La oligarquía y el imperialismo coaligados, siempre encontraron aliados del campo popular, dispuestos a cruzar el charco, por intereses individuales.

CUANDO LAS APETENCIAS PERSONALES VAN EN CONTRA DEL BIEN COMUN

Por Jorge Rachid

Belgrano, Moreno, Saavedra, French y otros patriotas de 1810, no pensaban igual, ni comulgaban con los mismos caminos a recorrer, pero el objetivo de resolver la situación planteada en España con el Rey encarcelado por Napoleón, las colonias -como el Virreynato del Río de la Plata- deciden asumir su propio destino, como provincias españolas. En ese marco estratégico, algunos con ideas de Liberación, y otros de sumisión, optan –en común-por derrocar al Virrey.

CUANDO LO INDIVIDUAL SE ANTEPONE A  LO COLECTIVO

“Cuando el pueblo lucha por recuperar soberanía, las conductas individuales son funcionales al enemigo” (Jorge Rachid)

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

30/5/17

Belgrano, Moreno, Saavedra, French y otros patriotas de 1810, no pensaban igual, ni comulgaban con los mismos caminos a recorrer, pero el objetivo de resolver la situación planteada en España con el Rey encarcelado por Napoleón, las colonias como el Virreynato del Río de la Plata, deciden asumir su propio destino, como provincias españolas.

En ese marco estratégico, algunos con ideas de Liberación, otros de sumisión, optan -en común- por derrocar al Virrey.

Artigas junto a Ramirez y López, imponen a Buenos Aires, no sólo la necesidad de derrocar al Virrey D´Elío en Montevideo, sino que influyen en democratizar la política de los puertos, ocupando la plaza porteña después de Cepeda, luchando por un federalismo que comenzaba a exigir ese derecho.

La Constituyente de 1813 desoye ese llamado y comienza a desmembrar esa alianza, hasta derrotar los intentos integradores de la Banda Oriental, al resto de las provincias unidas.

Todo terminó mal, el centralismo dividió las fuerzas populares y Artigas exiliado, Ramírez muerto por López y Alvear y Sarratea festejando su alianza con los portugueses e ingleses, produjeron la entrega del futuro Uruguay.

No pasó mucho tiempo más cuando, nuevamente el enemigo operó el asesinato de Dorrego, intentando frenar la integración del resto del país.

Pero las fuerzas populares se nuclearon detrás de Rosas, recuperando un concepto de unidad nacional soberana.

Fue para los enemigos, la “primera dictadura”, que promovieron la traición de Urquiza, funcional a los portugueses y al centralismo porteño de Mitre.

Las disputas anteriores de Rivadavia con San Martín, colocan a la expedición Libertadora en las peores condiciones de lucha, abandonado el Libertador en su afán de construcción de la Patria Grande, por los dirigentes del colonialismo cooptados por el oro inglés.

Sin embargo al Libertador lo llamaron Traidor, a Facundo lo condenaron a “la barbarie” y así sucesivamente fueron construyendo la historia mitrista, sobre quienes se sometían o no a las demandas imperiales.

Personalistas y antipersonalistas en el Radicalismo, se enfrentaron ante la estatura de un Irigoyen, que aún en sus errores había provocado daño en la estructura oligárquica y agroexportadora de la época, siendo sometido al escarnio público y a la división de sus propias fuerzas, que terminan deslizándose a su pendiente actual, con el único respiro alfonsinista.

Una vez más las fuerzas de la reacción conservadora, cuando no les alcanzó con dividir al radicalismo, finalmente lo derrocó, sin pudor, inaugurando un período negro en la historia argentina.

Lo mismo que hicieron con Perón y el pueblo, lo enfrentaron desde el primer día de la irrupción de las masas populares en la escena pública del poder político.

 

 

Indigerible para la oligarquía y el imperialismo coaligados, como siempre, intentando someter a la Argentina a la división internacional del trabajo, que nos quiere condenar a ser un pueblo abastecedor de materias primas, con vacas gordas y peones flacos como cantaba Don Atahualpa.

 

 

Siempre encontraron aliados del campo popular, dispuestos a cruzar el charco, por intereses individuales.

Pero más allá de los tiempos históricos, el genocidio cívico militar pretendió cerrar definitivamente la posibilidad del “populismo”, como expresión del país, al cual siempre atribuyeron “el fracaso” del destino, que según la oligarquía terrateniente, siempre mentó como camino propio.

Por eso apoyaron las dictaduras, como hoy, por esa misma razón saludaron los más de 5 mil cortes de rutas de un supuesto Campo autodenominado La Patria, en su confrontación con el gobierno popular del peronismo.

Nunca dudaron, siempre avanzaron sin pudor, ni humanidad.

No fue entonces diferente desde el inicio mismo del segundo gobierno peronista, cuando Néstor Kirchner en el primero, había levantado el país del abismo de la disolución nacional y asumía Cristina Fernández

no dudaron un segundo, personajes de adentro, ni de afuera que comenzaron a atacar el gobierno popular, que enfrentaba el desafío de desmontar estructuralmente al neoliberalismo, que se había afianzado, desde la dictadura y los inicios de la democracia, las herramientas que condicionaban la soberanía nacional.

Hoy la vuelven a entregar, en un acto de despojo nacional, los mismos personajes.

El neoliberalismo con sus modernas y letales armas comunicacionales y financieras, nuevamente comienza a condicionar la país en su desarrollo económico con endeudamiento, en lo geoestratégico con alianza militar con EEUU, con Libre Comercio con la UE que destruye nuestra industria nacional, en lo político, persiguiendo, encarcelando, reprimiendo bajo el amparo de un Partido Judicial adepto al colonialismo y la sumisión, en lo social amputando derechos adquiridos y desmembrando los DDHH.

El enemigo del neoliberalismo es el peronismo, ya que nuevamente Patria o Colonia enfrentan su destino.

Por esa razón las conductas individuales, los egos, los protagonismos que impactan en los colectivos que puedan dar la pelea, adelgazando su masa crítica en el momento de la batalla, están desconociendo el clamor popular de derrotar a un gobierno que ha perdido legitimidad y adopta un comportamiento dictatorial en su manejo del poder.

El movimiento nacional y popular está articulando una respuesta única, masiva, comprometida de todos aquellos sectores dispuestos a enfrentar al gobierno, más allá de los cantos de sirena supuestamente “políticamente correctos”, de las PASO, ya que el enemigo prepara una única interna en esa convocatoria obligatoria, ya que el resto de las fuerzas concurre con lista única: la nuestra.

Los Patriotas de pie

Pretende operar sobre nosotros desde los medios, hasta las  operaciones de prensa.

Lo sabemos todos, que nadie se haga el distraído, ya que le pueblo está expectante de respuestas estratégicas, antes que de conductas individuales.

JR/