Telecom y Clarín anunciaron su fusión de cara a la convergencia con la complacencia de Macri que paga sus deudas con nuestra libertad.

ES UN MONSTRUO GRANDE

En los hechos, Clarín queda como la firma mejor posicionada de cara a la competencia que se inicia en enero de 2018. La fusión de Telecom y Cablevisión les permitirá ofrecer telefonía móvil, fija, televisión paga y banda ancha. De este modo, el cuarto jugador que había anunciado el gobierno cuando autorizó a Nextel (Cablevisión) a brindar servicios móviles de cuarta generación (4G) finalmente no existirá ya que la pelea terminará siendo entre tres.

Página /12
01 de julio de 2017

Los directorios de Telecom Argentina (Fintech) y Cablevisión Holding (Grupo Clarín) aprobaron anoche la fusión de ambas empresas de cara a la competencia que se abrirá entre telefónicas y cableras a partir de enero.

Fuentes cercanas a la operación aseguraron a PáginaI12 que Telecom, la empresa absorbente, pasará a estar controlada en un 41,27 por ciento por Fintech y en un 33 por ciento por Cablevisión Holding.

Será la mayor compañía del sector al concentrar el 36 por ciento del futuro mercado convergente de telefonía fija, móvil, televisión paga y banda ancha, superando a Telefónica y Claro (América Móvil).

En banda ancha tendrá una posición dominante al sumar cerca de dos tercios.

La fusión está sujeta a la aprobación de las asambleas de accionistas y luego deberá ser aprobada por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, pero en el sector dan por hecho que el gobierno de Mauricio Macri le dará luz verde.

De este modo, el cuarto jugador que había anunciado el gobierno cuando autorizó a Nextel (Cablevisión) a brindar servicios móviles de cuarta generación (4G) finalmente no existirá ya que la pelea terminará siendo entre tres.

En lo formal, Telecom, la empresa absorbente, pasará a estar controlada en un 41,27 por ciento por Fintech y en un 33 por ciento por Cablevisión Holding.

En los hechos, Clarín queda como la firma mejor posicionada de cara a la competencia que se inicia en enero de 2018.

La fusión de Telecom y Cablevisión les permitirá ofrecer telefonía móvil, fija, televisión paga y banda ancha.

Los directorios de Telecom Argentina (Fintech) y Cablevisión Holding (Grupo Clarín) aprobaron anoche la fusión de ambas empresas de cara a la competencia que se abrirá entre telefónicas y cableras a partir de enero.

Fuentes cercanas a la operación aseguraron a PáginaI12 que Telecom, la empresa absorbente, pasará a estar controlada en un 41,27 por ciento por Fintech y en un 33 por ciento por Cablevisión Holding.

Será la mayor compañía del sector al concentrar el 36 por ciento del futuro mercado convergente de telefonía fija, móvil, televisión paga y banda ancha, superando a Telefónica y Claro (América Móvil).

En banda ancha tendrá una posición dominante al sumar cerca de dos tercios.

La fusión está sujeta a la aprobación de las asambleas de accionistas y luego deberá ser aprobada por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, pero en el sector dan por hecho que el gobierno de Mauricio Macri le dará luz verde.

De este modo, el cuarto jugador que había anunciado el gobierno cuando autorizó a Nextel (Cablevisión) a brindar servicios móviles de cuarta generación (4G) finalmente no existirá ya que la pelea terminará siendo entre tres.

La posibilidad de la integración estuvo latente desde que Enacom aprobó formalmente el desembarco de Fintech, controlante del 40 por ciento de Cablevisión, como principal accionista de Telecom en marzo de 2016.

Las partes involucradas lo negaron en todo momento, pero varios funcionarios del Grupo Clarín ya habían comenzado a desembarcar en Telecom.

De hecho, Mariano Ibáñez, el presidente que designó Fintech en la telefónica, antes había sido CEO de Cablevisión.

Cuando los italianos le vendieron su participación a Fintech, Telecom se quedó sin un operador tecnológico con conocimiento del negocio ya que la firma comandada por el mexicano David Martínez es un fondo de inversión.

Por eso los especialistas del sector especulaban con la posibilidad de que en breve el Grupo Clarín desembarcara de una forma u otra en la empresa.

Incluso había llamado la atención que Martínez pusiera como CEO a Germán Vidal, un ejecutivo proveniente de la consultora especializada en selección de personal Korn Ferry, alguien que llegó principalmente con la misión de “ordenar” la firma antes de que aterrizara un nuevo socio.

Cablevisión ya había empezado por su cuenta a tratar de ganarse un lugar en el negocio de la telefonía móvil.

En septiembre de 2015 compró Nextel.

Sin embargo, esa compañía concentraba apenas 2 por ciento del mercado móvil y no tenía frecuencias para brindar 3G y 4G.

Por lo tanto, Cablevisión inicio un proceso de reconversión tecnológica que incluyó la compra en junio del año pasado de cinco pequeñas firmas del sector que controlaban 120 MHz en la frecuencia de 2,5 GHz y otros 20 MHz en la de 900 MHz.

Inmediatamente, solicitó el cambio de atribución de esas frecuencias para brindar datos móviles. Telefónica objetó la medida.

Su posición era que si el Grupo Clarín quería brindar telefonía móvil en esas frecuencias debería desembolsar un pago adicional acorde con la valorización que obtuviese el activo a partir de su nueva atribución.

Entonces comenzó una negociación entre el gobierno y las principales empresas del sector que terminó con la autorización a Clarín para sumar ese espectro y con el otorgamiento de más espectro para Telefónica, Claro y Telecom.

Con ese valioso activo en su poder para brindar 4G, Cablevisión anunció un plan de despliegue en telefonía móvil, pero le iba a ser complicado posicionarse en un mercado maduro donde las tres firmas dominantes se dividen el mercado en tercios.

Por eso, Telecom nunca dejó de estar en la mira ya que significa posicionarse de igual a igual, o incluso en mejor posición que el resto, para la competencia que viene.

La decisión de avanzar sobre Telecom se consumó luego de que Enacom aprobara el lunes la adquisición que Fintech realizó de las acciones que todavía quedaban en poder del Grupo Werthein dentro de Telecom.

En ese momento, quedó el camino despejado para avanzar con la fusión con “los primos”, como llamaban a Cablevisión dentro de Telecom, sin que hubiera terceros en discordia.

“Los servicios que ofrecen ambas empresas son complementarios; esta operación nos permitirá desarrollar una propuesta de cuádruple play, que en el mundo permite a los clientes acceder a paquetes de telefonía fija, móvil, televisión e Internet por banda ancha”, aseguró Carlos Moltini, CEO de Cablevisión, a través de un comunicado.

El Grupo Clarín no aparece formalmente como parte de la operación porque en agosto del año pasado se dividió en dos firmas.

Por un lado quedó el Grupo Clarín, que engloba a las firmas de medios y producción de contenidos, y por otro lado Cablevisión Holding que se dedica a televisión por cable y telecomunicaciones.

Esta última empresa es la que se fusionará con Telecom, aunque tiene los mismos accionistas que el Grupo Clarín.

A %d blogueros les gusta esto: