Buscar en todo el potencial emancipador y huir del discurso impotente de la tristeza.

HUIR DEL DISCURSO IMPOTENTE DE LA TRISTEZA.

Por Gilles Deleuze

La tristeza, los afectos tristes son todos aquellos que disminuyen nuestra potencia de obrar.
Y los poderes establecidos necesitan de ellos para convertirnos en sus esclavos.
Los poderes tienen más necesidad de angustiarnos que de reprimirnos.

Por Gilles Deleuze

 

LA ALEGRÍA ES POLÍTICA.

“La tristeza, los afectos tristes son todos aquellos que disminuyen nuestra potencia de obrar.

Y los poderes establecidos necesitan de ellos para convertirnos en sus esclavos.

Los poderes tienen más necesidad de angustiarnos que de reprimirnos.

No es fácil ser un hombre libre: huir de la peste, organizar encuentros, aumentar la capacidad de actuación, afectarse de alegría, multiplicar los afectos que expresan o desarrollan un máximo de afirmación.

Convertir el cuerpo en una fuerza que no se reduzca al organismo, convertir el pensamiento en una fuerza que no se reduzca a la conciencia”.

A %d blogueros les gusta esto: