Nuevo fracaso de Macri y Temer al intentar sancionar a Venezuela

MADURO VENCIO A MACRI Y TEMER JUNTOS

Por Héctor Bernardo

El mandatario argentino y el golpista brasileño intentaron emitir una nueva sanción contra el Gobierno Bolivariano, pero no lograron el consenso necesario y se fueron con las manos vacías. Bolivia y Uruguay pusieron un freno a la intención de injerencia.

Por Hector Bernardo

Contexto

Jul 22, 2017

El presidente argentino Mauricio Macri y el golpista brasileño Michel Temer fueron a la Cumbre del Mercosur con la intención manifiesta de sancionar al Gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro y entregarles una ofrenda a la violenta oposición venezolana y a la Casa Blanca, pero debieron irse de Mendoza (Argentina) con las manos vacías.

Su intención era suspender a Venezuela con el argumento de que el Gobierno de Nicolás Maduro había “roto el orden constitucional” con el llamado a la Asamblea Constituyente, una decisión soberana del pueblo venezolano.

El argumento del mandatario argentino y el golpista brasileño va en línea con lo que platea la oposición venezolana y la Casa Blanca.

La sanción hubiera formado parte de las herramientas que la derecha usa mediáticamente para intentar socavar la imagen del Gobierno Bolivariano.

Fue por ello que Uruguay y Bolivia se opusieron tajantemente a que se emita un documento que mostrase una clara intención intervencionista en los asuntos internos de un país.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, señaló a través de la red social Twitter que “nuestro Mercosur no puede repetir la amarga historia de la OEA: por razones políticas o ideológicas expulsar o excluir a países”.

No es la primera vez que Macri intenta atacar a Venezuela para entregar una ofrenda a Washington.

A principios de este año, poco antes de viajar a Estados Unidos para reunirse con el mandatario norteamericano Donald Trump, el presidente argentino envió al Congreso una declaración de condena contra el Gobierno de Maduro, pero los diputados del Frente para la Victoria (FpV) no dieron quórum y la intención de Macri también se frustró en aquella ocasión.

En una postura totalmente contraria a la del mandatario argentino, los movimientos sociales de la región reunidos en la Cumbre Social del Mercosur emitieron un documento en el que señalaron que “ni como países de Mercosur, ni como organismos de América, podemos ser cómplices de una intervención norteamericana en Venezuela”.