Los amantes de la proclamada “libertad del Mercado” que pregonan que el salario es un precio más de la economía, ejercen el capitalismo de Estado cuando se trata de salarios de trabajadores, jubilados y pensionados

PRECIOS LIBERADOS-SALARIOS CONGELADOS

Por Jorge Rachid

Los precios liberados acompañan la evolución del dólar, dicen los liberales, lo cual garantiza varias cuestiones: los importadores de parabienes con un dólar flotante que siempre corre detrás de los precios, pero los precios internos galopan con los aumentos de la divisa y los salarios quedan mirando de atrás como la economía se deglute al trabajador y engorda al empresario.

 

Por Jorge Rachid

 

Los amantes de la proclamada “libertad del Mercado” que pregonan que el salario es un precio más de la economía, ejercen el capitalismo de Estado cuando se trata de salarios de trabajadores, jubilados y pensionados a los cuales les pone límites, controla y extorsiona cuando se plantean paritarias libres.

Los precios liberados acompañan la evolución del dólar, dicen los liberales, lo cual garantiza varias cuestiones: los importadores de parabienes con un dólar flotante que siempre corre detrás de los precios, pero los precios internos galopan con los aumentos de la divisa y los salarios quedan mirando de atrás como la economía se deglute al trabajador y engorda al empresario.

Pero además esta situación condena al país a su perfil gro exportador y proveedor de comodities al mundo, sin agregado de mano de obra, es decir salario argentino que garantice trabajo argentino, lo cual derrumba la pirámide de la Seguridad Social y los sistemas solidarios de salud, tanto sindicales, como provinciales y el PAMI ante la falta de recurso solidario de trabajadores activos y pasivos, al aumentar el desempleo.

Este panorama que lleva a la crisis la vemos todos los argentinos, incluso los que la están provocando al contraer el consumo, provocar desocupación, endeudar el país por generaciones, destruir la industria nacional, privatizar los servicios esenciales y derogar derechos adquiridos, a través de una Justicia cómplice y una cadena de medios, verdaderos verdugos de la verdad.

Entonces, sin pudor y con firmeza el pueblo argentino está exigiendo reestablecer derechos sociales arrasados, si quieren una economía de Mercado que los salarios formen parte de esa libertad, que la ecuación nacional admite que puedan pensar la economía de otra manera, pero no admite ni permitiremos que la variable de ajuste de una crisis provocada en función de sus propios intereses, la pague el pueblo trabajador al cual encima se acusa de enemigos a sus dirigentes…

Será entonces en la calle donde el movimiento nacional y popular estará en la lucha, ya que quien domina la calle determina la política y en ese sentido todos los sectores que confrontan con el neoliberalismo, actuarán juntos, más allá de historias antiguas y recientes que merecen archivo ante la dura realidad de nuestros compatriotas.

El movimiento obrero y los movimientos sociales son, sin dudas, el ariete principal del bloqueo al avance neoliberal, junto a un peronismo que poco a poco va sacudiendo las telarañas de la derrota electoral.

 

A %d blogueros les gusta esto: