Carta del cura Francisco "Paco" Olveira a Gabriela Michetti En diciembre de 2016 el cura párroco de la Isla Maciel e integrante del Grupo de Curas en Opción por los Pobres le envió una carta a la vicepresidenta. A un año de la llegada de Cambiemos al gobierno, le decía entonces que en los barrios “había subido todo, menos la alegría”.

FRANCISCO “PACO” OLVEIRA A GABRIELA MICHETTI :”USTEDES SE BURLAN DE LOS POBRES”

Francisco “Paco” Olveira : “Ojalá no haga falta una tercera carta porque hayan cambiado el rumbo”, le escribió ahora, luego de marcarle que bajan la Asignación Universal por Hijo para el sector más pobre de la población mientras a las grandes empresas les reducen los aportes patronales y el impuesto a las ganancias.

 

Página 12 /El País

12 de diciembre de 2017

 

Esta es la carta completa:

Sra Vice-Presidenta Gabriela Michetti:

Al cumplirse un año de gestión “Cambiemos”  le escribí una carta abierta en la que le decía que en los barrios “había subido todo, menos la alegría”, en vistas de los resultados de este segundo año pensaba no volver a perder el tiempo ya que si lo que a ustedes se les ocurre para llegar a la tan mentada “pobreza cero” no es otra cosa que bajarle al sector más pobre de nuestra población lo que debían recibir por la Asignación Universal por Hijo -mientras a las grandes empresas les reducen los aportes patronales y el impuesto a las ganancias- no tenemos mucho para hablar. Directamente ustedes se burlan de los pobres.

Esas madres que difícilmente pueden darle ya de comer a sus hijos, no tendrán más remedio que mandarlos a nuestros ya abarrotados comedores. Y eso duele…

Es la famosa teoría del derrame neoliberal que, como bien dice el Papa Francisco, “nunca se ha confirmado en los hechos e implica una burda confianza en la “bondad” de quienes detentan el poder económico. Mientras tanto los excluidos siguen esperando” (Evangelii Gaudium 54).

Pero acá estoy escribiéndole ya no de la pobreza que mata a pasos lentos, a guisos de arroz o fideos  sin carne, sino sobre sus desafortunadas y peligrosas afirmaciones sobre los “enfrentamientos” en el Sur de nuestra Patria. Usted se dice cristiana y el pasado 8 de diciembre,  día de la Virgen Inmaculada, nos compartió incluso una foto acaramelada de ella. Qué pena que se olvidó de sus dichos: “Dios derriba del trono a los poderosos y eleva a los humildes,  a los pobres llena de bienes y a los ricos despide con las manos vacías” (Lucas1,52-53);

Esa María tuvo un hijo llamado Jesús que los cristianos creemos renace cada Navidad y sabe, no le veo buen futuro, me parece que podría repetirse la historia y si bien ya no morir en una cruz  que es un invento antiguo pasado de moda, quizás si de un tiro que entre por una nalga y le salga un poquito más arriba del pecho. Eso si llega a grande, porque siempre hay Herodes que buscan matarlos de chiquitos, cómo ahora que aumentó la mortalidad infantil.

Es que El Hijo de la María, que nace ahora como siempre en villas y asentamientos nunca en tierras de Benettones y Lewis, de grandecito se enfrentó a la Ley –aunque a usted no le guste-. A él le enseñaron que la Ley del “mismito dios” prohibía curar en sábado porque era su día Santo y Jesús dijo ¿qué Dios es ése?, el mío no es  y curó en Sábado. También le enseñaron que la ley prohibía tocar a los leprosos o te volvías también impuro como ellos. Donde lee usted leproso puede traducir por  mapuches, villeros, madres de AUH y ¿sabe que hizo Jesús? se saltó la Ley, los abrazó y se dio el milagro que el leproso se curó (algo así como que el hermano mapuche recuperó sus tierras).

Como dijo Gandhi, ese sí gran discípulo de Jesús sin creer en él: “Nadie está obligado a cooperar en su propia pérdida, ni en su propia esclavitud. La desobediencia civil es un derecho imprescriptible de todo ciudadano”.

Ustedes nos llenaron la cabeza en tiempos electorales con la palabra diálogo, “escuchando al otro para ver con que nos podemos enriquecer” decía el presidente. Calculo que el diálogo ha de darse con el que piensa distinto y también con el que reclama. Como decíamos los curas en la opción por los pobres: “El estado tiene todos los medios y herramientas para ser artesano de la Paz. No lo está siendo. Y ya demasiada sangre ha corrido por los suelos de esta Patria” (7/12/2017 Comunicado a la opinión pública)

Ojalá no haga falta una tercera carta porque hayan cambiado el rumbo, ojalá sobre todo no se nos acabe el tiempo para escribirla de ser necesaria, porque  tenga claro que frente al avasallamiento de los derechos de nuestro Pueblo y a pesar de que quieran criminalizar la protesta habrá que seguir  saliendo  a las calles, a los montes, a los ríos, y en esa lucha a muchos nos alentará en el corazón las palabras de un tal Jesús, ese judío marginal  nacido en Belén de Judea para alegría del Pueblo –nunca de los poderosos -, que nos sigue  diciendo: “felices los que son perseguidos por practicar la justicia porque a ellos les pertenece el Reino”. (Mt. 5,10)

El que dijo eso, se lo acabo de recordar, terminó en una cruz: el castigo que el imperio del momento daba a los opositores para que a nadie se le ocurriera subvertir el orden, la famosa Pax Romana. Paz de la que Tácito el historiador romano decía: “A la rapiña, el asesinato y el robo los llaman por mal nombre gobernar y dónde crean un desierto, lo llaman paz”. El mismo que dijo: “Los peores enemigos son los que aprueban siempre todo” y que “el poder conseguido por medios culpables (llamémosle globitos de colores, mentiras y promesas incumplidas) nunca se ejercitó en buenos propósitos”.

Lamentablemente no puedo decirle Feliz Navidad, tan sólo preguntarme cómo lo hacían los curas del tercer mundo: ¿Navidad para quién?

Francisco Olveira

Sacerdote del grupo de curas en la opción por los pobres. Isla Maciel

FRANCISO PACO OLVEIRA: “ESTAMOS PASANDO DE UN ESTADO DE DERECHO A UN ESTADO POLICIAL”

El cura de Isla Maciel señaló que “hoy parece que las fuerzas de seguridad estuvieran prácticamente por encima de la ley” y advirtió que “tiene que ver con un modelo económico de exclusión donde hay mucha gente que queda en la calle, que protesta; y la respuesta es la represión”.

 

Por Diego Colao

VaConFirma

12/12/2017

 Francisco “Paco” Olveira, cura de la Isla Maciel e integrante del grupo de Curas en Opción por los Pobres se mostró “muy preocupado” porque “estamos pasando de un Estado de Derecho a un Estado policial”.

“Nunca tuvimos fuerzas de seguridad que fueran muy democráticas pero con una cierta conducción estaban acotadas”, agregó Olveira y sostuvo que “hoy parece que las fuerzas de seguridad estuvieran prácticamente por encima de la ley”.

En este sentido criticó las declaraciones públicas de la vicepresidenta Gabriela Michetti, del presidente Macri, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quienes dijeron “que el beneficio de la duda va de su parte, que ellos no tenían que probar nada, como si las fuerzas de seguridad no tuvieran que cumplir la ley como los demás o mucho más que los demás, porque tienen el ejercicio de la coerción pública y no se puede ejercer eso sin ley”.

El padre consideró que “no de casualidad tenemos dos muertos”, y señaló que “se están generando enemigos internos que tiene que ver con un modelo económico de exclusión donde hay mucha gente que queda en la calle, que protesta; y la respuesta es la represión”.

“Es preocupante cuando ya se empieza a hablar de enfrentamiento, es un lenguaje que ya escuchamos; porque en la época de la dictadura decían un enfrentamiento y había sido directamente un asesinato”, destacó Olveira en diálogo con  y agregó que “acá nos hablan de un enfrentamiento en el caso de Rafael Nahuel pero tenemos una bala que entró por la nalga y que salió más arriba, por lo cual es muy difícil creer que es un enfrentamiento cuando uno va corriendo de espaldas”.

Los Curas en la Opción por los Pobres emitieron un comunicado luego del procesamiento y pedido de desafuero de Cristina Fernández de Kirchner donde calificaron como “insostenible” la decisión del juez Bonadío y advirtieron que “la arbitrariedad cada vez más manifiesta de ciertos sectores del Poder Judicial, en transparente coordinación con el Poder Ejecutivo y el poder mediático está llegando a extremos insostenibles”.

En cuanto al papel de la iglesia, para Olveira “se va dando una palabra más clara y el papa Francisco también tiene una posición clara y está dando buenas señales”, ya que “está nombrando obispos que trabajan en las villas, miembros del grupo Opción por los Pobres y otros curas de barrio”; además de recibir “a la familia de Santiago Maldonado o cuando le dijo a un periodista que ya era hora de que los periodistas estén preocupados por la libertad de expresión”.

Destacó que “hoy tenemos una Conferencia Episcopal un poco más comprometida con los temas sociales” y remarcó que “no de casualidad” el senador Miguel Ángel Pichetto “le dijo a Ojea”, presidente de la conferencia, “que se dedique a las cosas de dios porque había criticado la reforma previsional”.

“Estas son las cosas de dios, que la gente pueda vivir con dignidad”, remató Olveira.

Sobre la situación social de Argentina, el cura manifestó que “en mi barrio no veo que haya un repunte del trabajo, veo mucho cuentapropismo que dura muy poco, porque son muchas personas que venden lo mismo para un público muy reducido y que tiene poco nivel adquisitivo por lo tanto son emprendimientos que duran muy poquito”.

“La situación -remarcó- para el año que viene va a ser muchísimo peor”, si se aprueba la reforma previsional, “van ajustar la Asignación Universal por Hijo que va a ser menor” y es la que le brinda un beneficio al “sector más pobre de nuestra población”.

Olveira consideró que las reformas que propone el gobierno nacional “ya se implementaron en nuestra patria y nunca dieron resultado” y además “no hay ninguna medida a favor del trabajador, son todas medidas a favor de los empresarios”.

“Se bajan los aportes patronales porque así se va a crear más trabajo pero la realidad es que se termina concentrando el dinero en vez de que haya una distribución más equitativa”, señaló.