"Estamos transformando las detenciones provisorias en definitivas, como quiere Moro. Entonces mejor suprimir la Constitución y aplicar el Código Penal de Curitiba y la Constitución de Curitiba.

BRASIL: UN MIEMBRO DE LA CORTE CRITICÓ CON DUREZA AL JUEZ SERGIO MORO

Gilmar Mendes (FOTO), que se reconoció opositor al Partido de los Trabajadores, acusó al magistrado de primera instancia de creerse superior aplicando un código penal y una Constitución paralela. Tras aclarar que es un opositor al Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, el magistrado Mendes emprendió contra el juez, al que considera que sobrepasa los límites del código de procedimientos.

 

 

Tiempo ar

12 de Abril de 2018

 

 

El juez de la Corte Suprema de Brasil Gilmar Mendes denunció este jueves que la Operación Lava Jato también tiene casos de corrupción y acusó al magistrado de primera instancia Sérgio Moro de creerse superior aplicando un código penal y una Constitución paralela.

“¿Este sujeto habla con Dios acaso?”, se preguntó Mendes al referirse al juez de Curitiba que se ha transformado en una celebridad y tuvo su mayor pico en su trabajo enviando a la prisión por corrupción al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras aclarar que es un opositor al Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, el magistrado Mendes emprendió contra el juez, al que considera que sobrepasa los límites del código de procedimientos.

“Estamos transformando las detenciones provisorias en definitivas, como quiere Moro. Entonces mejor suprimir la Constitución y aplicar el Código Penal de Curitiba y la Constitución de Curitiba. ¿Ese sujeto habla con Dios acaso? ¡Estamos haciendo populismo judicial!”.

Mendes se refería a un habeas corpus del ex ministro preso Antonio Palocci, similar al que presentó Lula la semana pasada, que busca continuar en libertad, como marca la Carta Magna, hasta que se agoten todas las instancias.

Fue en ese marco que Mendes afirmó que “la corrupción también entró en la Operación Lava Jato”, al comentar cómo el ex procurador de la República Marcelo Miller negoció el acuerdo de delación premiada de los dueños del frigorífico JBS a cambio de acusar al presidente Michel Temer.

Miller se pasó al equipo de abogados de JBS luego de haber negociado, como miembro del Ministerio Público, la delación premiada.

“Es notable que hubo corrupción allí. Se le está dando alas a un grupo empoderado dentro del Estado que no se somete a ningún control”, dijo, al comentar sobre la visibilidad que han ganado los fiscales federales con la Operación Lava Jato y sus piezas acusatorias.