El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) dictaminó el martes que la repostulación de autoridades nacionales y subnacionales es constitucional y con ello dio luz verde a la polémica repostulación de Evo Morales a la presidencia.

OTRA VUELTA PARA EVO

Evo Morales Ayma— Una de las vías constitucionales planteadas por movimientos sociales en diciembre pasado ha sido reconocida: estamos habilitados para que el voto del pueblo defina darnos su apoyo para una nueva gestión. La Revolución Democrática y Cultural sigue. ¡Hasta la victoria siempre!-

 

 

Bolpress

29 noviembre, 2017

 

Tribunal da luz verde a la repostulación de Morales

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) dictaminó el martes que la repostulación de autoridades nacionales y subnacionales es constitucional y con ello dio luz verde a la polémica repostulación de Evo Morales a la presidencia.

“Hemos dispuesto que justamente la prevalencia, la aplicación preferente de convenios internacionales con relación a la aplicación preferente de esa disposición legal dispuesta en el artículo 256 de la Constitución Política del Estado”, dijo el presidente del TCP, Macario Lahor, en rueda de prensa en la sede del Poder Judicial boliviano, la ciudad de Sucre.

Según el funcionario, “todos ciudadanos y todas las personas que estaban limitando la ley y la Constitución Política del Estado está, justamente, habilitando a esas personas a postularse, porque definitivamente el que elige es el pueblo boliviano”.

Con el fallo el tribunal resolvió la acción abstracta que pidió declarar inconstitucional cuatro artículos de la Constitución (156, 168, 285 y 288) y que fue presentada por parlamentarios del MAS y dos parlamentarios de la oposición.

Una de las vías constitucionales planteadas por movimientos sociales en diciembre pasado ha sido reconocida: estamos habilitados para que el voto del pueblo defina darnos su apoyo para una nueva gestión. La Revolución Democrática y Cultural sigue. ¡Hasta la victoria siempre!

— Evo Morales Ayma (@evoespueblo) November 29, 2017

Según la argumentación esos cuatro artículos son contrarios a la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) que en su artículo 23, párrafo 1 inciso c establece que es un derecho de los ciudadanos “votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas” y “tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país”.

Ahora, aunque la Constitución limita a dos las veces en las que una persona puede ser reelegida, gobernadores, alcaldes, asambleístas, concejales y otras autoridades electas pueden postular a una reelección.

Protesta en la oposición

El fallo provocó de inmediato protestas en la oposición, que considera que la repostulación de Morales ya fue rechazada por la mayoría del pueblo boliviano en el referéndum del 21 de febrero del pasado año.

.@evoespueblodesconoce su constitución, da golpe a la voluntad popular expresada el 21F y miente reiteradamente, para intentar quedarse en el poder. pic.twitter.com/myoTZM8fSR

— Tuto Quiroga (@tutoquiroga) November 28, 2017

El TCP ha destruido las garantías democráticas. Desconoce la inalienable soberanía del Pueblo (21F). Convierte a Bolivia en un país sometido al arbitrio del Presidente Morales y burla la majestad de la Ley

— Carlos de Mesa G. (@carlosdmesag) November 28, 2017

 

EVO MORALES RESPONDE A EEUU: AHORA ESTOY DECIDIDO A SER CANDIDATO Y GANAR ELECCIONES EN 2019

ABI

30 noviembre, 2017

El presidente Evo Morales dijo  que ahora está decidido a ser candidato y ganar las elecciones de 2019, en respuesta al pronunciamiento de Estados Unidos (EEUU) contra el fallo del máximo tribunal de la Justicia boliviana que restituyó los derechos político electorales de las autoridades nacionales y subnacionales.

“Yo no estaba tan decidido y ahora estoy decidido para ser candidato el 2019. Qué tiene que ver Estados Unidos para amenazar y amedrentar”, manifestó el mandatario al entregar obras en Cochabamba.

