La Ley de Contrato de Trabajo (LCT) dejaba a las cuentas sueldo a salvo de cualquier embargo preventivo o ejecutivo, con excepción de las deudas alimentarias. Ahora, la norma cambió. El súper DNU que publicó el Gobierno ayer selló el fin de la inembargabilidad de esa cuenta.

PARA QUE VAN A PODER EMBARGARTE LA CUENTA SUELDO

Por Fabian Ferrante

De modo tal que habilitan al banquero, al financista, al usurero, a Garbarino, a Visa, o a cualquiera a quien le debas, a que se cobre por la fuerza del embargo el dinero que vas a necesitar para darle de comer a tu familia.

Por Fabian Ferrante

“Por qué creés que el presidente decreta que las entidades bancarias te van a poder embargar la cuenta sueldo?

Te parece que se trata de un simple formulismo?

Otra ventajita más para los poderosos, y no mucho más que eso?

No. Es un poco más complejo.

El presidente decretó que se te pueda embargar la cuenta sueldo, porque el proyecto de gobierno ya contempla que, una vez sancionada la reforma laboral, vas a tener que endeudarte para poder cubrir tus necesidades básicas.

Como vas a trabajar solamente las horas y los días que el patrón decida, y te van a pagar sólo por esas horas, tu sueldo bajará dramáticamente, y será legal.

Y entonces los tipos contemplan que no vas a poder pagar tus deudas, porque vas a elegir entre pagarlas o comer.

De modo tal que habilitan al banquero, al financista, al usurero, a Garbarino, a Visa, o a cualquiera a quien le debas, a que se cobre por la fuerza del embargo el dinero que vas a necesitar para darle de comer a tu familia.

Se llama liberalismo. Cuando gobiernan le llaman neoliberalismo, para preservar inmaculada la mentira liberal.

En el barrio somos más prácticos, y simplemente decimos que volvieron esos tipos que nos roban y nos matan con carnet.”

Gentileza de Jose Miguel Lafuente

LAS CUENTAS SUELDO AHORA PUEDEN EMBARGARSE

Frente a Cano

Las noticias de Bahía Blanca ·

12.01.2018   ·

La Ley de Contrato de Trabajo (LCT) dejaba a las cuentas sueldo a salvo de cualquier embargo preventivo o ejecutivo, con excepción de las deudas alimentarias. Ahora, la norma cambió. El súper DNU que publicó el Gobierno ayer selló el fin de la inembargabilidad de esa cuenta.

La LCT declara, en su artículo 120, la inembargabilidad del “salario mínimo vital”. Pero luego, en el artículo 147, fija la “cuota de embargabilidad” del salario. Esto es, qué proporción del haber puede embargarse. Allí dispone que “las remuneraciones debidas a los trabajadores serán inembargables en la proporción resultante de la aplicación del artículo 120 (salario mínimo), salvo por deudas alimentarias”.

El excedente del mínimo será embargable según la reglamentación que fije el Poder Ejecutivo, continuaba la ley. Ese tope es el 20 por ciento del salario o del 10% en el caso de los sueldos equivalentes a hasta dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil. Pero el último párrafo, aclaraba que los embargos deberán comunicarse al empleador, “no pudiéndose trabar embargos de ningún tipo sobre la cuenta sueldo”.

Según el Banco Central, esto dificultaba el acceso al crédito a “nueve millones de personas” que solo tienen cuentas sueldo. Dicho de otra forma, como la cuenta sueldo era inembargable, los bancos y las financieras tenían mayor riesgo de cobro y lo traducían en una tasa de interés más alta. “Al establecer la inembargabilidad de manera objetiva sobre la cuenta y no sobre el salario, esta norma reduce la calidad crediticia de los ahorristas que únicamente poseen una cuenta sueldo y perjudica su acceso al crédito”, señaló la entidad en un comunicado.

La nueva norma establece que la cuenta sueldo podrá embargarse, pero con límites. Quedará a salvo el equivalente a tres veces el salario promedio recibido por el trabajador en los últimos seis meses. “No podrán trabarse embargos de ningún tipo sobre el saldo de la cuenta sueldo en la medida de que se trate de montos derivados de una relación laboral y/o de prestaciones de la seguridad social cuando ese importe no exceda el equivalente a tres veces el monto de las remuneraciones y/o prestaciones devengadas por los trabajadores y/o beneficiarios en cada período mensual, según el promedio de los últimos seis meses”, indica el artículo 168 del DNU.

Fuente: TN