Mientras todas las encuestas los dan como perdedores este episodio del Correo echa grandes dudas sobre un fraude planificado en curso.

FRAUDE ELECTORAL EN PUERTA EN MONTE GRANDE LA GENDARMERIA SE PREPARA PARA REPRIMIR EMPLEADOS DEL CORREO DESPEDIDOS

Están cambiando empleados avezados en el manejo de las elecciones por nuevos empleados que ingresaran para militar los resultados de Cambiemos mientras la ciudadanía los echa con su voto del lugar de privilegio en el que se han encaramado mintiendo, haciendo fraude y manipulando la información mientras saquean el Estado y endeudan al país entregándolo al imperio ingles norteamericano empezando por Malvinas y siguiendo por la Patagonia de Joe Lewis. Por empezar mirate este video.

NAC&POP

17/07/2017

CARTAS, REPRESIÓN Y FRAUDE

Un operativo rodeó la entrada de la Sede Central del Correo Argentino de Monte Grande.

Sucedió esta noche en la Sede Central del Correo Argentino de Monte Grande, ubicado en Av. V. Fair al 1100, donde Gendarmeria desplegó un operativo preventivo para dirimir un conflicto entre fleteros y la empresa que presta el servicio de correos, según la información recogida por El Diario Sur en el lugar.

El jefe del operativo comunicó que el despliegue fue de modo preventivo para que la empresa de correos puede continuar realizando su labor.

El control y cuidado de las urnas, por la proximidad de las elecciones, fue otra versión que circuló sobre la llegada de la Gendarmeria al Correo Argentino.

Las redes sociales se hicieron eco de la novedad, mediante la divulgación de fotos y la versión de posibles despidos efectuados por la empresa intentando evitar la toma del lugar por parte de los trabajadores que recibieron el telegrama.

Confirmando los rumores de despidos masivos en el Correo Argentino, la gendarmería rodeo la sede de Monte Grande.

¿Tendrá que ver con el manejo de las urnas?

En el importante operativo de gendarmería nacional, se desarrolla en Monte Grande  se encuentra una planta del correo, la misma empresa que gestionó el clan Macri.

De acuerdo a los trascendidos, y a la actitud que tomaron las fuerzas represivas, serian varios miles de telegramas de despido enviados.

Lo que aumenta la gravedad del hecho, es la posibilidad de reemplazar empleados avezados en el manejo de las urnas y los procesos electorales, por amigos del gobierno.

La tranquilidad que muestra el gobierno en un proceso electoral claramente adverso, no hace más que aumentar las sospechas de un fraude electoral en puerta.