El periodista deportivo ex candidato del PRO y amigo del Presidente viajará al Viejo Continente.

NIEMBRO VA A CUBRIR EL MUNDIAL A RUSIA IMPUTADO POR CORRUPCIÓN CON MACRI

Un juez lo había sobreseído a mediados del año pasado por los millonarios contratos entre la productora “La Usina” con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, durante la gestión de Mauricio Macri. Pero el fiscal apeló y la causa sigue abierta.

El Destape
13 de marzo 2018

 

Fernando Niembro viajará a Rusia a cubrir el Mundial de este año, donde Argentina hará su participación con el equipo dirigido por Jorge Sampaoli.

El periodista imputado por corrupción dentro del PRO cerró un acuerdo con la Cadena Caracol de Colombia y hará la cobertura del Mundial.

El periodista ya había entablado una relación laboral con esa cadena, el año pasado, para transmitir los tres últimos partidos de Eliminatorias.

Por ese motivo se mudó momentáneamente a Colombia y salía al aire por teléfono en su programa de radio.

Luego de sus problemas judiciales y su exclusión de la lista de diputados del PRO en las elecciones de ese año, el conductor volvió al ruedo.

Ahora está en Radio Splendid, donde también hará micros y salidas durante el Mundial.

Un juez lo había sobreseído a mediados del año pasado por los millonarios contratos entre la productora “La Usina” con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, durante la gestión de Mauricio Macri.

Pero el fiscal apeló y la causa sigue abierta.

EN 2015 DENUNCIABAN A FERNANDO NIEMBRO POR MILLONARIOS CONTRATOS CON LA CIUDAD.

Legisladores K acusaron al candidato del PRO de embolsar $ 21 millones en una de sus empresas. “Fue por concurso”, explicó.

Perfil
2|09|15

El primer candidato a diputado nacional del PRO en Buenos Aires, Fernando Niembro, fue acusado por legisladores kirchneristas de haber obtenido contratos por $ 21 millones en materia de difusión.

La información, difundida ayer en el diario Tiempo Argentino, trata de la empresa La Usina Producciones, que fundó el periodista en 2012 y encabezó hasta 2014.

“Compramos espacio en canales de radio y televisión y los gestionamos a distintos organismos y empresas interesadas”, explicó después el periodista.

Acorde a la publicación del matutino oficialista, el Gobierno de la Ciudad le adjudicó contratos en publicidad a dicha productora por 13 millones durante la gestión de Niembro.

Tiempo Argentino informó que esas contrataciones fueron por “adjudicación directa”.

Más aún, el diario del Grupo Szpolski señaló otros “jugosos contratos” con el macrismo que tuvieron al periodista deportivo como beneficiario indirecto.

“Además de contar con una asistencia al viajero, su hijo obtuvo contratos con el estado porteño y hasta la ONG que conduce su exmujer, Mirta Brizuela, recibió más de $ 2,5 millones”.

Su réplica.

Perfil.com se comunicó con voceros del Gobierno de la Ciudad y del propio candidato a diputado, que se mantuvieron cautelosos con el fin “de bajarle el perfil a un tema de actividades privadas lícitas que realizó antes de ser candidato”.

Niembro desmintió en diálogo con las radios UNO y Continental que los contratos los haya obtenido de forma discrecional y por adjudicación directa.

“Estoy bien, estoy tranquilo. Sabiendo que hicimos las cosas bien.

Nos ofrecimos como lo hicieron un montón de empresas.

Buscan una irregularidad en donde no la hay”, contó, en Liberman en Línea.

“Hace un año y medio que no tengo nada que ver con esa empresa.

Tuve que ver, como tienen que ver muchos periodistas que arman sus productoras.

Tenía relación con el Gobierno de la Ciudad como muchos periodistas.

Y esos contratos los recibía cuando me presentaba a un concurso de precios”, se excusó.

Y continuó: “Era publicidad para la radio y para la Fox. Éramos una agencia. Es una cosa absolutamente transparente. Después nosotros transferíamos los montos a esos canales de difusión”.

Sobre la fundación de su exmujer, Niembro pidió: “Dejemosla a ella a afuera, tiene una ONG que hace 30 años le da de comer a los chicos, es una tarea titánica”.

Para el comentarista de fútbol, la publicación del matutino “se trató de una operación, que yo entiendo el juego, pero cuando se llega a la mentira ya no lo puedo tolerar”.

“Entiendo que habría incompatibilidad si fuera funcionario público, pero yo no tengo más nada que ver con esa empresa”, concluyó.

EL PRO RECONOCÍA LOS ACTOS DE CORRUPCIÓN Y BAJABA A NIEMBRO DE SU CANDIDATURA

AMBITO
16 de Septiembre de 2015

Golpeado por el escándalo, Fernando Niembro dio de baja su candidatura a diputado nacional por el frente Cambiemos.

Luego de que se revelara a través de una denuncia periodística que la empresa que era de su propiedad, La Usina Producciones, firmó contratos millonarios con el Gobierno de la Ciudad, surgieron cada vez más irregularidades que derivaron en múltiples investigaciones y cuestionamientos hasta de sus propios socios políticos.

“Quiero comunicarles que renuncio a mi candidatura a diputado nacional” expresó a través de una carta pública y aseguró que tomó esa decisión “porque no quiero que me sigan utilizando para perjudicar al proyecto político al que pertenezco”.

Al respecto, Niembro aseguró tener “una gran tranquilidad sobre mi accionar, todo lo que he hecho ha sido transparente y acorde a la ley” y se mostró confiado que la denuncia por administración fraudulenta “quedará aclarado ante la sociedad y la Justicia con el tiempo”.

La lupa se posó sobre Niembro luego de que el diario Tiempo Argentino revelara que la empresa La Usina fue contratada por el Gobierno de la Ciudad, a cargo de Mauricio Macri, por espacios de publicidad y la realización de encuestas, entre otras acciones.

Se trató de más de 170 facturas por un monto superior a los $ 21 millones que fueron realizadas por contratación directa y nunca fueron publicados en el Boletín Oficial porteño.

Posteriormente se supo que la empresa tampoco tenía personal registrado y que el otro único cliente que tenía era el Banco Ciudad. Además, se detectaron múltiples irregularidades tanto en su inscripción societaria como ante la AFIP.

Niembro fundó La Usina junto a su exsocio Alberto Atilio Meza en 2012, apenas dos meses antes de empezar a facturarle sus servicios al Ejecutivo porteño.

El año pasado el periodista vendió su participación en la compañía por sólo $ 20.000, cuando se perfilaba como posible candidato del PRO en la Provincia.

Mientras tambaleaba su postulación a diputado nacional, ahora ya sepultada, dirigentes del radicalismo, socios del macrismo en la Provincia, habían empezado a cuestionar públicamente que Niembro permaneciera como cabeza de lista del frente Cambiemos.

De hecho ya desde el mismo PRO, como Federico Pinedo y Cristian Ritondo, reconocieron que el escándalo estaba afectando la campaña presidencial de Macri.

Pero la decisión se tomó hoy por recomendación del asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, al advertir sobre la magnitud del escándalo y luego de que recibiera los resultados de sondeos propios ordenados 48 horas atrás sobre el hecho, según pudo saber ámbito.com.

La semana pasada el PRO en la Legislatura aceptó dar curso a un pedido de informes sobre las contrataciones entre La Usina y el Gobierno porteño.

Pero también el bloque del Frente para la Victoria exigió las interpelaciones de Macri, de la vicejefa y candidata a gobernadora, María Eugenia Vidal; y del jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

Niembro es investigado por la Justicia y además fue denunciado por la PROCELAC por el presunto delito de lavado de dinero.

Pero sobre todo destapó una modalidad cuestionable de contratación por parte de la Ciudad a través de compras directas o licitaciones privadas.

En la denuncia, los funcionarios de la PROCELAC consideraron que Niembro y su socio “podrían haber incurrido en el delito de lavado de activos”, por lo cual solicitaron que la causa que tramita ante el juzgado nacional en lo criminal de instrucción número 23 sea remitida a la justicia federal.

Tanto Macri, como Rodríguez Larreta y otros dirigentes del macrismo habían salido a defender los contratos con La Usina asegurando que no había irregularidades y que todo estaba debidamente documentado.

El comentarista deportivo negó las acusaciones aunque en algunas entrevistas periodísticas sus propias declaraciones no lo habían dejado bien parado.

Mientras tanto el kirchnerismo no ahorró críticas contra el PRO por el escándalo.

Una de los momentos de mayor voltaje ocurrió la semana pasada cuando durante un acto en José C. Paz, la presidente Cristina de Kirchner se refirió a Niembro como “el choripán de oro”.

A Niembro no sólo La Usina le genera dolores de cabeza.

Ayer se recordó que el periodista ya habría desviado “fondos de la pauta oficial publicitaria hacia una empresa privada de su propiedad” cuando era secretario de Medios del gobierno de Carlos Menem.

En medio del escándalo también fue suspendido por Torneos y Competencia y la productora FOX hasta que aclare su situación judicial”.

A %d blogueros les gusta esto: