Hoy en día, como inmersos en un eterno retorno y pre anunciando un nuevo fatídico momento para la Historia Argentina, ambos apellidos vuelven a unirse.

LA ALIANZA ROCA-BRAUN Y EL CAMINO A LA TERCERA TRAGEDIA ARGENTINA

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

Las familias de Julio Argentino Roca y Elías Braun parecen destinadas a cruzarse en los momentos más dolorosos de la Argentina. Si bien los trasfondos pueden aparentar diferencias, la idea originaria parece repetirse: la búsqueda de perpetuar un modelo de país que sigue beneficiando a un centenar de familias integrantes de la Neo-Aristocracia argentina, mientras la inmensa mayoría sigue poniendo la sangre

 

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

La Insuperable

26 marzo, 2018

Las familias de Julio Argentino Roca y Elías Braun parecen destinadas a cruzarse en los momentos más dolorosos de la Argentina.

Si bien los trasfondos pueden aparentar diferencias, la idea originaria parece repetirse: la búsqueda de perpetuar un modelo de país que sigue beneficiando a un centenar de familias integrantes de la Neo-Aristocracia argentina, mientras la inmensa mayoría sigue poniendo la sangre

La Conquista del Desierto

El primer encuentro se llevó a cabo hace más de un siglo, en la década de 1870. Los frutos de la mal llamda “Conquista del Desierto” perpetrada a fines del siglo XIX comandada por Julio Argentino Roca y que condujo al aniquilamiento en poco más de un lustro de 2.500 pobladores autóctonos propició el asentamiento de colonos, entre los que se encontraría Elías Braun, quien primero se allega a territorio chileno para luego instalarse en la patagonia argentina.

En la búsqueda de convertir a la Argentina en “el granero del mundo” el Estado propicia hace más de 150 años su modelo de explotación, que invariable llega hasta nuestros días: la explotación de materias primas en vistas de un modelo exportador que beneficia exclusivamente a un centenar de familias y que propició (y aún lo sigue haciendo) la matanza de los excluidos.

La gestación de la gran propiedad ganadera sería el desencadenante de las mayores matanzas contra los pueblos originarios fueguinos.

Hacia 1890 el estado chileno concedió 1 millón de hectáreas en arrendamiento por un plazo renovable de 20 años al portugués José Nogueira.

Esta concesión junto con otra ya otorgada de 350 mil hectáreas a Nogueira y a su cuñadoMauricio Braun, hijo de Elías, serían la base de la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, fundada en 1893.

En la década de 1890 también comenzó la explotación ganadera ovina en el lado argentino.

Entre 1897 y 1899 Mauricio Braun y su suegro, el asturiano José Menéndez, adquirieron las mejoras tierras para la actividad pastoril.

Cuando comienzan las huelgas en 1920, que Osvaldo Bayer denominará como “La Patagonia Rebelde”, Mauricio posee junto a su hermana Sara Braun la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego con 1.376.160 has. que incluían 1.250.000 ovejas con su consecuente producción de lana, cuero y carne.

De allí a monopolizar el comercio patagónico con La Anónima y hacerse de mineras, bancos frigoríficos y curtiembres, aseguradoras, telefónicas y eléctricas tardaría solo unas décadas.

La Guerra de Malvinas

Cien años después de esta primera tragedia, los Roca y los Braun vuelven a encontrarse en otro fatídico momento histórico: La Guerra de Malvinas.

Para el 20 de marzo de 1982 el Presidente de Facto Leopoldo Fortunato Galtieri le comunica al sobrino nieto de Julio Argentino Roca, Eduardo Alejandro Roca Hunter, amigo del Ministro Nicanor Costa Méndez y recién designado por este como Embajador Argentino ante las Naciones Unidas, su idea de invadir las Islas Malvinas.

Eduardo Roca, conocedor de las violaciones a los Derechos Humanos que llevaba adelante el Proceso, aceptó con honor el cargo integrando un gobierno que busca no solo mantenerse en el poder, sino perpetuar el modelo económico que había propiciado su tío abuelo.

El será parte de lo que denominamos la “complicidad civil” de la Dictadura, los hombres que apoyaron dicho modelo siendo además, funcionarios de gobierno y también beneficiarios de las políticas adoptadas.

Como había ocurrido 100 años antes, un Roca debía salir al mundo para comunicar que Argentina quería seguir ocupando su rol de “supermercado del mundo” en el mercado internacional.

Pero no fue el único. Pocos meses después, concluida la guerra, asumirá por Decreto publicado el 19 de julio de 1982 firmado por el Presidente de Facto Reynaldo BignoneFélix Alberto Peñacomo Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Para ese entonces, Félix Peña ya se encontraba casado hace más de 15 años con Clara Braun, nieta del ya mencionado Mauricio Braun.

Hoy ambos, Eduardo Roca y Félix Peña, son presentados como parte integrante del Consejo Editorial de la Revista Archivos del Presente, publicación de la Fundación Foro del Sur, la cual “se pensó como un ámbito de reunión de empresarios, académicos y políticos de diferentes signos ideológicos, en el que primara el debate libre, democrático y amplio”.

El tercer encuentro

Hoy en día, como inmersos en un eterno retorno y pre anunciando un nuevo fatídico momento para la Historia Argentina, ambos apellidos vuelven a unirse.

Por un lado, el hijo de Félix Peña,Marcos Peña Braun, el bisnieto de Mauricio, actual Jefe de Gabinete.

Por el otro, Inés Weinberg de Rocala candidata de Macri a ocupar la Procuración General de la Nación y esposa del ya mencionado Eduardo Alejandro Roca Hunter.

El anuncio presidencial, certeramente descontracturado en medio de un programa televisivo de poco vuelo, y los medios cómplices, como cuando decían “estamos ganando”, que intentan desnaturalizar la idea vendiendo que “es la jueza que el Presidente conoció en el gimnasio”, solo persiguen una clarapremisa de banalizar la verdadera connotación del posible nombramiento: re insertar la alianza del modelo Roca-Braun en la Argentina, aquel que ya a perpetrado 2 tragedias en la búsqueda de perpetuar un modelo de país que sigue beneficiando a un centenar de familias integrantes de la Neo-Aristocracia argentina mientras la inmensa mayoría sigue poniendo la sangre.

A %d blogueros les gusta esto: