pero además, resaltan que los datos de los propietarios de LLC se mantienen de “forma confidencial” y no se divulgan a terceros y que la información personal se cifra mediante software de Capa de Conexión Segura, de modo que “no puede ser leída mientras viaja por internet”.

“Año tras año, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos anuncia lo que nuestras empresas miembros ya conocen: Delaware es un estupendo lugar para hacer negocios”, afirmó James A. Wolfe, presidente de esa entidad en el paraíso fiscal. Bausili lo sabe.