En uno de sus programas de televisión la señora Legrand se molestó con una de sus invitadas, la señora Inés Estevez (FOTO) porque al ser nombrada por la locutora en el segmento de las presentaciones, la actriz saludó con sus dedos en V.

LA “V” DE LA VICTORIA

Por Omar Dalponte

Como ignora tantas cosas, sería bueno que la señora Legrand supiera por qué los peronistas con orgullo –repito- utilizamos el saludo de referencia para expresar en un sólo gesto convicciones profundas. También le vendría bien, para su conocimiento, saber que la expresión de los dedos en “V” viene de lejos. Hay más, pero los datos que siguen alcanzan para demostrar que esta señora es absolutamente ignorante sobre temas respecto a los cuales opina sin saber y utiliza para agraviar y censurar.

Por Omar Dalponte

NAC&POP

25/07/2017

La “V”  de la victoria, la Sra Legrand

y su ignorancia supina.

En uno de sus programas de televisión la señora Legrand se molestó con una de sus invitadas, la señora Inés Estevez porque al ser nombrada por la locutora en el segmento de las presentaciones, la actriz saludó con sus dedos en V.

La anciana conductora de los almuerzos, visiblemente alterada, le reprochó a Inés Estevez su  saludo por tratarse de una expresión kirchnerista

En otros programas, diferentes personajes caracterizaron el saludo en “V” como emblema del peronismo.

Bueno: Si señores.

En verdad lo es, y nosotros orgullosamente saludamos con las manos en alto y los dedos en “V” cuando vivamos a Perón, a Eva, a Néstor y a Cristina.

También cuando al finalizar el Himno Nacional repetimos desde el corazón “O juremos con gloria morir!!”.

Y cuando cantamos a voz en cuello y con todo fervor nuestra querida marcha “Los Muchachos Peronistas”.

Como ignora tantas cosas, sería bueno que la señora Legrand supiera por qué los peronistas con orgullo –repito- utilizamos el saludo de referencia para expresar en un sólo gesto convicciones profundas.

También le vendría bien, para su conocimiento, saber que  la expresión de los dedos  en “V” viene de lejos. Hay más, pero los datos que siguen alcanzan para demostrar que esta señora es absolutamente ignorante sobre temas respecto a los cuales opina sin saber y utiliza para agraviar y censurar.

La “V de la victoria” proviene de la Guerra de los Cien Años (1337-1453), en concreto de la Batalla de Agincourt (25 de octubre de 1415).

Cuenta la historia que el rey francés Carlos VI había dicho a todo el mundo que tras obtener la victoria les cortaría los dedos índice y mayor a los arqueros ingleses, como castigo por utilizarlos para disparar contra sus tropas.

Pero los ingleses derrotaron inesperadamente a los franceses, en gran medida gracias a la acción de sus arqueros que lograron una verdadera matanza de la caballería gala.

Al finalizar la batalla éstos levantaron los dos dedos delante de los cautivos franceses demostrándoles que seguían intactos, o lo que es igual, que habían logrado la victoria. (Fuente: página de internet de Areco Noticias).

En julio de 1941 Winston Churchill en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial empezó a usar la V de la victoria.

El general Charles de Gaulle, líder francés, lo usó en cada uno de sus discursos.

En los años 60, la seña fue adoptada por la contracultura estadounidense y por el movimiento hippie. John Lennon, del conjunto de rock Los Beatles, fue la figura que, probablemente, haya difundido en mayor medida dicho gesto.

En el trágico junio de 1955, los aviones que bombardearon nuestra Plaza de Mayo llevaban pintada en su fuselaje exterior la “V” con una cruz en el medio que significaba “Cristo Vence”.

Recordemos el enfrentamiento que por aquellos días existía entre la iglesia oligárquica y nuestro Peronismo.

A partir de septiembre de 1955, luego del derrocamiento de Perón por la revolución fusiladora que encabezaron los asesinos general Pedro E. Aramburu y almirante Isaac Rojas,  iniciada la Resistencia Peronista nuestros compañeros adoptaron como símbolo de la lucha por el regreso de Perón la “V” con una “P” en el medio, expresando de esta manera los que se convertiría en un grito popular durante 18 años de lucha: Perón Vuelve.

Aún hoy, y pelearemos para que sea por mucho tiempo, el saludo con los dedos en V  significa para nosotros lealtad, coraje, compromiso y fe en la victoria.

“Quienes quieran oir que oigan”.

OD/