Desde que Cristina decidió ser candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, el partido judicial cumple en producir una denuncia diaria.

AHORA CONTRA DE VIDO ¡QUE ABURRIDOS!

La imputación es porque se firmaron convenios-contratos con una universidad para evaluar técnicamente el plan y no se hicieron. Lo curioso es que durante la intervención del macrismo en Río Turbio se siguió trabajando con la universidad y se prorrogaron los convenios. De Vido también fue acusado por sobreprecios en relación con Río Turbio y la construcción de las usinas. Esa denuncia de 2008 recayó en el juzgado de Claudio Bonadio quien hace apenas un mes sobreseyó a De Vido.

Info135
5 julio, 2017

Desde que la ex presidenta decidió ser candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, el partido judicial cumple con el pedido del presidente Mauricio Macri y el apoyo de los medios hegemónicos para producir una denuncia diaria contra la ex presidenta y el kirchnerismo en especial.

Diputado Julio De Vido trabajando en una comisión parelamentaria

En el día de ayer, el fiscal Carlos Stornelli, amigo del presidente pidió la indagatoria, el desafuero y la detención del ex ministro Julio De Vido por un expediente sobre unos convenios por la mina de Río Turbio. R

ápidamente Macri avisó que votaran el desafuero que todavía el juez no solicitó.

El expediente se inició hace un año y medio y gira en torno al desarrollo de la mina de carbón, un tren y dos usinas en Río Turbio, pero no apunta ni a coimas, ni a sobreprecios, ni a facturas truchas, ni a dinero que alguien se llevó al bolsillo.

La imputación es porque se firmaron convenios-contratos con una universidad para evaluar técnicamente el plan y no se hicieron, al estilo neoliberal, contratos con consultoras privadas.

El proyecto y los recursos presupuestarios globales fueron votados en el Congreso y la idea era que el carbón extraído –hay reservas para unos 400 años– se utilice en dos usinas instaladas allí mismo, en Río Turbio, para permitir el desarrollo de esa ciudad patagónica muy aislada.

Rápidamente los grandes medios revolearon la cifra de 26.000 millones de pesos, pero se trata del total del proyecto en 10 años y que, como casi todas las obras públicas, el Gobierno tiene virtualmente paradas desde hace más de un año y medio.

Los acuerdos con la universidad, en cambio, suman unos 250 millones de pesos y lo asombroso es que durante la intervención del macrismo en Río Turbio se siguió trabajando con la universidad y se prorrogaron los convenios.

Un dato curioso es que De Vido también fue acusado por sobreprecios en relación con Río Turbio y la construcción de las usinas.

Esa denuncia de 2008 recayó en el juzgado de Claudio Bonadio quien sobreseyó a De Vido hace apenas un mes.

Según el periodista Raúl Kollmann de Página 12 llama la atención que la primera presentación del fiscal en el expediente, iniciado por un adherente del PRO y el funcionario macrista designado en YCRT.

Durante casi 18 meses Stornelli no pidió una prueba y no aportó nada a la investigación. De golpe se lanzó con el escrito del pedido de desafuero y detención.

Es más, buena parte del texto ni siquiera se conoce porque –según reveló Adrián Maloneay, abogado de De Vido– en el juzgado le dijeron que hay una parte del dictamen del fiscal que es reservado.

El presidente Macri avanza contra la ex presidenta, contra sus ministros, contra los jueces laborales y contra todos los derechos logrados en la década del kirchnerismo.

La derecha en todo su apogeo.