La demanda de divisas se espiralizó. Estamos en medio de una turbulencia.

EL QUE SIEMBRA VIENTOS, RECOGE TEMPESTADES (PERDIENDO ALTURA PRECIPITADAMENTE)

Por el Dr. Juan Latrichano

Decían que cuando el Gobierno le pedía dinero al BCRA se expandía circulante y por ello eligieron el endeudamiento en dólares sin advertir que el gobierno termina vendiéndole los dólares al BCRA. Adivine que ocurre cuando se hace esto. !!!!!Acertó!!!!! Se expande circulante.

Por el Dr. Juan Latrichano*

NAC&POP

30/04/2018

No hay ninguna duda acerca de aquel dicho que expresa que el que siembra tormentas cosecha tempestades.

Desde el sector externo hemos sembrado toneladas de tormentas.

El Gobierno inició esto con el cambio del modo de endeudamiento.

En efecto, discontinuó el endeudamiento en pesos por considerarlo inflacionario.

Decían que cuando el Gobierno le pedía dinero al BCRA se expandía circulante y por ello eligieron el endeudamiento en dólares sin advertir que el gobierno termina vendiéndole los dólares al BCRA.

Adivine que ocurre cuando se hace esto.

!!!!!Acertó!!!!!

Se expande circulante.

Encima este mecanismo tiene un agravante.

En efecto la mayor oferta de dólares plancha inicialmente y por un tiempo el tipo de cambio.

Así aparece el atraso cambiario y con esto el déficit externo.

En la etapa inicial el déficit se financia con dólares obtenidos con préstamos.

Todo funciona hasta que se llega a un límite o hasta que los proveedores de fondos discontinúan la provisión de recursos.

Para evitar estos males el Gobierno arranca devaluando al tiempo que sostiene que esto no impacta en precios.

Ello produjo el corrimiento de la cotización de $ 17 por dólar a 20.

Y que pasó?

Se inició un avance de precios…

Eso porque no se adoptaron medidas neutralizadoras.

La inflación asustó al gobierno quien salió a vender divisas para evitar nuevas subas del tipo de cambio con su secuela inflacionaria.

En medio de todo esto el mercado advierte que el problema principal: el déficit externo, está igual o aún peor que antes.

Por ello la demanda de divisas se espiralizó.

Estamos en medio de una turbulencia.

Y la tripulación, principalmente los pilotos, no saben o saben poco de aeronavegación, tanto es así, que van a pedir consejos al “Club de Pilotos Siniestrados”.

Ahora Macri le pide consejos a Cavallo y dicen las malas lenguas que ya tiene su sillón en la rosada en “calidad” de asesor presidencial y que habría recomendado “Cortarle el hilo” al barrilete dólar.

 

*Contador público (UBA)

• Doctorando en Ciencias Económicas (Univ. de La Matanza)

• Ex Vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Univ. de Lomas de Zamora

• Profesor de Macroeconomía de la Facultad de Ciencias Económicas de Lomas de Zamora

• Autor de los libros: “La economía al servicio del hombre y Macroeconomía heterodoxa”

• Director General de la unidad de enlace para la capacitación y el desarrollo económico de la Facultad de Cs. Es. de la Univ. de Lomas de Zamora

• Analista Económico – Financiero del Grupo Bapro

• Coordinador económico de la Confederación General Económica de la Ciudad de Buenos Aires

• Director del Semanario Infolomas

 

JL/

 

A %d blogueros les gusta esto: