Lo que Cristina Fernández hizo hoy fue relanzar un liderazgo. Nacional, por supuesto, no sólo bonaerense. Carta del "Alberto"

ESTA MUJER ES HISTÓRICA, LA ÚNICA LÍDER QUE SINTETIZA LAS ENSEÑANZAS DE PERÓN..

Por Mario Casalla, Martín Granovsky, Carlos Malizia, Abel. B, Gustavo Vicentín, Juan Santiago García, Alberto Rodríguez Saá y María Prelooker

Disculpen mis compañeros queridos, que piensan que no quiere al Partido Justicialista. Estamos en el zaguán del horror, que ya, muchos viven. Es la “cola” de la película que vendrá, si no nos unimos. Ya he vivido, estos mismos avatares y peor, también. Aún, sigo llorando a mis cumpas de militancia, que imagino, están en el Comando Celestial. Estos tipos, oligarcas y fruncidos, fétidos y pérfidos, nos darán palos y balas; si no logramos unirnos y ponerle límites. (Mira su discurso completo)

COMBO DE ARSENAL

NAC&POP

20/06/2017

1/ EN ARSENAL CON LA ÚNICA LÍDER, QUE SINTETIZA LAS ENSEÑANZAS DE PERÓN.
Por Carlos Hector Malizia

2/ UNA PRIMERA MIRADA
Por Mario Casalla.

3/ CRISTINA PIDIÓ “PONER UN FRENO” A CAMBIEMOS
Por Martín Granovsky

4/ CRISTINA Y EL FUTURO
Por Abel B.

5 / UN GOLAZO
Por Juan Santiago García

6/ ESTA MUJER ES HISTÓRICA.
Por Gustavo Vicentín

 7/ LA EPOPEYA DEL REGRESO

Por Pablo Papini

8 / VIVA LA RESISTENCIA PERONISTA

Por Alberto Rodríguez Saa

9 / CRISTINA, ESA FLOR DE HEMBRA.

Por María Prelooker

10 / CRISTINA FUE LA PRINCIPAL ORADORA ANTE UNA MULTITUD.

Sus principales frases

___________________________________________

La Unidad es lo medular en su discurso de hoy. Y fue por elevación, un tiro, para la dirigencia.

1 / EN ARSENAL CON LA ÚNICA LÍDER, QUE SINTETIZA LAS ENSEÑANZAS DE PERÓN.

Disculpen mis compañeros queridos, que piensan que no quiere al Partido Justicialista. Estamos en el zaguán del horror, que ya, muchos viven. Es la “cola” de la película que vendrá, si no nos unimos. Ya he vivido, estos mismos avatares y peor, también. Aún, sigo llorando a mis cumpas de militancia, que imagino, están en el Comando Celestial. Estos tipos, oligarcas y fruncidos, fétidos y pérfidos, nos darán palos y balas; si no logramos unirnos y ponerle límites.

Por Carlos Hector Malizia
NAC&POP
20/06/2017

Mientras hablaba, me tomé el trabajo de anotar cada frase, con la idea de volcarla aquí.

Me imaginé, antes que suba al proscenio, que iba a ser, algo diferente.

Me lo anticipó, el hecho que no habría ni valla, ni corralito, ni funcionarios.

Tal vez, la deducción de tanto escuchar a la única líder, que mal que le pese a algunos, sintetiza las enseñanzas de Perón.

Sobretodo cuando nos decía, que la doctrina, debía actualizarse y adecuarse a los tiempos.

Que era dinámica y no estática.

Con la mano, en el corazón, no me llamó la atención.

Esperaba un acto diferente.

Con un profundo llamado a la unidad, de modo de hacer efectivo, aquello que trajo Perón, luego del exilio: “para un argentino, no hay nada mejor que otro argentino”.

De lo que se trató su mensaje de hoy, fue de recuperar la Patria para Todos.

Que sea la “cobija de Jauretche”, en aquel poema de “Paso de los Libres”.

La Unidad es lo medular en su discurso de hoy.

Y fue por elevación, un tiro, para la dirigencia.

Y lo fue, cuando hizo subir a mujeres y hombres, con dramas reales.

Con certeza de pruebas.

Ninguno “tuneado” o incorporados mediante una fantochada de “acting” (espero se escriba así)

Y disculpen mis compañeros queridos, que piensan que no quiere al Partido Justicialista.

Estamos en el zaguán del horror, que ya, muchos viven.

Es la “cola” de la película que vendrá, si no nos unimos

Ya he vivido, estos mismos avatares y peor, también.

Ya pasé por el tirano prófugo.

Ya pasé por la cárcel de mi papá, por ser peronista.

Ya pasé por los gases.

Por las zapatillas pegadas en el culo, de disparar al retén, para que no me pesquen y me recontra caguen a palos.

Aún, sigo llorando a mis cumpas de militancia, que imagino, están en el Comando Celestial.

Estos tipos, oligarcas y fruncidos, fétidos y pérfidos, nos darán palos y balas; si no logramos unirnos y ponerle límites.

Si no nos “distraemos”, los vientos pueden volver a sernos favorables.

2 / UNA PRIMERA MIRADA

Esperemos que ahora hagamos las listas y los frentes políticos del caso, capaces de llevar Esto (y no otra cosa) a la victoria. La cancha y la propuesta están bien planteadas.

Por Mario Casalla.
UMBRAL
20/06/2017

¡Qué excelente acto para poner en la cancha un Movimiento!

No es un rejunte de partidos y/o dirigentes rodeados de Pueblo (y no de “aspirantes a candidatos”).

Marcelo Koenig, Graciana Peñafort y Agustín Rossi

Con una clara misión prioritaria: Organizar a ese Pueblo desde si mismo (algo que los nacionales sabemos muy bien).

Esperemos que ahora hagamos las listas y los frentes políticos del caso, capaces de llevar Esto (y no otra cosa) a la victoria.

La cancha y la propuesta están bien planteadas.

Si no nos “distraemos”, los vientos pueden volver a sernos favorables.

Veremos como se desenvuelve este pequeño futuro inmediato.

Abrazo.

MC/

Lanzamiento de campaña para octubre

3 / CRISTINA PIDIÓ “PONER UN FRENO” A CAMBIEMOS

“Hay que poner un límite, poner un freno”, dijo Cristina Fernández de Kirchner sobre la política de Mauricio Macri ante una cancha de Arsenal de Sarandí repleta. Así presentó en público Unidad Ciudadana, la fuerza que competirá en octubre con el macrismo en la provincia de Buenos Aires. Bajo el sol y el frío CFK eligió un discurso de estilo nuevo para ella, lineal y personalizado en historias de la crisis social, sin el tono burlón de otras veces y sin las habituales referencias a los grandes medios de comunicación.

Por Martin Granovsky
Página/12
20/06/2017

El objetivo quedó proclamado.

“Hay que poner un límite, poner un freno”, dijo Cristina Fernández de Kirchner sobre la política de Mauricio Macri ante una cancha de Arsenal de Sarandí repleta.

Así presentó en público Unidad Ciudadana, la fuerza que competirá en octubre con el macrismo en la provincia de Buenos Aires.

Bajo el sol y el frío CFK eligió un discurso de estilo nuevo para ella, lineal y personalizado en historias de la crisis social, sin el tono burlón de otras veces y sin las habituales referencias a los grandes medios de comunicación.

No adelantó qué hará a partir del primer segundo del próximo domingo, 25 de junio: evitó decir si el cierre de listas de las cero horas la encontrará como candidata al Senado, donde se tramitan asuntos institucionales y tallan los gobernadores, o a la Cámara de Diputados, el escenario de la batalla política cotidiana, o tal vez en el llano.

A las 15.15, después de escuchar dos minutos de “Vamos a volver”, pidió que le mostraran las banderas que cada uno había llevado según la consigna previa.

Entonces apareció el grito de “Argentina, Argentina” y dijo: “Ése me gusta más”.

“Podemos mirarnos a los ojos, que tanta falta nos hace a los argentinos”, exhortó.

María Monteverde, una compañera y María Cristina Alvarez Rodríguez, sobrina nieta de Evita

Parte del discurso recogió los 15 puntos de campaña que CFK difundió el 14 de junio, y sobre todo el número uno, sobre pérdida de empleos formales e informales desde que asumió Mauricio Macri el 10 de diciembre de 2015 y con la propuesta de un aumento de emergencia y la suspensión de despidos por un año.

También volvió a condenar la “suba irracional de tarifas” y las tasas de interés alta para el financiamiento, “además de la deuda de casi 100 mil millones de dólares ya contraídas” y la última, a 100 años.

“Tenemos que organizarnos, porque a la entrada vi jubilados con remedios que ya no están y lo importante es canalizar esta fuerza, esta decisión ciudadana”, dijo.

“La agresión neoliberal supera a todos los partidos políticos.

Cuando van al supermercado, ¿a alguno le hacen una rebaja porque es de un partido o de otro?

Cuando despiden en la fábrica, las suspensiones y los despidos vienen con nombre y apellido de carne y hueso.

De eso se trata Unidad Ciudadana.”

Cuando escuchó el grito de “Cristina senadora” dijo que tuvo en su vida “todos los honores y todos los cargos gracias a ustedes”.

Ante el “Cristina Presidenta” respondió que venía a “poner el cuerpo, la cabeza y el corazón”, porque “no me parece justo que nos hayan venido a desorganizar la vida”, cuando antes “cada uno sabía cómo iba a llegar a fin de mes, a tomarse vacaciones, a juntar dinero para el auto”.

“Las próximas elecciones son parlamentarias y la sociedad expresa si la sociedad está o no de acuerdo con un gobierno”, encuadró.

Para añadir: “Claro que tenemos pasado.

No nací de un repollo.

El problema es que con ellos no tenemos futuro, no podemos llegar a fin de mes, como me contaba Ema, del centro de jubilados, que se acuesta más temprano para usar menos la estufa.”

“Con estas facturas, con estos precios de los remedios, ¿de qué 2019 me están hablando?”, preguntó.

“Ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo.

Los años pasan para todos.

Me tocó ser madre, me tocó ser abuela, porque la vida tiene esas cosas: te dan y te quitan.”

Con reminiscencias de la campaña electoral de 2011, después de la muerte de Néstor Kirchner el 27 de octubre de 2010, dijo que “todos parecemos fuertes pero todos tenemos nuestros dolores”

“Los partidos hablan distintos idiomas pero la matemática es una sola y no dan los números a los trabajadores, a las pymes, a los científicos, a los comerciantes”, afirmó.

Antes de cerrar fue invitando gente al escenario.

Por nombre. “Dije que quería que nos escuchemos.

Les pido que suban a Guadalupe y Julia, del Conicet, a Laura de la UNAJ (la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela), que vengan, porque perdieron la beca.

Una estudiaba HIV.

Agustín, el secundario, me cuenta que ya se fueron tres chicos porque abandonaron y tuvieron que ir a trabajar.

Ezequiel es de Pergamino.

Vino a estudiar Ingeniería Electrónica en la UBA y ahora perdió el progresar. Fernando, que estudia Historia.

Luisa trabaja hace años en la biblioteca popular Islas Malvinas.

La gente pedía libros.

Ahora pide comida. María hace 20 años que trabaja al frente de un comedor.

Lorena y su hermana Flavio buscan a su hermana o a su hermano.

Sus padres están desaparecidos.

Dos por uno, por Dios. Dos por uno… Agustín tuvo un accidente y lleva una chapa en la cabeza.

Los tarifazos lo están arruinando.

Con la pensión por discapacidad tiene que pagar el alquiler del comercio.

Norma tiene siete hijos. Pensionada. Vení Norma.

Mucho respeto. Mujer argentina de siete hijos.

Vení, Verónica. Frigorífico Pilar de acá de Avellaneda.

En el año 2012 tenía 50 trabajadores.

Hoy 17.

Karina de Microenvases.

Claro que sí, problemas reales. Karina haciendo el aguante para no despedir gente.”

El escenario estaba colmado, pero continuó:

“Alejandro de Ezeiza tuvo que cerrar su :panadería. Moderna.

Tuvo que vender las máquinas para pagarles a los empleados.

¿Cómo vas a hablar de competitividad?

Bárbara, una pyme de 15. Calzado.”

En ese momento alguien llora.

“No llores, por favor.

Él es Adrián, de una cooperativa que fue fábrica recuperada.

Pagaban 18 mil pesos de luz. Ahora les vienen 50 mil pesos.

Y 40 mil de agua.

Y les abren la importación.”

Subió Pablo. “Escuchen bien los xenófobos.

Vino hace diez años de Bolivia.

Ocho hermanos, madre y padre, trabajan todo el día toda la semana.

Pero además Pablo está en primer año de agronomía de la Universidad Nacional de La Plata.

Pablo trabaja una hectárea con su hermano Abel.

El 50 por ciento de la ganancia se la lleva el dueño de la tierra y el otro 50 ellos”.

“Estos son los ciudadanos y las ciudadanas”, siguió.

“Fabián es remisero.

Claudia por Facebook hace fábrica de ropa virtual.

Ahora a los padres les suprimieron los remedios en el PAMI y tienen que estirarse.”

“Tenemos que hablar de cómo le arruinan la vida a la gente”, dijo.

“Podrás tener coaching y poner carita de buena, pero ésta es la realidad”, lanzó en una evidente mención a María Eugenia Vidal, a quien no llamó por su nombre y apellido.

La ex presidenta llegó al estadio dos minutos antes de las tres.

Gabriel Mariotto, Adolfo Barja, Fernando Vaca Narvaja y Daniel Segovia

Abundó la presencia de intendentes y dirigentes del peronismo bonaerense no enrolado con Florencio Randazzo y de los aliados de fuera del PJ.

Ya por el solo hecho de ser ex presidenta durante ocho años Cristina juega en el tablero nacional pero eligió proyectarse desde la provincia de Buenos Aires, donde precisa revertir las derrotas del peronismo en 2013 frente a Sergio Massa y en 2015 ante María Eugenia Vidal.

Daniel Scioli ganó para la presidencia en Buenos Aires pero la derrota previa para la gobernación hirió las chances nacionales del Frente para la Victoria.

Un desafío para CFK, aunque es obvio que no formó parte de su discurso, es el liderazgo del peronismo bonaerense.

En general este puesto, que no es formal, estuvo en manos de dirigentes de la provincia de Buenos Aires.

Solo dos figuras nacionales del peronismo fueron al mismo tiempo los jefes del mayor peronismo de la Argentina.

El primero, naturalmente, Juan Perón.

El segundo, Néstor Kirchner.

Perón no precisó de ningún par bonaerense para influir sobre el distrito obrero más importante del país.

Otro líder nacional del peronismo como Carlos Menem, por ejemplo, sí.

Menem nunca fue el jefe del peronismo bonaerense.

El jefe era Eduardo Duhalde y Menem compartía o disputaba su influencia con él.

A tal punto fue así que, cuando Menem entró en una etapa de debilidad relativa, Duhalde le asestó el golpe final a su sueño de habilitar una reelección por segunda vez, tras la de 1995.

Hubo que esperar hasta Kirchner para que otro peronista de alcance nacional gobernara sin intermediarios entre los justicialistas de la provincia de Buenos Aires.

Kirchner lo hizo desde la Presidencia de la Nación.

Construyó relaciones propias con cada intendente, sobre todo en La Matanza con Alberto Balestrini, una fórmula que repite estos días Cristina con el balestrinista Fernando Espinoza.

En junio de 2004, de vuelta de la gira por China, decidió caminar él mismo a fondo la provincia y desconocer la jefatura de Duhalde, que el año anterior lo había nominado para la presidencia.

Y en abril de 2005, mientras estaba en Roma para la entronización del Papa Benedicto XVI, concretó la ruptura.

La redondeó sin medias tintas, con la ayuda de dos bonaerenses además de Balestrini: Felipe Solá y Florencio Randazzo.

Dolores y Mercedes Sola, hermanas de Felipe Sola y Conrado Geiger con Martín García

Con los distritos atados, Kirchner resolvió que en las elecciones de octubre se presentaría Cristina como candidata a senadora.

Duhalde hizo la simétrica, y así fue como Cristina Fernández de Kirchner le ganó a Hilda Chiche González de Duhalde.

Kirchner desembarcó en Buenos Aires con aliados pero convertido en jefe indiscutido del peronismo en el distrito electoral que reunía y reúne casi al 40 por ciento de los votantes.

Más allá de dónde recale institucionalmente, CFK va por lo mismo.

El acto de Arsenal muestra el modo de construcción.

La base es la estructura del peronismo y de algunas intendencias fuertes, como Avellaneda y La Matanza.

Ferraresi, Sabatella, Santamaria, Mariano Recalde, Máximo, Espinoza

La proyección pública no esconde nada (Espinoza y Jorge Ferraresi, entre muchos otros, estaban presentes) pero busca una imagen de representación del interés general.

“No hay que ponerse triste, no hay que llorar”, cerró Cristina Fernández de Kirchner en Sarandí.

Eran las cuatro de la tarde.

Después vino la armónica con el comienzo del Himno.

 

VIDEO DEL DISCURSO

Discurso completo e histórico, de Cristina, la Compañera en jefe, en la cancha de Arsenal

El acto fue un hito clave en la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires.

4 / CRISTINA Y EL FUTURO

El pueblo peronista de vez en cuando se enamora de sus líderes. Es la herencia, y tal vez la nostalgia, de esa relación que los de ese tiempo tenían con Perón y Evita (Y hace 100 años pasaba eso con Yrigoyen…) No ocurre con todos, por cierto. A veces la historia termina mal, como sucedió con Carlos Menem. Pero es un hecho de la política, que la trasciende.

Por Abel B.
NAC&POP
20/06/2017

Después del acto de hoy en el estadio de Arsenal, siento, como pocas otras veces, que me debo registrar mi impresión inmediata.

Que es distinta y tal vez más profunda que el análisis reflexivo.

Porque me pregunto si lo que estuve analizando es lo que realmente importa.

Hasta ahora enfoqué toda la larga puja de estos meses en el marco de las elecciones legislativas de octubre.

Las 24 elecciones, en este país federal en lo político.

No porque fueran muy importantes en sí mismas, sino porque es la ocasión -la única ocasión este año- de influir en algo desde la política en las relaciones de poder en nuestro país.

Por supuesto, siguen siendo importantes.

Y el acto fue un hito clave en la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires.

Cynthia Ottaviano, Norberto Gonzalo, Florencia Saintout, Carolina y Osvaldo Papaleo con Martín García

Pero lo que Cristina Fernández (así la nombraron en varias oportunidades en el escenario) hizo hoy fue (re)lanzar un liderazgo. Nacional, por supuesto, no sólo bonaerense.

Y esto trasciende el marco electoral, por más que la dura lógica del peronismo exige ganar para revalidar títulos.

Me dirán que no es nada nuevo.

Y no, no lo es.

El compromiso emocional de millones de argentinos con ella es un dato, y en estos días lo reconocen, con rabia, aún los periodistas militantes del oficialismo.

Tal vez me impactó en especial porque ayer mismo, en un posteo, recordaba que los que habían votado a CFK siempre lo habían hecho con una boleta oficialista (de su provincia, del país).

Y en conversaciones privadas con mis amigos de la fauna política les recordaba que ella había hecho política desde hace muchos años, en su provincia, y luego en Argentina, siempre como la mujer del Jefe o la Jefa.

Creo que percibió esto, y en este acto, introdujo en su estilo de comunicación, modificaciones deliberadas.

Lo hizo más horizontal.

Médicos y sanitaritas Jorge Rachid y Daniel Gollán

Pero eso lo comentarán los analistas, y yo mismo, en otros posteos.

Lo fundamental no son los estilos, sin embargo.

Sino que el pueblo peronista de vez en cuando se enamora de sus líderes.

Es la herencia, y tal vez la nostalgia, de esa relación que los de ese tiempo tenían con Perón y Evita (Y hace 100 años pasaba eso con Yrigoyen…)

No ocurre con todos, por cierto.

Y a veces la historia termina mal (como sucedió con Carlos Menem).

Pero es un Hecho de la política, que la trasciende.

Lo que siento entonces es que en Sarandí se refirmó una relación de amor entre Cristina y sus seguidores.

Que son la decisiva mayoría del peronismo bonaerense.

Como se relacionará esto con el resto del peronismo -donde no hay otro liderazgo comparable-, con el resto de los argentinos, lo sabremos muy pronto.

El que viva algunos meses, lo verá.

La decisión de mezclar a todos los muchachos peronistas y no peronistas que son dirigentes importantes entre la “gente de a pie” merece un aplauso.

5 / UN GOLAZO.

Organizar el acto sólo con banderas argentinas (sin bombo, bandera y vincha) y cerrar con un estadio repleto cantando el himno nacional se suman a la serie de aciertos. Lo que CFK “tocó” (abrazos, besos, caricias) a todos los que brindaron testimonio, y viceversa, no tiene precio (porque no se puede comprar ni guionar) y vale, como imagen, mucho más de mil palabras.El salto de calidad en la comunicación de CFK no podría ser más oportuno.

Por Juan Santiago García
NAC&POP
20/06/2017

Comunicacionalmente, y más allá de la oratoria impecable de CFK, que hoy encontró el mejor tono para su mensaje, nunca en la historia política se llenó un estadio para que los protagonistas sean “la gente”, los votantes, o los “ciudadanos” a los que interpela este nuevo frente.

Un golazo.

Paralelamente, esos convocados al escenario son un muestrario de las muchas víctimas de este gobierno y sirven de testimonio y denuncia.

Un golpazo.

La decisión de mezclar a todos los muchachos peronistas y no peronistas que son dirigentes importantes entre la “gente de a pie” merece un aplauso.

Otro tanto sucede con lo acertado de poner un escenario pequeño, en el centro, y tan bajo y accesible que CFK pareció parada en los hombros de quienes fueron a oírla.

Organizar el acto sólo con banderas argentinas (sin bombo, bandera y vincha) y cerrar con un estadio repleto cantando el himno nacional se suman a la serie de aciertos.

Lo que CFK “tocó” (abrazos, besos, caricias) a todos los que brindaron testimonio, y viceversa, no tiene precio.

No se puede comprar ni guionar.

Vale, como imagen, mucho más de mil palabras.

El salto de calidad en la comunicación de CFK no podría ser más oportuno.

Hoy ´esa mujer´, que aun ni siquiera es candidata, fue transmitida en simultaneo por todos los canales.

Y dio una clase en vivo de política sin spots, ni teleprompter: parada en el medio de la cancha, contando los problemas reales, con personas reales.

Patea la política de lugar, hace un par de gambetas y con la puntita del taco la clava en el ángulo

6 / ESTA MUJER ES HISTÓRICA.

La mina hace subir y presenta uno a uno los rostros de la destrucción macrista, y cuenta sus historias, y los abraza, y los besa. Convierte un escenario apoteósico en una reunión en la cocina de tu casa, donde la jefa de la familia viene a pedir para que sigamos juntos, que no bajemos los brazos

Por Gustavo Vicentín
NAC&POP
20/06/2017

Todos esperaban un acto de alta tensión política, con consignas altisonantes, con rostros desafiantes y paradas heroicas en el atrio.

Una oratoria de evento magno, con rostros altivos de jefes políticos rodeando y aplaudiendo.

Banderas y estandartes ondeando, con la pompa y el fasto emocional de los símbolos de la gran política.

Nada de eso.

La mina hace subir y presenta uno a uno los rostros de la destrucción macrista, y cuenta sus historias, y los abraza, y los besa.

Convierte un escenario apoteósico en una reunión en la cocina de tu casa, donde la jefa de la familia viene a pedir para que sigamos juntos, que no bajemos los brazos

Viene a pedir por la organización y la unión.

Y se convierte en todos.

Nos muestra el dolor de todos.

Y pide por la esperanza…

Héctor “Gallego” Fernández, Lucrecia Cardoso y Eduardo Valdes con cumpas.

Patea la política de lugar,

Hace un par de gambetas

Y con la puntita del taco la clava en el ángulo

Convierte cualquier otra posibilidad discursiva en una cáscara vacía.

Esta mujer es histórica.

Me voy a tomar un vino.”

Una escena que dijo más de lo que mostró

7 / LA EPOPEYA DEL REGRESO

Apuntes sobre el acto de CFK en Sarandí: empatía, polarización, la apuesta ciudadana y los ejes de una campaña que empezó con viejos métodos y nuevos tonos.

Por Pablo Papini
ZOOM
21 junio, 2017

El acto que tuvo lugar la tarde de ayer en el estadio Julio Humberto Grondona fue el penúltimo de la obra que se propuso ejecutar CFK para las elecciones legislativas de este año, sea que finalmente decida candidatearse (99% que así será) o que designe algún delfín en su reemplazo.

Las líneas generales de su discurso no sorprendieron a nadie: polarización con el rumbo del gobierno de Mauricio Macri y necesidad de unificar todo (no sólo dirigentes) lo que no lo integre – omitiendo que bajo sus condiciones –.

El episodio final está transcurriendo a estas horas, mientras se cierra esta nota.

Se repite en todos los cuarteles y concluye –formalmente, siempre quedan secuelas – a medianoche del sábado próximo, cuando se oficialicen todas y cada una de las listas que competirán en agosto/octubre para renovar el Congreso.

Con la provincia de Buenos Aires capturando la mayor atención por el motivo obvio de que es la única urna nacionalizable y por la participación allí de Cristina, más nítida y decidida que en ningún otro lado, y en duelo directo contra el macrismo.

A la ex presidenta está por salirle redonda la maniobra que diseñó.

Lista única y sin PASO.

Acepta, pero sólo en ese marco, a Florencio Randazzo – todavía hay tiempo para tal acuerdo –, pero no a varios de sus actuales compañeros.

Haciendo a un lado opiniones al respecto, esta hoja de ruta se está cumpliendo a rajatabla, punto por punto.

Fue en este sentido, el de ponderar a una dirigente que concreta lo que se propone independientemente de lo que se piense sobre eso, que la elogió hace unos días el director de La Política On Line, Ignacio Fidanza.

Una rara avis, toda vez que el análisis político está en esta época contaminado por deseos que priman sobre realidades.

Si el ex ministro de Interior y Transporte insiste en su postura de liderar una alternativa postkirchnerista, la partitura cristinista será encerrarlo en el lado opuesto de la grieta, borrando los matices que plantea a través de la polarización.

De este modo, aspirarán a chuparle todo el voto peronista / kirchnerista que pueda quedarle para que lo que termine sucediendo sea una mayor fragmentación de la oferta ajena, y así aprovechar la posible decepción de al menos una parte del 51% de 2015, que no obstante eso no quieran volver a la década que para ellos fue perdida.

“Cristina ha querido eludir la horizontalización que le viene reclamando el PJ desde su egreso de Balcarce 50.

En especial, le escapó al debate por su conducción: sin someterse a auditoría, por la pura fuerza de las urnas, aspira a recapturarla desde afuera”

El Presidente cuenta con no-kirchnerismo/no-peronismo.

Quizá haya perdido algo de esto a manos de Sergio Massa, quien se paró inicialmente sobre kirchneristas descontentos, peronistas no-K y no-K/P pero tampoco anti; y que reforzó su perfil no-P a través de su alianza con Margarita Stolbizer.

Los peronistas massistas que huyan de esto, y que rechazan tanto a Macri como a su predecesora, tienen ahora una vía de canalización electoral de sus preferencias: Randazzo.

Cristina piensa que estas fragmentaciones pueden estirar la brecha bonaerense cortísima que separó a Daniel Scioli de su luego verdugo en balotaje (37 a 32), y que eso sobra para una legislativa.

Se habló de frepasismo para criticar la táctica de CFK de salirse del PJ bonaerense.

Escribimos deliberadamente táctica – la construcción de un sello como Unidad Ciudadana para gambetear trabas que el partido le ponía a su idea en el contexto de las primarias que ella misma creó – para distinguirlo de su estrategia –confrontación dura contra Macri–.

Como sea, es un exceso.

Lo dijo hace unos días el consultor Abel Fernández: el voto duro que en importante porcentaje todas las consultoras le reconocen a la ex presidenta se solapa con la geografía histórica de sufragio peronista.

Por otro lado, allí jugará el grueso de los intendentes que le quedan al justicialismo en la provincia, máxima institucionalidad de esa familia tras el sopapo electoral del año 2015.

Carlos “Chacho” Álvarez y compañía nunca habrían aceptado a un Fernando Espinoza o a un Martín Insaurralde en sus filas.

De hecho, no los admitieron.

Y fue por haber borrado del Frepaso la minoritaria territorialidad peronista que inicialmente los había acompañado que terminaron (como Macri, y por idénticas razones: necesidad de despliegue federal) en manos de la UCR, que cuenta con una parroquia en cada pueblo.

Y perdiendo la interna presidencial, lo que no es mero detalle.

El radicalismo ganó esa batalla caminando.

Hay similitudes, pues, con Unidad Ciudadana, sí.

Pero no más que eso.

“Si el ex ministro de Interior y Transporte insiste en su postura de liderar una alternativa postkirchnerista, la partitura cristinista será encerrarlo en el lado opuesto de la grieta, borrando los matices que plantea a través de la polarización”

Cristina ha querido eludir la horizontalización que le viene reclamando el PJ desde su egreso de Balcarce 50.

En especial, le escapó al debate por su conducción: sin someterse a auditoría, por la pura fuerza de las urnas, aspira a recapturarla desde afuera.

Como, en su momento, lo hicieron Antonio Cafiero sin caja y Néstor Kirchner desde las arcas del tesoro nacional.

Por eso, ojo con las comparaciones, tanto con unas como con otras.

Cuenta para ello con un año y medio de desgaste Ceocrático por la regresión socioeconómica.

Así, puso al peronismo en una encrucijada: ¿priorizarán su representatividad tradicional lastimada por Macri o los conflictos domésticos?

Lo segundo pesó en el turno final de la oriunda de Tolosa al compás del detenimiento de los progresos bienestaristas que se disparó con la llegada de la restricción externa.

Ahora ya no se trata de expectativas de mayor ascenso frustradas, sino lisa y llanamente de retroceso.

En Arsenal, Cristina le puso carne a su propósito.

Visibilizar a los agredidos por el macrismo es una jugada a dos bandas: contra el jefe de Estado, por la obvia razón de que es responsable de esas penurias; a sus compañeros que la adversan internamente, quiso decirles que ya no hay margen para esa clase de disensos, “mientras suceden todas estas calamidades”.

Audaz.

Sumó empatía al dejar de lado la postura de profesora estricta y recuperar la de madre reparadora.

Agregó dulzura en el decir, justo cuando le va a tocar pelearse con el encanto feed lot de María Eugenia Vidal.

A su modo, buscó recuperar diálogo con la gente.

Saltar la frontera de lo propio, “porque las facturas no vienen con escudo partidario”, ofreciendo el hombro reparador de su potencia electoral.

Por eso, y por ser la antagonista por excelencia de Macri, sólo su triunfo puede frenar el modelo que denunció.

No es su culpa que nadie haya aprovechado tanto desgaste de pesada herencia para construir algo que la reemplace.

Si no alcanzó con la campaña del miedo, ahí estuvieron los hechos en persona.

Y si eso no bastara, véanse los medios oficialistas machacando con que con un ANSeS así no se achicará el déficit fiscal, y que con el Derecho Laboral arruina la competitividad argentina.

Ergo, los veinte que hoy subieron al escenario pueden multiplicarse en 2019: mejor cortar ya.

Es a partir de esta diferencia que el kirchnerismo probará su resurgimiento con métodos que fallaron en un pasado en el que el cuadro de situación dio como para votar con otras valoraciones.

La pregunta, en definitiva, es si el drama del bolsillo alcanzará para la epopeya de un regreso.

PP/

“Me siento presente con los ideales de UNIDAD que nos convocan, con los ideales de LUCHA.”

8/ VIVA LA RESISTENCIA PERONISTA

Ingreso de Cristina al estadio de Arsenal. de un lado Oscar Parrilli, del otro Nico Rodriguez Saá y su carta del gobernador, el Compañero Alberto Rodríguez Saá.

“Viva la Resistencia Peronista, las luchas sociales, por la independencia económica y social. Viva el Pueblo Peronista y la Unidad de los militantes para mirar a un futuro lleno de Esperanza. ¡Viva el Frente de Unidad Ciudadana”.

Por Alberto Rodriguez Saa

SAN LUIS, 20 de junio de 2017

Alberto Rodríguez Saa en Alto Comedero, jujuy, durante su compartir la navidad con Milagro Sala

“Me resulta físicamente imposible estar presente en este acto de militancia.

Sin embargo me siento presente con los ideales de UNIDAD que nos convocan, con los ideales de LUCHA.

Contra lo más triste que le puede pasar a nuestra PATRIA, la desocupación, la pérdida de empleo, la exclusión y un endeudamiento externo incalificable.

VIVA la RESISTENCIA PERONISTA, las luchas sociales, por la independencia económica y social.

Viva el Pueblo Peronista y la UNIDAD de los militantes para mirar a un futuro lleno de ESPERANZA. VIVA el FRENTE DE UNIDAD CIUDADANA.

  • • Adhesión del Sr Gobernador Cro. Alberto RODRIGUEZ SAA

Los matrimonios, las familias, la gente común, los que estamos siempre enamorados y leales de Cristina.

9 / CRISTINA, ESA FLOR DE HEMBRA.


A mí me quedó clarísimo, y por eso se me humedecían los anteojos: Cristina, sola, ahí en el medio de tanta gente que le pide milagros como si ella fuera una especie de superpoderosa. Y nadie en el medio. Ya no está rodeada de traidores. Está rodeada de su pueblo.

Por María Preeloker
Sin miedo
20/06/2017

Toda la mística y el amor de siempre: las columnas de pibes, preciosos, caminando siete kilómetros desde Puente Pueyrredón, obedientes, con sus banderas enormes, celestes y blancas.

Los matrimonios, las familias, la gente común, los que estamos siempre enamorados y leales de Cristina.

El espectáculo de siempre: una cancha que revienta, miles y miles convocados, de manera orgánica e inorgánica.

Y el escenario en el medio, eso así de fuerte.

Y entró puntualmente ella, la única oradora, la figura política del siglo, la exdiputada, la exsenadora, la exprimera dama, la expresidenta por dos veces.

A un escenario que estaba en el medio.

Cristina sola, en el medio de un mar de gente.

Todos la vemos hermosa, radiante, carismática.

Con calzas, con un sueter.

Con ese pelo del que oí horas y horas criticar a Felman y a Jorge Asís, dos tilingos que discutían respecto de su tintura y de si ese largo era natural o implantado: la melena roja, desafiante como toda ella, brillando como el sol.

Cristina, ese fenómeno, esa flor de hembra, ahí.

A mí me quedó clarísimo, y por eso se me humedecían los anteojos: Cristina, sola, ahí en el medio de tanta gente que le pide milagros como si ella fuera una especie de superpoderosa.

Y nadie en el medio.

Ya no está rodeada de traidores.

Está rodeada de su pueblo.

Que va a ir hacia donde ella indique con el dedo, eh.

Porque sigue ostentando el liderazgo político de la Argentina.

¡Te amamos Cristina!

Ella habla y se para el país y todos, los propios, los ajenos, y los propios que se venden a los ajenos, todos miran a ver lo que hace.

Cristina sin partido político, anuncia: los partidos políticos no van más. La gente tiene muchos problemas, dice.

Eso dice.

La palabra PROBLEMAS.

La gente tiene la vida DESORGANIZADA.

Y nosotros, los animales políticos, que esperamos línea y picado fino, nos encontramos con esas palabras binarias, sencillas, rudimentarias.

Habla un ratito, agita una banderita, nos hace llorar durante media hora, y se va.

Y eso es todo.

Me quedo con el sentimiento de que, quizás, no me decepciona.

Digo todo el tiempo que no nos tenemos que gastar el único as de espadas que tenemos, en esta elección.

Me parece que Cristina nos está pariendo.

Y nosotros que no queremos saber nada.

Vamos a tener que hacer política, che, y vamos a tener que salir a pelear para ganarle el neoliberalismo.

Imaginate la de cosas que van a decir de ella si se llega a presentar.

Y no me vengan con ese cantito de mierda, no ya el vamos a volver (entiéndanlo, no vamos a volver, no hay un nosotros, ni a dónde volver, ese país que dejó Cristina no existe más), sino ese cantito falluto: si la tocan a Cristina, qué kilombo se va a armar.

Ya la acusaron de asesina, a su madre y a sus hijos de ladrones, a la cuñada de corrupta, casi rompen una casa en donde ella estaba cenando sin custodia ni varones ni nada, le embargaron el sueldo, entraron a la tumba del marido.

Y ningún gallito milenium que canta en las marchas hizo acto esa promesa.

O sea:

Cristina, hermosa from heaven (como el título de la canción de Dante Spinetta), está sola, en el medio de su pueblo.

Y no hay cerco ni red ni nada alrededor.

A laburar, muchachos.

MP/

10 / CRISTINA FUE LA PRINCIPAL ORADORA ANTE UNA MULTITUD.

APU
20/06/2017

Sus principales frases:

A) No vengo a contarles nada que no sepan.

Lo sufren en carne propia.

Todos tienen un conocido o lo sufren en carne propia.

El fantasma del desempleo, de la precarización laboral, de los bajos salarios, de las tarifas de servicios impagables.
B) Ayer nos desayunamos con la última.

Nos quieren dar 100 años más de deuda…

No gastemos las energías en insultos, no gastemos la energía en agravios…

Déjenlo para ellos.

Nosotros organicemos a nuestros compatriotas.
C) Yo he tenido todos los honores y todos los cargos gracias a ustedes.

Vengo ahora a sumarme a este espacio.

Vengo a poner la cabeza, el cuerpo y el corazón.

Vengo a sumarme a este espacio, porque esta tristeza que recorre a la sociedad me conmueve también; no me parece justo que estemos sufriendo, no me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así.

D) No nos confundamos ni hagamos el juego a los que intentan confundir hablando del pasado.

Claro que tenemos pasado, no nací de un repollo.

El problema que tenemos es que con ellos no tenemos futuro.
E) Lo que necesitamos es ponerle un límite a este Gobierno para que pare el ajuste.

Las próximas elecciones son parlamentarias.

Si la gente sigue recibiendo estas facturas de servicios, si los remedios siguen aumentando, ¿de qué 19 me están hablando?

Yo quiero que lleguen los argentinos al 2019.

De eso se trata.

¿Qué ganamos con la especulación?
F) Yo les decía que hemos tenido todos los cargos, todos los honores.

Y tengo que decirles de corazón que ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo.

Los años pasan para todos.

Me tocó ser madre, me tocó perder a mi compañero y ser viuda, y me tocó también ser abuela porque la vida tiene esas cosas.

Te da y te quita.

Muchas veces alguien parece fuerte.

Todos tenemos nuestros golpes, nuestros dolores, nuestras angustias.

Yo hoy quiero en base a ese afecto que nos une decirles que yo voy a estar siempre junto a ustedes, como lo dije el 9 de diciembre.

Ayudando, en este caso, a esta Unidad Ciudadana.

José “Pepe” Sbatella un patriota que fuera titular de la Unidad de Investigacion Financiera y Sra

G) La matemática es una sola en todo el mundo.

El problema que tenemos los argentinos es que los números no dan.

No dan los números en la economía y en los hogares

No están dando los números en las pequeñas empresas.

No le dan los números a los científicos y no pueden seguir investigando.

Por eso es importante y creo que esta Unidad Ciudadana tiene que representar las voces, los intereses, las necesidades… todos los problemas.

No vinimos acá a silbar.

Para destruir están ellos.

Nosotros vinimos a construir y a movilizar.
H) Yo quería que ustedes entendieran qué es esto de la Unidad Ciudadana.

Muchas veces, cuando una ha participado en partidos políticos toda la vida, la propia endogamia de los partidos lleva a los dirigentes a creerse más importantes que la sociedad.

Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo.

Son los que sufren, los que necesitan, los comerciantes que tienen que levantar la persiana todos los días, los empresarios que tienen que dar trabajo.

Esto es Unidad Ciudadana.

No hay que bajar los brazos, no hay que ponerse tristes, no hay que llorar.

Esto nos tiene que dar la fuerza para construir algo mejor de lo que construimos hasta ahora.