Para Morales, el rechazo a su repostulación es una acción abierta de injerencia estadounidense que, a su juicio, “sufre”, porque no puede volver a “dominar Bolivia para robar y saquear” sus recursos naturales.

INJERENCIA DE EEUU Y CHILE

Por su lado, la ministra de Comunicación, Gisela López, afirmó que la derecha radical se quitó la máscara y articula fuerzas con agentes políticos de Bolivia, Chile y Estados Unidos (EEUU) para bajar a Evo Morales de la presidencia y abrir el Estado Plurinacional a los intereses foráneos que en el pasado sometieron al país.

López apuntó a los gobiernos de EEUU y Chile por el rechazo que expresaron a una eventual reelección de Morales en las elecciones de 2019, después que el máximo tribunal de Justicia boliviano reconoció el derecho del mandatario izquierdista y otras autoridades electas de terciar en los comicios amparados en los preceptos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“Por un lado el canciller chileno se inmiscuye en las decisiones políticas que toma el pueblo boliviano, olvidándose del rol de representante de la diplomacia chilena; por otro lado, EEUU emite un comunicado oficial en ese mismo sentido, involucrándose en un afán injerencista en la política boliviana”, dijo a los periodistas.

López afirmó que la clase política chilena conservadora no duerme tranquila desde que Morales es presidente, porque no lo controla como hacía antes con los gobiernos de la derecha boliviana que resignaron la reivindicación marítima de Bolivia a los intereses de la oligarquía de Chile.

“Evo Morales le quitó el sueño a la política chilena (…), ellos sueñan con que la derecha boliviana vuelva a gobernar”, refrendó.

López agregó que la derecha chilena está alineada a la política imperialista de Washington, que en los casi 12 años de la presidencia de Morales ha incentivado y financiando a sectores radiales de Bolivia que promueven movilizaciones y campañas para desgastar la imagen del mandatario indígena.

“Se han retirado la máscara y de frente ahora emiten criterios políticos (…), se ha develado quiénes están detrás de la derecha boliviana radical, racista y opositora a la revolución del pueblo”, subrayó.

Frente a lo que llamó la articulación de fuerzas internacionales políticas para atacar al Gobierno, López instó a la oposición boliviana a unirse y plantearle al país una alternativa al Estado Plurinacional con autonomías que está en construcción desde 2006.

En ese marco, condenó los hechos violentos que grupos de oposición protagonizan en el país en protesta a la repostulación de Morales.

“Ellos están apostando nuevamente a la violencia, como lo hicieron durante el desarrollo de la Asamblea Constituyente el 2006 y 2007; lo hicieron el 2008 violentamente con el golpe de Estado orquestado por las prefecturas y los comités cívicos; lo hicieron el 2009 financiado un grupo terrorista en Bolivia; lo han hecho año tras año y hoy, en el momento en que se consolida la profundización de la democracia boliviana, lo vuelven hacer”, alertó.

TRIANGULACIÓN POLÍTICA

El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, pidió hoy estar alertas ante la intromisión externa en asuntos internos del país, y denunció la existencia del triángulo de coordinación Gobierno de EEUU – Gobierno de Chile – Oposición en Bolivia, que tiene el objetivo de “truncar el proceso de cambio”.

Llorenti calificó como “inaceptable” el comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos, que le pide al Presidente Evo Morales no optar por la reelección, y llamó la atención sobre el pronunciamiento casi simultáneo de Chile, en la voz de su canciller Heraldo Muñoz, sobre el fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia.

A Chile le interesa que Bolivia deje de crecer económicamente, y no le favorece tener a Evo Morales al frente de la causa marítima, explicó. Precisamente los tres actores a los que menos les conviene tener a Evo Morales como candidato en las elecciones de 2019 son los que se articulan y coordinan, apuntó.

Las casualidades no existen, este episodio revela que existe coordinación entre los gobiernos de Estados Unidos, Chile, con la oposición en Bolivia, insistió, y aseguró que “Bolivia va a defender su soberanía”.