Urtubey espera el container de pomada Marzán porque no se puede sentar.

LOS ZOMBIS

Por Liz Viola

Hoy comienza a escribirse una nueva historia dentro de la política argentina. Cuando todos creían que ella no volvía más, hoy nuevamente, está en el ruedo como Senadora Nacional. En cambio muchos de los traidores que fueron funcionales al gobierno de turno, parece que aún no se dieron cuenta que están muertos políticamente.

Por Liz Viola
NAC&POP
23/10/2017

Hoy comienza a escribirse una nueva historia dentro de la política argentina, cuando todos creían que no volvía más, hoy nuevamente, ella, está en el ruedo como Senadora Nacional.

En cambio muchos de los traidores que fueron funcionales a el gobierno de turno parece que aún no se dieron cuenta que están muertos políticamente.

Massa perdió en su casa.

A Randazzo le dejaron dos segundo el manejo del PJ y lo estrelló.

Margarita que quería ser como ella, quedo más desojada que nunca.

Abal Medina, que nunca pudo levantar vuelo, como Julián Domínguez, pasaron a la historia sin pena ni gloria.

Urtubey espera el container de pomada Marzán porque no se puede sentar.

Los radicales que festejan no sé qué… aún no se dieron cuenta que acaban de presenciar el funeral de su partido.

Que Cristina, con todo el aparato en contra y peleando contra propios y ajenos, acaba de formar una nueva fuerza opositora.

Junto a ella, un número importante de argentinos no se deja engañar con campañas mediáticas inventadas por un payaso oportunista como Jaime Barba.

Ese, que sin ser funcionario, anoche, estaba festejando con los candidatos del cambio, al que agradeció la guioneada gobernadora y los títeres, de este mismo, festejando el plan estratégico que les brindó el triunfo,

A partir de hoy empieza un verdadero cambio.

Ya aumento la nafta,

Y los zombis siguen votando ese cambio, mentiroso y mezquino.

En poco tiempo se darán cuenta que fueron usados para vaciar el país y no sé si podremos ponerlo de pie como lo hicieron Néstor y Cristina.

En poco tiempo verán como no podrán sostener tanta mentiras y promesas.

En poco tiempo se darán cuenta que se equivocaron y volverán a pedirle, a ella, que vuelva a tomar las riendas de este país, porque no les alcanza para darle de comer a sus hijos.

Lamentablemente como todas las cosas, uno se da cuenta solo con el tiempo

 

LV/

A %d blogueros les gusta esto: