Parece que en la Guerra de Malvinas los ingleses no tuvieron muertos como para tener un cementerio de guerra.

LOS POBRECITOS

Por Boris Stankievich

Una vez más nosotros somos los “pobrecitos”.

  • Parece que no hubo muertos ingleses tan irreconocibles que hayan debido ser sepultados con un epitafio que diga “soldado inglés sólo conocido por Dios”. Otra vez somos los “pobrecitos”, los derrotados, los opresores, los perjudicados por el desatino de un dictador…

 

 

Por Boris Stankievich

 

Una vez más nosotros somos los “pobrecitos”.

  • Parece que en la Guerra de Malvinas los ingleses no tuvieron muertos como para tener un cementerio de guerra.

  • Parece que no hubo muertos ingleses tan irreconocibles que hayan debido ser sepultados con un epitafio que diga “soldado inglés sólo conocido por Dios”.

  • Parece que no hubo soldados ingleses tan desfigurado que sea necesario hacer exhumaciones y analizar ADN para poder “devolverles la identidad”.

  • Parece que los deudos ingleses no lloran a sus muertos porque ellos no eran “chicos de la guerra” mandados a la muerte por un general borracho, sino que eran parte de una fuerza militar victoriosa que cruzó el mundo para reimplantar el derecho y la libertad.

Otra vez somos los “pobrecitos”, los derrotados, los opresores, los perjudicados por el desatino de un dictador.

Y agradecemos la magnanimidad británica que, cuida nuestros derechos humanos mejor que nosotros mismos, y, nos permite, nos facilita y nos promociona llorando a los chicos de la guerra.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: