Advertencia: El presente artículo contiene escenas de peronismo explícito, lenguaje popular y reverberos de una marchita elemental...

AZÚCAR MORENO

Por Eduardo Oscar Muzzin Nayar

Yo quería volver a escuchar la palabra ”revolución” sin pedirle disculpas a nadie. Que el frentismo no es perder la identidad, que la patria existe y que el modelo peronista no es pasado para nosotros sino futuro para un mundo sin cadenas.Me preguntaron -“¿Qué te parece lo que dijo?”… Contesté: “Indispensable ducha de lo nacional popular revolucionario…”

Por Eduardo Oscar Muzzin Nayar
NAC&POP
10/08/2017

Cenar en el Bauen de Buenos Aires junto a queridos amigos en la vida, los sentimientos y las ideas…

La visita de Alberto Rodríguez Saa en señal de apoyo a Guillermo Moreno

Se cantó la marcha, se dijeron cosas, ví de cerca a personas que respeto intelectualmente..

A otras que me resultan interesantes…

Y a Moreno le di un abrazo y los saludos de María.

Al oído le confesé: -“Me vine desde Mar del Plata para escucharte, compañero”.

Guillermo Moreno con Pepe Muñoz Aspiri

Una sonrisa y un “gracias” me hizo sentir que el viaje valió la pena.

Me acuerdo de cosas:

“Yo fui a una escuela fábrica, doble turno, nos daban el almuerzo.

Perón me preguntó: -¿En qué año estás?

-¿Estudiás?.

En cambio Evita me dijo: -“¿Te tratan bien los profesores?

¿La comida es buena?”.

Dante Rubio agradece la designación de Patriota de la Resistencia Peronista

Lo contó un compañero de 87 años.

“El peronismo es el segundo proyecto de liberación social y nacional de nuestra historia, el primero fue el de las Misiones Jesuíticas…

Y ambos proyectos están ligados en su intencionalidad”.

“La encíclica <Laudato si’>, del papa Francisco, contiene dieciocho párrafos textuales del <Modelo Argentino para el proyecto Nacional> de Perón (1974)”.

Lo dijo Gustavo Vera.

Guillermo Moreno con Andreatta el “tío” de las Qunitas

Después habló Moreno.

Como esos cantores que te llegan al alma aunque desafinen.

Empleó la prosa que yo esperaba oír.

Poca coyuntura y mucho proyecto.

Mucha liturgia.

Mucha apelación a lo que siempre late en nosotros, más allá de las adecuaciones a los distintos tiempos.

Yo quería volver a escuchar la palabra ”revolución” sin pedirle disculpas a nadie.

Que el frentismo no es perder la identidad, que la Patria existe y que el modelo peronista no es pasado para nosotros sino futuro para un mundo sin cadenas.

Me preguntaron -“¿Qué te parece lo que dijo?”…

Contesté: “Indispensable ducha de lo nacional popular revolucionario…”

“Tan indispensable como es indispensable el sol que, aunque no lo veamos, siempre está”…

A %d blogueros les gusta esto: