Evo denunció que “el imperio militar y a Chile como el “Caín de Sudamérica” se entrenan en maniobras conjuntas para seguir invadiendo”

SEGÚN EVO MORALES CHILE ES EL PEQUEÑO ISRAEL DE SUDAMÉRICA

Por Hector Bernardo

Estados Unidos y Chile realizarán maniobras militares conjuntas en cercanías de la frontera con Bolivia. El presidente Evo Morales realizó duras críticas a la decisión del Gobierno de Bachelet. El sociólogo Atilio Boron aseguró que “Chile juega un rol clave en la penetración de Estados Unidos en la región”. “Vienen por el Litio” anticipó Evo.

Por Hector Bernardo
Contexto
5 Jul 2017

Tras conocerse un comunicado del Comando Sur de los Estados Unidos, en el que se informó que ese cuerpo militar realizará maniobras junto a las Fuerzas Armadas de Chile, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, criticó con dureza la decisión del Gobierno de Michelle Bachelet y aseguró que Chile es “el Caín de Sudamérica”.

Evo Morales señaló a través de la red social Twitter: “Maniobras conjuntas Teamwork South 2017: Cuando los hermanos aprenden juntos a matar. El Caín de Sudamérica en el juego perfecto”.

“EEUU-Chile con operaciones navales Teamwork South 2017: Las colonias aprendiendo de sus amos”, comentó el mandatario.

Por último, el presidente boliviano afirmó: “El Imperio militar y el pequeño Israel de Sudamérica entrenando para seguir invadiendo pueblos pacíficos”.

Varios aspectos suman preocupación al anuncio del Comando Sur norteamericano y el Gobierno chileno, entre ellos: la creciente militarización que Estados Unidos ha hecho de una región que fue declarada por los países que integran la CELAC como “zona de paz”. Hasta el momento, Washington ha implantado más de ochenta bases militares, ha desembarcado miles de marines y negocia la implantación de más bases y radares en este territorio.

A todo ello se suma que el Gobierno del golpista de Michel Temer también anunció maniobras conjuntas del Ejército brasileño y el Comando Sur norteamericano, la amenaza constante sobre Venezuela y la intención manifiesta de instalar una base de “investigación militar-científica” en Ushuaia (Argentina).

No parece un dato menor que el Comando Sur realice las maniobras en cercanías de los lugares ricos en recursos naturales: la Amazonia brasilera, con la mayor biodiversidad de la región; la frontera con Bolivia, país rico en litio y otros minerales; la base del sur argentino, que estaría enfocada en la diversidad de minerales de la Antártida; la constante presión para instalar una base en la zona de la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), donde tendría el control del Acuífero Guaraní, una de la reservas de agua potable más importantes del mundo; y la presión constante sobre Venezuela, donde se encuentra la reserva petrolera más grande del planeta.

En diálogo con Contexto, el analista político, sociólogo e investigador Atilio Boron afirmó que “lamentablemente, los Gobiernos de Chile tienen una triste trayectoria de servilismo frente a los intereses norteamericanos”.

“Chile ha sido un aliado preferencial de Washington. Muchos se olvidan que en 2005, en Mar del Plata, el Gobierno chileno defendió la instalación del ALCA hasta el último minuto”, remarcó.

Boron, especialista en las políticas de Washington hacia la región, recordó que “en 2012, Chile autorizó la instalación de una base militar norteamericana en ConCón, y lo hizo sin dar ninguna discusión en el Parlamento ni ante la opinión pública. Fue un hecho casi clandestino”.

“Es indudable que Chile juega un rol clave en la penetración de Estados Unidos en la región”, señaló.

Por último, Boron afirmó que “para Estados Unidos estas maniobras cerca de la frontera con Bolivia son preparatorias para, llegado el momento, apoderarse de la inmensa riqueza de litio que tiene el país sudamericano”.