El LLAMAMIENTO Argentino Judío repudia la repetida utilización del “antisemitismo”como justificación para la confrontación política.

LA EXCUSA DEL ANTISEMITISMO

El legislador Waldo Wolff, uno de los voceros más fundamentalistas de la derecha argentina, ha acusado públicamente al diputado Leopoldo Moreau de ser portador de discursos judeofóbicos, tergiversando aviesamente el debate planteado por el dirigente del Movimiento Nacional Alfonsinista.

Por Llamamiento Argentino Judío

08/11/2017

LA UTILIZACIÓN DEL ANTISEMITISMO

El LLAMAMIENTO Argentino Judío repudia la repetida utilización del “antisemitismo”como justificación para la confrontación política.

El legislador Waldo Wolff, uno de los voceros más fundamentalistas de la derecha argentina, ha acusado públicamente al diputado Leopoldo Moreau de ser portador de discursos judeofóbicos, tergiversando aviesamente el debate planteado por el dirigente del Movimiento Nacional Alfonsinista.

En una carta documento enviada por Wolff a Moreau, el exdirigente de la DAIA (que preside el grupo de parlamentarios judíos organizado en torno al Congreso Judío Mundial, y acompañante en diciembre pasado de la ministra Patricia Bullrich a un Congreso y exposición de aparatología bélica realizado en Tel Aviv) utiliza nuevamente la sensible temática del antisemitismo, en este caso, para difamar a Moreau.

En la misiva dirigida a Leopoldo Moreau —de la que la DAIA se hace eco—, el legislador de Cambiemos asocia la agencia de inteligencia israelí a la identidad judía, confundiendo a la opinión pública acerca del significado real de la judeofobia: se puede pertenecer al Mossad sin ser judío.

De hecho, una de las tareas centrales de todos los organismos de inteligencia consiste en cooptar a actores de otras nacionalidades.

El antisemitismo —que Wolff intenta constituir como un escudo político— no puede ni debe ser utilizado como subterfugio para defenderse, ni para agraviar a quien se expresa sobre aspectos asociados a lo jurídico y/o lo político.

El LLAMAMIENTO rechaza terminantemente la adulterada y espuria utilización que Waldo Wolff y la DAIA hacen de la temática discriminatoria contra los judíos, al tiempo que participa del merecido desagravio a Leopoldo Moreau, quien en sus cuatro décadas de militancia política ha dejado en claro su apego a los valores del respeto a la diversidad, el pluralismo y a los valores democráticos.

Buenos Aires 8 de Noviembre de 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: