Ayer balearon al autobús que transportaba a Lula en su caravana; hoy el gobierno del Ecuador amordaza a Julian Assange incurriendo en una flagrante violación de sus derechos.

ATILIO BORON: LULA, ASSANGE Y LA NUEVA VISITA DEL COMANDO SUR AL ECUADOR

Por  Atilio A. Boron

Tanto lo de Lula como lo de Assange son manifestaciones de una misma política: la arremetida de la Casa Blanca para “refrescar” la relación con América Latina y el Caribe, procurando -¡en vano!- que la región regrese al sometimiento en que se encontraba al anochecer del 31 de diciembre de 1958, en vísperas del triunfo de la Revolución Cubana.

Por  Atilio A. Boron

Solidaria.info

29 Marzo, 2018

ATILIO BORON: LULA, ASSANGE Y LA NUEVA

VISITA DEL COMANDO SUR AL ECUADOR

Ayer balearon al autobús que transportaba a Lula en su caravana; hoy el gobierno del Ecuador amordaza a Julian Assange incurriendo en una flagrante violación de sus derechos.

Lo hace al día siguiente de recibir la visita del Subcomandante del Comando Sur y su Jefa Civil, nada menos que la embajadora Lilian Ayalde, autora intelectual y organizadora de los “golpes blandos” contra Lugo en Paraguay y Dilma en Brasil.

Antes, fines de febrero había visitado a Lenin Moreno el subsecretario para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, el muy experimentado Thomas Shannon quien dijo que “tras diez años de distancias había llegado el momento de ‘refrescar’ las relaciones bilaterales”.

Desde 1823 (Doctrina Monroe) sabemos lo que Washington quiere decir cuando habla de “refrescar” una relación bilateral: remover los obstáculos que, en el caso del Ecuador, con Rafael Correa rechazaban su injerencia en los asuntos de ese país y desafiaban las políticas del imperio.

Tanto lo de Lula como lo de Assange son manifestaciones de una misma política: la arremetida de la Casa Blanca para “refrescar” la relación con América Latina y el Caribe, procurando -¡en vano!- que la región regrese al sometimiento en que se encontraba al anochecer del 31 de diciembre de 1958, en vísperas del triunfo de la Revolución Cubana.

Pero esto ya no tiene vuelta atrás.

En todo caso, la voz de mando es: ¡organizarse y concientizarse para resistir y derrotar esta ofensiva reaccionaria!

A %d blogueros les gusta esto: