El Movimiento Nacional es poli clasista, transversal, polimorfo con trabajadores, empresarios, intelectuales, militares, profesionales, peronistas y no peronistas con un enemigo común y un objetivo compartido: una Patria Grande y un Pueblo Feliz.

CARTA A MIS COMPAÑERXS. EL PERONISMO ES LO QUE DIJO, HIZO, Y ESCRIBIÓ PERÓN

Por Jorge Rachid

La discusión no puede entrar por la ventana, debemos abrir la puerta al debate estratégico, al intercambio creativo de nuestra visión del mundo, recuperando la Soberanía Política de tomar decisiones por nosotros y los intereses de nuestro pueblo, afirmando cuales son las herramientas de la Independencia económica que den respuestas al pueblo argentino y consolidando la ampliación de Derechos que hemos conseguido en los más de 70 años de historia que garantizan el camino de la Justicia Social.

 

 

Por Jorge Rachid

 

CARTA A MIS COMPAÑEROS

SINCERAMIENTO PERONISTA

 

Sabemos todos los que hemos transitado una vida por el Movimiento, que nadie tiene el peronólogo, pero si sabemos lo que está dicho por el General Perón, lo escrito en los Planes Quinquenales, la letra de la Constitución Nacional de 1949, los principios Filosóficos del Congreso de Filosofía de Mendoza de 1949, las charlas en la CGT, la compilación América Latina Ahora o Nunca, sus artículos de Descartes, los libros Conducción Política, la Comunidad Organizada, Diccionario Español- Mapuche, Apuntes de Historia Militar, La Fuerza es el derecho de las bestias, La Hora de los Pueblos, el video Actualización Doctrinaria para la toma del Poder y el documento testamentario del 1° de mayo de 1974 Modelo Argentino para un Proyecto Nacional.

Se puede decir entonces que si discutimos sobre peronismo, movimiento obrero, hipótesis de conflicto y política para las FFAA, sobre Derechos de las mayorías y de las minorías: trabajadores, niños y jubilados, nuestra mirada sobre la inmigración regional de nuestros compatriotas hermanos de la Patria Grande, nuestra visión internacional de la Tercera Posición y el Movimiento de Países del Tercer Mundo, nuestra posición sobre el capitalismo salvaje como lo denuncia nuestra marcha partidaria, la construcción del Movimiento Nacional y Popular con los aliados que fijan su objetivo en la Patria al identificar los enemigos de la Nación, la defensa de los DDHH con Memoria, Verdad y Justicia, la democracia como herramienta de acceso al poder que siempre hemos practicado, la paz como eje de nuestra política interna e internacional, la defensa de la Patria, el pueblo, los recursos naturales y la defensa de los espacios soberanos: mar, tierra y aire, del Federalismo y la Patria Integrada de San Martín, Artigas, nuestros caudillos federales, Rosas, Irigoyen y Perón en los siglos XlX y XX, recuperando identidad, política y derechos con Néstor y Cristina en el siglo XXl.

Si todo este material existe, la discusión no puede entrar por la ventana, debemos abrir la puerta al debate estratégico, al intercambio creativo de nuestra visión del mundo, recuperando la Soberanía Política de tomar decisiones por nosotros y los intereses de nuestro pueblo, afirmando cuales son las herramientas de la Independencia económica que den respuestas al pueblo argentino y consolidando la ampliación de Derechos que hemos conseguido en los más de 70 años de historia que garantizan el camino de la Justicia Social. ¿O hay discusión sobre estos principios? ¿ O cantamos combatiendo al Capital porque rima con General? ¿ O hablamos de Patria Grande pero la congelamos al siglo XlX de nuestros Padres Fundadores? ¿O nos emocionamos con  nuestros héroes y mártires de cada resistencia e ignoramos a los presos políticos de hoy? ¿Repudiamos las Dictaduras y justificamos las represiones de hoy a los trabajadores organizados y los movimientos sociales? Podemos seguir la lista de incompatibilidades con nuestra Doctrina.

El Movimiento Nacional es poli clasista, transversal, polimorfo con trabajadores, empresarios, intelectuales, militares, profesionales, peronistas y no peronistas con un enemigo común y un objetivo compartido: una Patria Grande y un Pueblo Feliz. Por eso es contradictorio el MN y Popular, Latinoamericano y Emancipador, vivimos en tensión interna, pero marchamos juntos al destino de Patria como nos enseñó la historia, sólo la Unidad del Pueblo construye el camino de la reconstrucción nacional.

Estar junto al cipayaje colonizador y entreguista en la “gobernabilidad” es una desviación neoliberal en el mejor de los casos, pero intolerable para el conjunto del peronismo, casi un camino sin retorno. Quienes tienen responsabilidades institucionales deben saber que preservando el presente económico cediendo, consolidan el futuro claudicante propio y de la Patria, al acumular riquezas financieras pero destruyendo trabajo e industrias. Pan para hoy, hambre para mañana a costa de los jubilados, pensionados, discapacitados y la AUH, lo cual constituye una afrenta doctrinaria, lo presenten como lo presenten, desde el posibilismo coyuntural.

Por último pensemos: ¿el UNASUR es nuestro o no, lo dejaremos morir?, ¿toleraremos en nombre de la doctrina el endeudamiento que nos amordaza la soberanía?, ¿dejaremos que los jubilados sean agredidos y financien la banca, el campo y las mineras?, ¿permitiremos desmontar el Modelo Social Solidario de la conciencia nacional común en salud y educación, techo y trabajo? , ¿Serán los que gritan peronismo los que permitan arrasar los derechos conquistados de las mayorías populares?, ¿seremos funcionales a los planes imperiales de EEUU y Europa o seremos tributarios de los intereses de nuestro pueblo?, ¿seguiremos entrando en discusiones endogámicas, mientras el enemigo avanza?

Un abrazo a todos los compañeros peronistas y no peronistas del campo nacional y popular que identifican al Neoliberalismo como el enemigo a vencer, no a negociar con él.

A %d blogueros les gusta esto: