La planta que funciona en Mar del Plata elabora harina de trigo y tiene una capacidad de producción de más de 300 toneladas por día.

LOS 60 OBREROS RESISTEN EL CIERRE DE LA HARINERA ANDRÉS LAGOMARSINO

Los empleados de la harinera marplatense se manifestaron en la puerta de la planta, en avenida Luro y Chile, en rechazo del cierre del establecimiento anunciado la semana pasada y de una oferta indemnizatoria del 65%.

Infogremiales

Martes 13 de junio de 2017

 

Los empleados de la harinera marplatense se manifestaron en la puerta de la planta, en avenida Luro y Chile, en rechazo del cierre del establecimiento anunciado la semana pasada y de una oferta indemnizatoria del 65%.

 

La empresa de harinas y derivados Andrés Lagomarsino S.A e Hijos, que tiene una decena de plantas más en diversas localidades bonaerenses, anunció la última semana el inminente cierre de su establecimiento marplatense Molino Concepción y la suspensión por 75 días sin goce de sueldos de 62 trabajadores, aduciendo problemas económicos.

 

Desde que recibieron los telegramas con la suspensión el primer fin de semana de junio, los afectados se manifiestan en la puerta de la planta y el viernes último, junto al secretario general local de la Unión Obrera Molinera Argentina, Daniel Fernández, mantuvieron una reunión con las autoridades de la firma.

 

“Después varios días de movilización frente a la planta, nos reunimos con el dueño de la empresa, Andrés Lagomarsino, que se comprometió a acercar este martes una mejora a la propuesta de indemnizaciones del 65% en cuotas que se hizo inicialmente y que nosotros rechazamos por completo”, dijo Fernández a Télam.

 

“Por otro lado, la empresa ya dejó en claro que no van a retomar las operaciones, como nosotros pedimos, así que el panorama es complicado”, agregó el dirigente.

 

Luego de reclamar la intervención del gobierno, los trabajadores se reunieron con el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, en la sede marplatense de la CGT y el funcionario se comprometió a buscar una salida al conflicto, según relató Fernández.

 

Desde que comenzó el conflicto, circularon versiones sobre la posible venta de la planta, aunque los trabajadores suspendidos señalaron que “ninguna de ellas parece firme”.

 

“Escuchamos que hubo cerca de 20 empresas interesadas en la planta, incluso se habló de una firma brasileña que había hecho una oferta, pero por el momento no hay nada concreto”, dijo Fernández,

 

La planta que funciona en Mar del Plata elabora harina de trigo y tiene una capacidad de producción de más de 300 toneladas por día.

 

Además de la harinera de Mar del Plata, Andrés Lagomarsino S.A e Hijos posee otras ocho plantas, cinco molinos, dos establecimientos de acopio y dos fábricas, una de fideos y otra de rebozadores y panificados.

 

BREVE SEMBLANZA DE ANDRES LAGOMARSINO E HIJOS S.A.

 

La compañía fue fundada por el Sr. Andrés Lagomarsino, quien venido a la Argentina desde Génova, Italia, comenzó sus vínculos con la industria molinera en 1918. En 1941, luego de haber estado asociado a varias empresas molineras, alquiló el molino en Avellaneda (a las puertas de la ciudad de Buenos Aires), el que en ese momento tenía una capacidad de 90 toneladas métricas diarias. Lo compró en 1953. En ese entonces, el señor Andrés José Luis Lagomarsino, su primer hijo, entró a formar parte de la compañía, y más adelante su segundo hijo, el Dr. Marcos Lagomarsino, lo hizo en 1969.

 

La compañía fue conocida desde un principio por su pausado pero constante crecimiento, sus permanentes inversiones, su seriedad y prestigio en sus operaciones.

 

La planta de Avellaneda sufrió varias renovaciones, llegando en abril de 1996 a su producción actual de 550 toneladas métricas diarias. En 1986 la firma adquiere otra planta en Navarro (100 Km. de Buenos Aires), cuya capacidad de 220 toneladas diarias creció hasta las 360 actualmente. En 1990 se adquirió el Molino Carlos Casares (300 Km. de Buenos Aires) y en seis meses su capacidad original de 100 toneladas diarias llegó a las 140.

 

En Mayo de 1993 la empresa compró otra planta en Mar del Plata, con una producción diaria de 350 toneladas de harina y otros productos. En Julio de 1996 se toma posesión de un nuevo molino, Santa María en Isidro Casanova, en las puertas de la Ciudad de Buenos Aires, destinado fundamentalmente a la exportación . Con una capacidad de 330 Tons diarias de molienda completa la cadena de producción de harinas de más de 40.000 Tons mensuales de molienda, que convierten a la firma en la segunda empresa molinera del país.

 

Al mismo tiempo, y con el propósito de proveer a dichas plantas industriales con una calidad apropiada de granos, apuntando a un mercado de excelencia, se compraron y alquilaron una cadena importante de plantas de almacenaje para granos, con refrigeración adecuada para distintas calidades de trigo, los que ubicados estratégicamente en los centros de mayor producción, totalizan una capacidad de acopio de 170.000 toneladas.

 

En 1982 la compañía comenzó el desarrollo y venta para el mercado de consumo masivo, lanzando la línea CASERITA y HOGAREÑA, harinas para el consumo del hogar, logrando ambas un excelente nivel de penetración en los distintos supermercados y demás puntos de venta.

 

En 1987 se lanzó la línea de premezclas ARTESANA, con tecnología propia, destinada a la industria de panificados, en la cual cual Lagomarsino ya era un líder absoluto en la zona de Buenos Aires. La misma ofrece a los panaderos el poder desarrollar una amplia variedad de productos, satisfaciendo las necesidades de todo tipo de consumidores.

 

También se desarrolló la línea de mejoradores POTENTINO, como así también productos especiales como cremas instantáneas destinadas a panaderías, que actualmente está en expansión, como respuesta a la gran demanda en su distribución.

 

En Abril de 1991, expandiendo sus actividades con miras al mercado masivo, LAGOMARSINO adquirió Fideera del Sur, una compañía de pastas ubicada en Longchamps, (un suburbio de Buenos Aires), con una capacidad inicial mensual de 500 toneladas métricas de pasta laminada al huevo y distintas variedades, las que son comercializadas dentro de la misma línea de distribución.

 

En Septiembre de 1992 se lanza en toda el área de supermercados la línea de premezclas para cookies y bizcochuelos, con la misma marca Caserita utilizada para las harinas fraccionadas.

 

En Junio de 1993, LAGOMARSINO comenzó la distribución de la línea completa de productos alimenticios para RICH PRODUCTS CORP. de Estados Unidos, empresa de productos congelados, líder en los Estados Unidos, haciendo hincapié en una primera etapa, en la línea de cremas no lácteas para su utilización en repostería.

 

En Diciembre de 1994 se adquirió la planta de productos panificados EL ORDEN, ubicada en San Justo (muy cerca de la ciudad de Buenos Aires), con un predio edificado de 10.000 acres, donde se inició de inmediato la producción de rebozadores y panes rallados para consumo masivo que se comercializan con la marca Rayito de Sol, a través de los canales propios de distribución que continúa ampliando la empresa. Allí también se instalaron los depósitos refrigerados para las cremas no lácteas.

 

En abril de 1998 se inauguró en el mismo predio de la planta de San Justo una fábrica piloto de masa congelada, que con la marca CREMACHEL y maquinaria de origen italiano, está destinada a producir una línea de productos panificados y congelados a comercializarse a través de nuestras mismas cadenas.

 

La compañía factura anualmente U$S 120.000.000, siendo de crecimiento constante su participación en el mercado.

 

En el área institucional, la historia de LAGOMARSINO ha sido reconocida desde un principio, ocupando su fundador y los dueños actuales cargos de importancia a nivel nacional. El Dr. Marcos Lagomarsino ha ocupado durante 12 años la presidencia de la Federación Argentina de la Industria Molinera Argentina y es actualmente su Secretario.

 

Tratándose de una empresa familiar, LAGOMARSINO preserva, más allá de su dimensión, el contacto directo personal con sus clientes, orientando siempre sus productos hacia la mayor calidad. Esta característica es reconocida en todo el país.

 

Actualmente se están estudiando desarrollos de nuevos productos, relacionados siempre en alguna forma con la industria madre, con el fin de lograr mayores beneficios tanto del know-how como del aprovechamiento de los sistemas comerciales y de distribución.

 

SISTEMA COMERCIAL

 

La compañía ha desarrollado un sistema propio de marketing en todo el país. Dos Gerentes- División Industrial y de Consumo Masivo- comparten, acorde a las áreas comerciales, la responsabilidad de ventas a distintos clientes.

 

En el Distrito Federal de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, (40% de la población de Argentina), LAGOMARSINO ejerce un liderazgo total en sus líneas, a través de 60 vendedores en relación de dependencia con la empresa, con dos días semanales de contacto con las gerencias comerciales, supervisados y conducidos por personal propio.

 

También cuenta con gran cantidad de Distribuidores exclusivos -con sus propios vendedores- en distintos puntos de la República Argentina, a cargo de la comercialización de todos los 226 productos actualmente elaborados por LAGOMARSINO.

 

Además, cuenta con Distribuidores no exclusivos en zonas en donde no se puede acceder en forma directa, que respondiendo ante nuestra empresa, han sido seleccionados cuidadosamente para la comercialización de grupos de productos.

 

Actualmente los clientes atendidos en forma directa son:

 

8.000 panaderías y confiterías

11 Cadenas de supermercados con panaderías propias, en un total de 118 supermercados. (Esto incluye el servicio exclusivo de las compañías más importantes de nivel nacional e internacional)

400 Supermercados que comercializan productos masivos.

25 Panificadoras Industriales con distribución en todo el país.

30 Confiterías y compañías industriales elaboradoras de cookies

6 Fábricas de Tapas de Empanadas.

LAGOMARSINO elabora actualmente en sus ocho plantas industriales, 1870 toneladas métricas de cereal diarias (46.000 toneladas en 25 días por mes), lo que significa una producción de 34.500 Tons. de diferentes harinas y 11.500 Tons. de sub-productos destinados a la industria y a la exportación en forma mensual.

 

Las exportaciones se realizan sobre una base fluida a países cercanos y Africa y Asia, como así también el Caribe, y en forma reciente, y en un constante índice de crecimiento, a Brasil, donde la empresa se ha radicado con la firma FARISUR, de la que detenta la totalidad del capital. Las exportaciones con este destino se han desarrollado en forma exponencial, contando actualmente con 21 representaciones en diferentes estados, lo que ha transformado a LAGOMARSINO en uno de los principales exportadores de harinas a dicho país, con un potencial muy importante en el desarrollo del Mercosur.

 

En un constante y sólido crecimiento, LAGOMARSINO está participando activamente en la pujanza y desarrollo de la industria alimenticia argentina, generando mercados y creando eficientemente productos para las nuevas generaciones, fiel a sus principios de calidez y relación personal que han marcado a la empresa desde sus orígenes.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: