Desaparición forzada. Ahora el gobierno de Macri apunta a miembros de la gendarmería por la causa de Santiago Maldonado.

SIETE PEREJILES

Por Oscar Gómez

A más de un mes de la desaparición de Santiago Maldonado y luego de que el Gobierno defendiera a rajatablas el accionar de Gendarmería y apuntara a todas las pistas posibles menos la de la actuación de la fuerza, ahora la ministra de Seguridad Patricia Bullrich le aportó al juez de la causa, Guido Otranto, una lista de siete gendarmes que estuvieron en el operativo donde se lo vio por última vez al joven. ¿Son perejiles?

Por Oscar Gómez
Movimiento Periodistas Peronistas
11/09/2017

La ministra de Seguridad aportó al juez de la causa una lista de siete gendarmes.

Sin embargo, no los separó de la fuerza.

¿Oportunismo?

A más de un mes de la desaparición de Santiago Maldonado y luego de que el Gobierno defendiera a rajatablas el accionar de Gendarmería y apuntara a todas las pistas posibles menos la de la actuación de la fuerza, ahora la ministra de Seguridad Patricia Bullrich le aportó al juez de la causa, Guido Otranto, una lista de siete gendarmes que estuvieron en el operativo donde se lo vio por última vez al joven. ¿Son perejiles?

“Comenzamos nuestra investigación primero analizando el accionar de todos los gendarmes que estuvieron, pero muchos estuvieron lejos del predio del RAM.

Y hubo 31 que entraron.

Y estos siete son el foco de los que estuvieron más cerca del río, que son los que vieron.

Esas declaraciones nos parece que son las más importantes y son una parte de las que le llevamos al juez Otranto”, señaló la funcionaria en declaraciones a El Trece, luego de una semana de mantener el bajo perfil.

“El trabajo es sobre aquel que estuvo más cerca, que puede dar una información más certera”, dijo, aunque aclaró que “se está haciendo un seguimiento sobre todos y cada uno de los gendarmes”.

Bullrich detalló que desde que ocurrieron los hechos, “se los interrogó tres veces a todos los que estuvieron, y después, a los que estuvieron más cerca del río se hizo un trabajo especial, profundo y duro”.

A contra mano de lo que indican los manuales, de separar a cualquier sospechado de la investigación, la ministra precisó que “tomamos una decisión que fue la más difícil, que es no separar a los gendarmes porque pensamos que, primero, tenemos que cuidar a los que nos cuidan” (?).

(Info: Minuto Uno).

A %d blogueros les gusta esto: