La fusión de Telecom y Cablevisión configura una nueva empresa que será la única con infraestructura para ofrecer cuádruple play desde el 1º de enero de 2018.

LA FUSIÓN DE CLARIN Y TELECOM/ 30 MILLONES DE CLIENTES

Por Gabriel Fernández

Ambito Financiero sostiene que el mayor problema deriva del grado de concentración que tendrá la nueva compañía, al punto que no se la puede comparar con otra experiencia similar a nivel internacional, si se considera el tamaño del mercado argentino y los escasos actores participantes. Aunque el Grupo Clarín y Cablevisión Holding son sociedades separadas, los accionistas de Clarín son los mismos que cuentan con el 60% de Cablevisión.

Por Gabriel Fernández *
LA SEÑAL MEDIOS

03/0772017

La fusión de Telecom y Cablevisión configura una nueva empresa que será la única con infraestructura para ofrecer cuádruple play desde el 1º de enero de 2018.

El año venidero las disposiciones desregulatorias dictadas por el actual gobierno facilitarán a un mismo operador ofrecer el paquete de telefonía fija y móvil, internet y televisión por cable.

El panorama actual es una imagen en negativo de lo que propuso la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, como explicaremos más adelante.

El tramo decisivo del camino fue disparado por el gobierno de Mauricio Macri.

En las primeras semanas de gestión, a través del decreto de necesidad y urgencia 267, derogó la Ley de medios y modificó la regulación para las telecomunicaciones.

Luego hubo otros decretos y ajustes normativos, hasta que Clarín y Cablevisión resultaron habilitados para ofrecer 4G, la última tecnología móvil, a través de Nextel, sin haber abonado por las frecuencias las sumas que debieron afrontar Telefónica, Claro y la propia Telecom en 2014.

Ambito Financiero sostiene que “Es imposible precisar si el anuncio de la fusión se precipitó ahora por razones económicas o políticas pero sin dudas no es un hecho inesperado.

Audio de la entrevista realizada esta tarde al Magíster Ingeniero Luis Valle en el programa “Ciudad Paralela” de Radio Ciudad 92.3 de Resistencia, Chaco

La primera consecuencia evidente es que ya no habrá en el país un cuarto operador de telefonía móvil, y que Nextel terminará desapareciendo en poco tiempo.

Pero el mayor problema deriva del grado de concentración que tendrá la nueva compañía, al punto que no se la puede comparar con otra experiencia similar a nivel internacional, si se considera el tamaño del mercado argentino y los escasos actores participantes”.

Las compañías involucradas se expresaron a través de Clarín y alegaron que la movida en la Argentina enlaza con un rumbo mundial: “se constata, tanto en el plano nacional como el internacional, una tendencia a la convergencia tecnológica entre redes y plataformas, para la prestación de servicios de transmisión de voz, datos, sonido e imagen, tanto fijos como inalámbricos, en soluciones integradas a proveer a los clientes los productos de la convergencia”.

Es sabido: en este tramo nadie hace nada sin prometer inversiones que no llegan –dime de qué alardeas y te diré de qué rengueas-

Por eso añadieron que “los planes de inversión de la compañía combinada permitirán acelerar el desarrollo y fortalecimiento de sus redes en cuanto a capacidad, velocidad, calidad y diversidad de servicios”.

El tema, ignorado hasta por los críticos, tiene su importancia.

Lejos de colocar capitales externos sobre nuestro país, esas corporaciones recibirán la gigantesca pauta publicitaria estatal reenfocada en una dirección específica.

Las algaradas de los años recientes sobre cuánto cobra tal o cual periodista quedarán subsumidas por cifras rampantes hacia la firma fusionada en su cara comunicacional periodística.

Lo que falte instalar para hacer completa la oferta unilateral, lo proveerán las arcas fiscales manejadas por liberales que claman contra la intervención, hasta que controlan el Estado e inciden en beneficio de sus socios.

La nueva empresa es uno de los principales proveedores de contenidos del país.

Aunque el Grupo Clarín y Cablevisión Holding son sociedades separadas, los accionistas de Clarín son los mismos que cuentan con el 60% de Cablevisión.

Y el Grupo Clarín tiene el principal medio gráfico del país, Canal 13 en tv abierta y más de 250 canales de la tv por cable, además de dos radios (Mitre y FM 100) impuesta por cientos de radios que la repiten en todo el país.

Lo que sucede es contracara de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: en vez de fraccionarse para no monopolizar, las grandes firmas se agrupan para hegemonizar.

La empresa fusionada tiene hasta hoy 3,9 millones de líneas fijas, 19,5 millones de líneas móviles, y 4 millones de los accesos a banda ancha en todo el país, así como 3,5 millones de usuarios de TV por cable.

Para tener idea proporcional, vale indicar que Telefónica cuenta con unos 6 millones de líneas fijas y 17 millones de móviles, y 1,6 millones de accesos de banda ancha.

Asimismo, Claro del grupo mexicano Telmex de Carlos Slim tiene alrededor de 21,7 millones de líneas móviles.

Según los datos vertidos por Telecom–Cablevisión, la empresa fusionada alcanzará 36% de los clientes del mercado de las telecomunicaciones, Telefónica el 30% y Claro el 25%.

Es correcta la objeción de AF sobre la cuestión, pues excluye que “ya tiene más del doble de los accesos a internet con que cuenta Telefónica y ambas concentran más del 90% de ese mercado”.

La clave del desarrollo en proyección es el acceso a internet a través de los móviles de última generación; de ahí que el control de banda ancha implique una pole position.

En cambio, la televisión por cable irá perdiendo vigencia ante los contenidos streaming. Qué significa: Clarín se quedó con la sartén… y su mango.
Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica.

A %d blogueros les gusta esto: